Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1565
al caer el amanecer

Al caer el amanecer

Ficha Técnica

  • Título: Al caer el amanecer
  • Autor/a: Christina Skye
  • Serie: Delamere 2
  • Reseña de: Shail

Puntuación

4.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

A Parris Sutherland le importan poco los cotilleos que giran a su alrededor después de que la dejaran plantada ante el altar. Está demasiado ocupada con un nuevo proyecto: disfrazarse de «lady Escrúpulos» para hacer justicia entre los mujeriegos que plagan la alta sociedad. Pero al mismo tiempo trata de resistirse al deseo que despierta en ella el hombre que la protegió en su niñez, Dominick Carlisle, que ha regresado de nuevo a casa después de ocho años.

Al nuevo Duque de Wakefield no le interesan demasiado las aristocráticas obligaciones que le han endosado. Preferiría desenmascarar a lady Escrúpulos, sobre todo si eso lo distrae de los sentimientos que le inspira Parris y que tanto tiempo lleva sofocando, y de los sueños que lo acosan desde una noche de bochorno que pasó con una joven misteriosa mucho tiempo atrás. Pero cuando Dominick descubre que todas las mujeres que ocupan su mente son una sola, Parris, jura enseñarle a esa picaruela una lección sobre seducción que la llevará justo hasta el altar.

Valoración personal

«Al caer el amanecer» es la continuación de «Al caer la noche» un libro también publicado por Valery  que cuando lo leí en su momento me gustó bastante. Así que cuando salió la continuación de la familia Delamere, lo más lógico era leerlo. Y así ha sido.

 

A Christina Skye la había conocido por sus novelas actuales, de las cuales Titania ya hace años había publicado algunas, pero era la primera referencia que tenía de esta autora en histórica, que si bien era bastante predecible a la hora de contar una historia tenía un buen argumento.

 

Al caer el amanecer es un  buen reflejo de los tópicos que tiene la literatura romántica basada en la época de la regencia.  No hay nada de malo es usar estos tópico porque están presentes en casi todas las novelas el problema es el uso que le damos pues estos elementos necesitan ir rodeados de un barniz de innovación o espontaneidad que hagan al libro y por ende a la novela buena, sino tendremos una historia que no aporte nada el lector porque lo ha leído cientos de veces antes.

 

Al parecer Christina Sky no considera este planteamiento necesario pues nada más comenzar a plantearse escribir este libro  estoy segura de que la autora hizo una lista con los elementos básicos que debería tener la trama romántica: una joven dama de alta cuna en este caso India Delamere, considerada como la más hermosa de la época lo que no siempre es bueno pues desde su más tierna infancia todos los hombres la han deseado (imprescindible que sea adorada o deseada por todo varón que use pantalones).  Criada en una familia peculiar por culpa de unos padres aventureros, no puede pertenecer obviamente a una familia normal, debemos darle un toque escandaloso a sus parientes, lo que también nos permite hacer de ella una criatura que  está acostumbrada a hacer lo que le da la gana. Entre sus curiosas actividades sabe disparar.

 

Es decir: joven hermosa, familia escandalosa, actitud alejada de los estándares de la nobleza. Una protagonista que no me ha gustado nada de nada.

 

Por otro lado tenemos a Devlin Carlisle,  un joven noble cuyos de padres que se casaron sin amor, fue una unión basada en intereses económicos lo que trajo consigo que su madre lo ignorara  toda su vida pues no sentía por él ningún instinto maternal. Par completar su desgracia su padre fue un vividor que lo perdió todo con las cartas. Jugamos con el problema monetario, con la necesidad que tiene Devlyn de recuperar no solo es prestigio de su familia sino también su riqueza.

 

Considerado un hombre muy guapo, en definitiva un gran partido es también un libertino reconocido pero bajo esa fachada se esconde un lord que  ha luchado por su país contra los franceses.

 

Nos encontramos con otro tópico: Los franceses/traidores que quieren vender un gran tesoro para continuar la guerra. Lo que nos lleva a que la trama se desarrolle según una mentira o un secreto que en este caso es que el protagonista no está muerto pero si desmemoriado, es decir,  ha perdido la memoria.

 

Para completar el juego contamos con una familia entrometida, véase, abuela de avanzada edad a la que su edad y título le permiten cree que puede hacer lo que le dé la gana; también se incluyen hermanos y amigos; y unos niños que aunque no son propios le dan el toque tierno a la historia.

 

Pero aquí no acaban los elementos habituales de la novela romántica porque también contamos con una joven con poderes sobrenaturales. Un intercambio de personalidades entre dos personas que se parecen mucho. Un pirata. Un viaje en globo. Un secuestro. Un asesinato de un buen amigo....

 

Desde que empezamos esta crítica no paramos de describir elementos habituales en el género romántico, los hemos visto más o menos desarrollados, unos presentes y otros no en diversos libros. El problema de esta novela no es ese sino que la autora no se ha parado a seleccionar un argumento y después desarrollarlo con coherencia, sino que ha pillado los grandes tópicos de este tipo de literatura, los ha metido la coctelera de su cabeza y después lo ha vertido en Al caer el amanecer.

 

No es un error tirar de los tópicos, pues por desgracia en literatura casi todo está inventado, pero al menos hacerlo con algo de gracia e dándole un toque peculiar, algo que no se logra en este libro ya que no hay ningún elemento de sorpresa, sabemos con leer una página lo que pasará en la siguiente. Quizá eso es lo peor que le puede pasar a un libro, que el lector no tenga necesidad de pasar la página, de continuar con el capítulo o de comenzar otro porque ya se imagina que es lo que viene a continuación.

 

Tampoco es cuestión de destrozar esta novela porque si somos sinceras  es un mal libro, los hay peores pero personalmente me ha decepcionado un tanto ya que el anterior, Al caer la noche si me gustó, e incluso lo he releído algunas partes, algo que no haré con éste.

 

Pero no todo son desgracias, si tengo que salvar algo sería al hermano de la protagonista, Ian, y a su amigo, Connor que le dan un toque emocionante a la novela. Es una pena que sus protagonistas no consigan esa empatía con el lector, el libro seguramente hubiera ganado muchos puntos.