Boletin
Esencia
banner poresaboca
  • Lanzamiento: Mayo 2013
  • Visitas en web: 1332
  • Bienvenidas a la Sala de Conferencias de RH

Autor/a

Mariel Ruggieri

Información de la novela

  • Autor/a: Mariel Ruggieri
  • Título: Por esa boca
  • Serie: Por esa boca
  • Orden Serie: 1
  • Editorial: Cute
  • Época: Actual
  • Principales: Verónica y Alexander
  • Secundarios: Violeta, Cecilia y Gaspar

Compárteme

Sobre el autor/a

¿Quién soy? Antes que nada una mujer muy feliz. Soy la mamá de Tomás que es un sol, y la esposa de Héctor, el hombre de mi vida. Soy una persona muy trabajadora, que tiene la suerte de hacer lo que le gusta, y que encima le paguen por ello.

Soy una lectora voraz, y una escritora en ciernes, cuyo único capital es tener una tenacidad a prueba de todo y muchas ideas girando en la cabeza. Eso es parte de lo que soy, parte de mi esencia. Lo demás está sujeto a cambios y en constante movimiento.

Ambientación y contexto

Por esa boca se desarrolla en la ciudad de Montevideo, Uruguay, pero podría hacerlo en cualquier parte del mundo, porque en lugar no es relevante en la historia. Es mi ciudad y la amo, pero además entendí que para empezar a escribir lo mejor es hacerlo tomando elementos que conoces bien, y por eso la elegí.

Los escenarios son todos urbanos: un parque de diversiones, la rambla costanera, una avenida principal, otra muy solitaria, el banco donde yo trabajo… Una parte de la historia se desarrolla en Punta del Este, Buenos Aires y Nueva York pero en su mayoría se sitúa en Montevideo. Es una historia contemporánea, y se desarrolla en un año de la vida de los protagonistas, de noviembre de 2011 al noviembre de 2012.

No pude resistir la tentación de dar a conocer sitios emblemáticos de mi país, y sentir cierto orgullo cuando ponía alguna foto en mi página y las lectoras de otros lugares buscaban información sobre el lugar y hablaban de él como algo que les resultaba muy familiar, muy cercano.

Sus personajes principales

 
Verónica Sandoval
 
 
Alexander Vanrell
 
poresaboca ella poresaboca el
Ella: Belinda Peregrín Él: William Levy

Vero: ¿Será normal sentirme así? Alex es el chico de mis fantasías más secretas. Carajo, que no es un chico, es un hombre, y no uno de esos tontos con los que suelo tratar, que prefieren mirar mi escote antes que mis ojos. Tengo que tener cuidado con él y con mis propios deseos. Porque tener ganas y estar lista no siempre van de la mano. Es que es tan guapo mi hombre lindo... Debe tener un clicker para contar a las chicas que se desmayan a su paso y otro para las que se hacen pis al verlo. Y no sólo es atractivo, es rico, es exitoso... ¿qué es lo que ve en mí, que soy una chica del montón? No lo sé. Lo único que sé es que cuando él se acerca se me nubla la vista, y el corazón se me sale por la boca. Cuando él me toca… ya no soy yo.

Alex: ¿Qué puedo decir de mí? Soy el muñeco de la muñeca. Ella hace de mí lo que quiere. Estoy perdido por esa mujer y no me lo puedo creer. Si es casi una niña… Si hasta hace un par de meses usaba uniforme de colegio... Mejor cambio de tema porque de solo imaginarla así... uf! La quiero, la deseo, tengo hambre de Verónica. Pero no solo la quiero en mi cama, la quiero en mi vida de todas las formas posibles. Maldita promesa la que le hice a la lunática de su abuela... ¿Que mantenga las manos alejadas de Vero? No podría hacerlo ni aunque me fuese la vida en ello. Aquí está, entre mis brazos, y quiere que la bese... Ya no puedo más, cierro los ojos e introduzco mi lengua en su boca...

Secundarios a destacar

Violeta, la abuela de Verónica. Adora a su nieta pero la considera una niña y no quiere que nadie la aleje de su lado. Es una mujer muy puritana y aspira a que su Vero se preserve virgen por mucho tiempo. Ay, si supiera... No seré yo quien se lo diga, por cierto.

Cecilia, la madre de Alex. Una suegra con todas las letras... Desea que él haga un buen matrimonio, y le pone por delante de los ojos a una pesadilla llamada Caroline, que habla hasta por los codos y viste siempre de dorado. Es un Oscar pero con más curvas y Alex no la soporta.

Gaspar Verdi, colega de Alex que envidia sus éxitos profesionales, y también desea a Verónica, y no tan secretamente... Cuidado, Alex. Yo no me fiaría de él.

