Boletin
Esencia
Última modificación: Martes, 09 Abril 2013, Visitas en web: 1743
brumas silencio

Brumas de silencio

Ficha Técnica

  • Título: Brumas de silencio
  • Autor/a: Michelle Willingham
  • Serie: Clan MacKinloch 4
  • Reseña de: Shail

Puntuación

4.0/5 rating (4 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Su fuerza silenciosa llegó hasta el corazón de ella...

Después de sufrir torturas brutales durante muchos años, Callum MacKinloch logró, por fin, la libertad de sus captores. Sin embargo, su voz siguió prisionera. Él nunca había dejado que nadie oyera sus gritos de sufrimiento.

Aunque las cadenas de lady Marguerite de Montpierre eran invisibles, también era prisionera de los designios de su padre y, cuando descubrió que Callum estaba a punto de morir, sintió dolor y una inexplicable y poderosa atracción por aquel guerrero, aunque sabía que nunca podría haber un futuro para los dos. Sin embargo, ella era la única persona que tenía el poder de dominar toda la rabia que había en Callum…

Valoración personal

Me gustaron mucho los libros anteriores, que corresponden a sus hermanos, así que tenía altas expectativas sobre el romance de Callum, ya que era el hermano que más había sufrido. La historia en sí no está nada mal pero no es tan intensa como las anteriores porque como Callum no puede hablar, la trama se desarrolla en base a descripciones, pensamientos y demás. Hay poco diálogo y el que existe es entre la protagonista y algún secundario. Cuando su problema se soluciona, la historia gana en intensidad porque lo sentimientos fluyen a través de las palabras.

Callum es un joven guerrero escocés, sobrepasa por poco los veinte años, pero desde que era un niño ha sido prisionero de los ingleses que lo han maltratado sin piedad. Después de una terrible tortura, en la que se negó a gritar porque podía morir, dejó de hablar. Es un hombre fuerte a base de golpes. Es más su habilidad con el arco la consiguió porque cada vez que fallaba en la diana lo maltrataban. No ha tenido una vida fácil, pero cuando vuelve con los suyos, el regreso con sus hermanos tampoco es fácil porque Callum al ser incapaz de hablar no puede decirle a sus hermanos lo que siente o piensa, y eso lo aleja de ellos un poco.

Con respecto a Margaritte de Montpierre, es una joven dama hija de un noble francés. Su padre ha hecho buenos matrimonios de modo que espera reforzar los lazos en Britania casando a su hija pequeña con uno de sus nobles. Por desgracia el elegido no es una buena persona, y Margaritte termina siendo acogida por los MacKinlosh. Es una joven dulce, que se encuentra atrapada por el deseo de respetar a su padre y por el amor que siente por Callum.

Espera que ambos puedan unirse en un futuro pero resulta imposible. Creo que es un buen personajes aunque a veces es demasiado pasiva, en el sentido de que no le habla con sinceridad a su padre de sus sentimientos por Callum, lo que lo complica todo un poco. Pero aún así es comprensible su reticencia, quiere mucho a su progenitor y no lo quiere decepcionar.

La historia de amor es rápida, desde que Margaritte ayuda a Calum una noche con sus heridas entre ambos surge una atracción que va creciendo poco a poco. Para Calum, ella es la luz que representa algo mejor, es sentir que la tiene a su lado para darse cuenta de que merece la pena luchar por vivir. Para Margaritte, él lo es todo, es su primer amor, el hombre que la trata con cariño y que respeta sus decisiones aunque no esté de acuerdo con ellas.

La trama evoluciona bien, aunque como Callum no puede expresarse hay poco diálogo en gran parte del libro. Primero tenemos una gran lucha, un rescate, y después un nuevo pretendiente, lord Penrith, que será importante para entender el futuro de los dos amantes pues él mejor que nadie sabe lo que es no poder estar con la persona que amas. Hay muchos cambios de escenario pero eso no impide que la historia sea un poco aburrida, porque no pasa gran cosa, por lo que hemos comentado antes, al no hablar, no hay grandes diálogos entre los protagonistas.

Los secundarios no están mal. Tenemos a la bruja de la tía Beatrice que le da emoción a la historia pues desea controlar a la joven protagonista en su favor a costa de encerrarla si hace falta. Luego está en padre, Guy de Montpierre, que no es exactamente el malo –quiere mucho a su hija –pero tampoco es bueno del todo –le impone un matrimonio que no desea-. Además contamos con otros secundarios que son los hermanos de Callum. No tienen un papel muy destacado pero suponen un apoyo fundamental para el protagonista.

“Brumas de silencio” es un libro que no ha estado mal pero no me ha parecido tan entretenido como los anteriores de la serie, aunque al final de la novela mejora mucho.