Booket
Esencia
banner oscurafascinacion
  • Lanzamiento: Septiembre 2013
  • Visitas en web: 1094
  • Bienvenidas a la Sala de Conferencias de RH

Autor/a

Dana Jordan

Información de la novela

  • Autor/a: Dana Jordan
  • Título: Oscura fascinación
  • Serie: Independiente
  • Orden Serie: -
  • Editorial: Vergara
  • Época: Actual
  • Principales: Lena y Sean
  • Secundarios: Alexander y Jocelyn

Compárteme

Sobre el autor/a

Mi nombre es Dana Jordan, podríamos decir que he nacido con Oscura fascinación, aunque ya formé parte en una antología con este seudónimo y he publicado otras novelas anteriormente como Ana R. Vivo, pero tal vez por eso me siento como recién bautizada.

Me apasiona leer desde muy joven y me encanta escribir, sobre todo, inventar historias que me trasladen a lugares que quizás nunca pueda visitar, donde consiga perderme por las calles y entre los secretos que esconden sus personajes, ya que disfruto muchísimo complicándoles la vida.

Ambientación y contexto

La historia transcurre en Nueva York, entre Manhattan, Brooklyn y Coney Island, donde acaba de instalarse el circo Babushka para terminar la temporada de verano.

Las noches estrelladas de Odessa, como llaman a la playa de Brooklyn, junto con el barrio ruso, son un constante escenario así como la feria y sus atracciones.

Todo eso en contraste con las céntricas calles de la ciudad, sus avenidas llenas de vistosos comercios y la gran mansión familiar de los Barrymore cerca de Battery Park.

Sus personajes principales

 
Lena Petrova
 
 
Sean Barrymore
 
oscurafascinacion el oscurafascinacion ella
Ella: Kim Delaney Él: Thomas Gibson

Hola, chicos, mi nombre es Lena Petrova, aunque todo el mundo me conoce como La mariposa del Babushka. Esa es mi vida: el circo, la troupe, las risas de los niños y los sueños de los mayores que soy capaz de percibir desde el trapecio cuando Rufus me deja danzar con mis sedas de colores. Porque esa es otra… siempre dando órdenes de lo que se puede y no se puede hacer, de cuando esto está bien y eso está mal. «Maldito jefe de pista».

—¿Eh? No, no murmuro nada en ruso, Rufus, ya te está fallando el oído.

Pues como os decía, soy una muchacha muy obediente, que nunca se mete en líos, a la que puedes confiarle tus mayores secretos porque ni muerta saldrán de mi boca, al menos si puedo tenerla cerrada. Pero, sobre todo, sé escuchar, soy buenísima escuchando los problemas, eso sí, quiero advertiros que no sé leer el futuro. Ni siquiera lo que habrá hoy para comer. Vaya y luego tengamos malentendidos. Y bueno, diplomática, muy diplomática, pero eso ya es sabido en toda la costa oeste del país.

¡Anda! Pero si acabo de ver a su señoría en el puesto de palomitas. Miradlo, miradlo, tan guapo y estirado como si le hubieran metido una escoba por el trasero. Es la cuarta vez que viene al circo, uhmmmm. Seguro que le encantan las palomitas, no hay otra explicación. ¡Lástima!, como le dé por venir a todas las sesiones, pronto no le cabrá su distinguida barriga en la elegante chaqueta. «Maldito fiscal del demonio».

—Que no, Rufus, que no estoy murmurando nada en ruso. ¡Qué manía! Mañana tenemos que ir a la ciudad a ver esos audífonos de los que te hablé.

♥♥♥♥♥

Buenos días, Mi nombre es Sean Barrymore, y como ya os ha contado la zíngara soy el actual fiscal del distrito de Chicago, Illinois. Reconozco que llevo mucho tiempo sin tomarme un respiro. Demasiadas presiones, muchos conflictos por resolver y un gran vacío personal. Pero para una vez que decido visitar a mi familia, buscando esa paz que no consigo encontrar, me topo de bruces con esa chiquilla metomentodo que no hace más que incordiar.

—Sí, sí, miradla… ahora finge que no me ha visto.