Y también está Pockerface, el jefe de Vero. Un asqueroso pervertido... Me cae muy mal y ya sabrán por qué.

Anécdotas que contar

Esta novela es muy especial para mí y no solo por ser la primera. Es por la forma en que comenzó, siendo un experimento de blog inspirada en la increíble convocatoria de Cincuenta Sombras de Grey, y casi sin darme cuenta… ¡terminó convertida en una novela de casi 40 capítulos escritos en 40 días!

Y con gran repercusión aun meses antes de su lanzamiento. Todo eso fue gracias a las chicas que me dieron su apoyo escribiendo a editoriales, dando clicks en el blog para que suban los marcadores, brindándome ideas y su apoyo a prueba de todo. Nunca me cansaré de agradecerles el que hayan estado a mi lado y que se mantengan siempre así. Y también a la editorial Cute que me dio la oportunidad.

Un detalle: como creí que sería la única novela que escribiría, me di el gustazo de regalarme un papel muy secundario en ella. ¡Sí, un cameo! Aparezco en libro como Mariel, la del Banco. Sí, esa soy yo, la que se babea extasiada mientras le entrega su talonario de cheques al Arquitecto Vanrell. Fue una experiencia extraordinaria... Ojalá tuviera clientes así en el banco donde trabajo.

Alicientes para su lectura

Bueno, aunque no suene bien, les diré que si no lo hubiese escrito la compraría. Es que a mí me gustan las historias adictivas, que fluyen naturalmente y te atrapan sin que lo notes. Las que tienen su cuota de acción sexual, pero también tienen mucha tensión sexual que se mantiene a lo largo de toda la novela, e incluso se acrecienta luego de la consumación.

Esta no es una novela tímidamente sensual, es una novela francamente erótica. Nada de contratos, nada de límites infranqueables; en esta historia hay mucha piel, pero también una historia de amor detrás, de esas que todas aspiramos a vivir algún día.

Tiene por supuesto, un final feliz, y un epílogo sorprendente. Si bien no deja una puerta abierta para una segunda parte, les aviso que la hay por si alguna sufre síndrome de abstinencia de Alex y Vero.

Un pequeño aperitivo

—Estamos solos, Verónica —dijo Alex sonriendo seductor.
—Sí.
«Parezco una tonta... Me siento como si fuese la primera vez. Oh, si continúas sonriendo de lado me vas a matar, hombre lindo. Mi corazón se dispara, ¡qué ganas de tocarte!».
—Soy todo tuyo.
«Ohhh. Me adivina el pensamiento. Sabe lo que quiero hacerle, que quiero tocarlo, lamerlo... su cuerpo no tendrá límites para mí el día de hoy. Bendita huelga».
Verónica se acercó y le desabotonó la camisa. Él no le quitaba los ojos de encima, pero permanecía pasivo y se dejaba hacer. No obstante, ella notó cómo apretaba los puños y también los dientes. Podía sentir la tensión y el calor que emanaba de su cuerpo.
Ella giró a su alrededor y terminó de quitarle la camisa. Y mientras ella hacía eso, él tomó su rosario y se lo quitó.
«Perfecto... No quiere que su dios vea como follamos. Porque eso es lo que haremos, y ni el altísimo lo podrá impedir», pensó.
Su único dios era Alex, y por eso se puso de rodillas y tiró de sus pantalones... Él gimió. Era evidente que también lo excitaba cuando tomaba la iniciativa.
«Sin duda que desea a su Barbie Puta el día de hoy. Y la tendrá...», pensó mientras terminaba de desnudarlo.
Ahora Verónica lo tenía como quería: desnudo, con las piernas separadas y los brazos cruzados sobre el pecho. No parecía para nada cohibido.
«Este hombre no tiene vergüenza. Su... animal, como él lo llama, está totalmente rígido contra su vientre y parece a punto de explotar, pero su dueño parece sereno. Ya le quitaré yo esa tranquilidad, lo juro», se prometió, sonriéndole seductora.
Él bajó la vista y miró su pene. Le indicó con la mirada que la quería allí. Vero estaba tentada a obedecerlo pero se contuvo... ¿Es que era una sumisa? ¿Desde cuándo hacía lo que le decían? Hoy sería más Puta que Barbie. Hoy no sería una muñequita y haría lo que quisiera...

Y, el booktráiler...

Comments (1)

  • mariel

    mariel

    21 Julio 2013 at 02:50 |
    Muchas gracias, Anny. Quedó muy linda la presentación de Por esa boca. Y me encantaría que cuando salga Entrégate, la novela que editaré por Esencia de Grupo Planeta, también pueda contar con una presentación tan bella. Besos.
    Mariel

    reply

Leave a comment

Please login to leave a comment.