Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1670, Visitas en foro: 98
casate conmigo

Cásate conmigo

Ficha Técnica

  • Título: Cásate conmigo
  • Autor/a: Mary Balogh
  • Serie: Los Huxtable 1
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

5.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

La nueva saga de Mary Balogh, la reina del escándalo y la seducción en la Regencia inglesa.

ELLIOTT WALLACE, el irresistible vizconde Lyngate, es el nuevo tutor de Stephen Huxtable, el joven duque de Merton. Entre los Huxtable, Elliott ve la posibilidad de medrar, y todo parece a punto para su matrimonio con Margaret, la hermana mayor de Stephen, cuando la hermana mediana, Vanessa, se propone por sorpresa como esposa para el vizconde. En la noche de bodas Elliott y Vanessa descubren sorprendidos que están hechos el uno para el otro; aunque al tiempo se va desvelando el secreto que une a Elliott con los Huxtable.

Valoración personal

«En fin […], me preguntaba si querría casarse conmigo»

Lo cierto es que esta frase no tendría por qué sorprender a nadie si de lo que hablamos es de una novela romántica; pero lo cierto es que sorprende, y mucho. Más que nada porque esta trillada frase es la que lanza como cual escopetazo nuestra dulce y simpática protagonista a un hombre que por poco y le da un telele…

Desde luego la palabra es digna de mención, tanto y más cuando fueron las traductoras de este libro precisamente quienes la usaron por primera vez (al menos que yo recuerde) en un libro que ya tradujeron de Kleypas… años ha… Y es que, nuestro férreo e inconmovible prota-gonista, se queda poco más que patitieso ante semejante descaro por parte de nuestra querida Vanessa.

El libro «Cásate conmigo» es el mejor libro hasta la fecha que me he leído de esta autora pero espero que no sea el mejor que me lea de ella, quiero que me vuelva a emocionar de la misma forma que ha hecho con éste y solo espero que esta humilde crítica esté a la altura del maravilloso libro que he tenido el placer de leer… porque Balogh, es Balogh. Y sólo ella transmite emociones tan encubiertas que a la gran mayoría de las autoras les sería difícil lograr.

Aunque este libro solo sea el primero de una serie de cinco, estoy segura que va a ser más que interesante descubrir uno a uno a los integrantes de esta peculiar familiar que son los Huxtable. Desde luego, va a ser algo más que interesante ver el desarrollo del personaje de Constantine, Con para los familiares y amigos, un hombre que no posee el título que debió pertenecerle por haber nacido dos días antes de lo legal permitido…

Así mismo me encanta la descripción que Balogh hace de Margaret, la hermana mayor. La mujer dispuesta a sacrificarlo todo, incluido el último resquicio de una vana esperanza, si con ello consigue ofrecer a sus hermanos una vida plena y feliz; pero sobre todo, me chifla el personaje de Vanessa, o Nessa, nuestra protagonista, que es capaz de llevar a cabo un plan que cree condenado al fracaso si con ello consigue aferrar a su hermana a ese último hilo de felicidad que puede enhebrar en la aguja con la que cose la vida. No obstante si pensáis que Nessa es otra beldad inglesa, estáis equivocadas, estimadas amigas.

Vanessa es una joven poco agraciada según la describe su autora, pero lo que pierde de hermosura los suple con un carácter admirablemente enérgico y capaz de hacer sentir felices a quienes se le acercan. Y, si hay algo en esta vida difícil de lograr es hacer que los que están a tu alrededor sonrían cuando no están de ánimo para ello. Vanessa es de esas personas que resuman felicidad por todos sus poros y lograr transmitirla.

Pero continuemos con esta reseña.

He reído y he llorado. La imagen de nuestra protagonista delante de Lyngate ofreciéndose y explicando lo feliz que hizo a su difunto marido cuando ella le propuso que se casaran pese a que Hedley se estaba muriendo, me ha sobrecogido; aunque no impresionado, Balogh es memorable describiendo este tipo de escenas. Es profunda en sentimientos pero ligera a la vez y éstas hacen de ella una inmejorable apuesta y que esperes con ansias su siguiente libro.

Unos libros maravillosos no exentos de sensua-lidad pero, sobre todo, rico en intensas emocio-nes.
Me sobrecoge la complejidad de Elliot. Un hombre que si bien no se ha casado por amor (llega a decir que «Iba a ser un matrimonio acordado en el infierno»), sí va desarrollando una serie de sentimientos hacia Vanessa que van a explosionar en una escena de celos contenidos digna y merecedora de un premio. Si hay una escena que debe llevarse un premio en una novela romántica, sin lugar a dudas es ésta.

Cómo me gustan este tipo de hombres, ¡por Dios! ¿A vosotras no? Hombres que sufren en silencio, contenidos hasta la desesperación, hombres capaces de permanecer impertérritos mientras se ahogan en el dolor y la consternación al tiempo que piensan que están perdiendo a la mujer que tienen por compañera. ¡Magníficos, sublimes!

La novela está plagada de diálogos tiernos, inteligentes y ágiles (como la conversación que 
Vanessa mantiene con su hermana Margaret tras la petición de mano de lord Allingham); de escenas emotivas que hacen que el dolor que están sintiendo los protagonistas parezca que lo sufres tú en tu propia piel; de cariñosos y emotivos pasajes cuando se recuerda a un niño grande que falleció porque simplemente su destino no era llegar a la vida adulta.

Lo que nos lleva a Con. Un personaje al que se le acusa de ser un ladrón y un pervertido aunque por la manera en que reacciona, es obvio que no lo es y es por ello que llego a preguntarme cómo es que no se dan cuenta de todo ello los que le rodean.

Mirad que es difícil en un escrito destacar la ironía y el sarcasmo… sin embargo en Mary es una cualidad inherente que aquí ratifica. Lo que para mí es impensable lograr, ella lo teje de una forma ejemplar. Creo que nació con una pluma en la mano.

¡Dios, Balogh! ¿Cómo eres capaz de encerrar en tan solo trescientas cincuenta páginas todo esto? ¿Puede llegar a ser una novela tan completa y exquisita? Sus libros son de los que no te gustan que terminen, de los que si pudieras, los absorberías de tres en tres y aún así te faltarían páginas. No te aburres mientras lees una de sus novelas.

Por supuesto, ni que decir tiene, que estoy contando los días para tener en mis manos un ejemplar del siguiente título de esta serie…