Con ese aire altivo de realeza rusa, caminando erguida y sin permitirse girar la cabeza para comprobar si todavía la estoy mirando, aunque se parta el cuello al alejarse tan digna como una reina. Claro, que peor sería que me sonriera con esos ojos felinos que hechizan nada más verlos.

Porque ella es una bruja, aunque lo niegue y murmure palabras incomprensibles en su idioma.

Ya se girará, ya…

Secundarios a destacar

Hola, soy Alexander, el segundo de los hermanos Barrymore, y por qué no decirlo, el más optimista, vividor y feliz de todos. Me gusta salir de fiesta, pasarlo bien, acostarme a las tantas y para qué negarlo, si hay mujeres en la juerga pues mucho mejor. ¡Ah! Se me olvidaba, también soy abogado, pero bueno, no os imaginéis que porque mi familia sea toda una institución de juristas os vais a encontrar con un trajeado letrado de oficina… ufff, Si os veis metidos en algún asunto turbio, entonces sí, yo soy vuestro hombre.

Hola, no sé qué decir… Mi nombre es Jocelyn, soy la menor de los Barrymore y bueno… La verdad… os puedo contar muy poco de mí. Soy abogada también, no podía ser de otra manera, adoro a mis hermanos y me encanta cuando nos reunimos todos en la gran mansión familiar. Eso hace que me sienta yo misma. Aunque cada vez nuestros encuentros sean más lejanos en el tiempo. Podría decir que Sean y Alex son mis pilares.

Anécdotas que contar

Hay una escena en la novela, que resulta ser un cameo con la novela que en ese momento estaba escribiendo la autora Chus Nevado y fue una experiencia muy divertida.

Expusimos una escena, la cual contábamos cada una desde un punto de vista diferente, con los mismos diálogos, el mismo entorno y secundarios pero con los pensamientos de nuestros protagonistas y nuestro narrador omnisciente, por lo que Lena y Sean entraban en su novela y sus personajes en la mía.

Pasamos muchos ratos divertidos cruzando distintas versiones de la escena y hablando por teléfono. A ver si adivináis cuál es…

Alicientes para su lectura

Oscura fascinación tiene de especial, principalmente, que he disfrutado mucho escribiéndola. No me refiero a cuando escribes algo y te sientes satisfecha, es mucho más. Oscura fascinación me hizo adentrarme en el desconocido mundo del circo, de los hombres y mujeres que forman esas variopintas familias que lo dan todo por los miembros que las forman.

Y en contraste con la alegría, la fascinación del circo y la ilusión que derraman sus habitantes cada día en sus funciones, podremos encontrar el terror que causa un psicópata vengativo, el dolor de la impotencia de un hombre poderoso que se encuentra sin armas para luchar contra quien atenta contra sus seres queridos.

Y sobre todo, esta novela tiene de especial que a pesar de que cada persona se marque un destino, este se puede truncar en un abrir y cerrar de ojos. Pero si es por amor, entonces todo vale.

Un pequeño aperitivo

—Veamos… —se concentró en las líneas que cruzaban sus manos y él se inclinó para no perder detalle—. Sus hijos serán muy felices cuando les traiga al circo —al menos así, aseguraba dos entradas más para la función del día siguiente—. Veo dos niños. ¡Vaya!, son dos niños iguales —añadió como si le sorprendiera.
Sean la miró muy serio.
La combinación de descarada sensualidad de aquella muchacha y la vestimenta estrafalaria que llevaba, trataban de confundirlo.
—¿Estás viendo en mis manos dos niños?
—Sí, claro —su majestuoso asentimiento le hizo pensar otra vez en la realeza rusa—. De momento, no veo ninguno más. Pero no se preocupe, todavía es un hombre joven.
—¿Y qué más ve? —fue una orden más que una petición.
—Esta noche recibirá a través de su padre una noticia sorprendente. La mejor noticia en muchos años y, tal vez, la más importante de su vida.
—¿Nada más? —alzó una ceja oscura y ella afirmó sin dejar de admirar su rostro inalterable.
—¿Le parece poco, señoría?  Espero que a partir de esta noche, suavice los engranajes de su ecuánime cerebro. Es un piropo —añadió precipitada.

Y, el booktráiler...

Comments (0)

Leave a comment

Please login to leave a comment.