Boletin
Esencia
Última modificación: Martes, 04 Noviembre 2014, Visitas en web: 1516
como desees

Como desees

Ficha Técnica

  • Título: Como desees
  • Autor/a: Gabi Stevens
  • Serie: Tiempo de transición 2
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

4.0/5 rating (5 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Nacida en una familia de magos, Reggie Scott se conforma con llevar una vida de humana normal y corriente. Sin embargo, esa vida tranquila se le acaba cuando la informan de que ha sido elegida para ser hada madrina. Eso le ocasiona más de un problema, pues tiene que aprender a utilizar unos poderes que no sabe controlar. Se enfrenta a una maldición, un complot para derrocar a los arcanae y, a la vez, a una madre demasiado optimista. Y todo en pocos días.
Jonathan Bastion es un hombre rico y poderoso que guarda un secreto peligroso. Desea con desesperación que los poderes de Reggie resuelvan su problema, pero no tiene ninguna influencia sobre ella que le pueda ayudar a conseguir su objetivo. Para colmo, lo último que espera es que la presencia de Reggie le afecte tanto como lo hace. Su honor, su honestidad y su fuerza pronto se abrirán paso en su corazón, de apariencia insondable.
Un peligro que proviene de las filas de los arcanae se cierne sobre ellos. Jonathan acabará por darse cuenta de que lo que en un principio era una estratagema para hacer que Reggie lo ayudara se ha convertido en una batalla por mantenerla a salvo… en sus brazos.

Valoración personal

Al final de «Cumpliré tus deseos» supimos que Kristin no era la única hada madrina que pasaría por el ciclo de renovación, sino que debía esperar a dos hadas más para que el poder de tres fuera efectivo y la transición se completara. Bueno, el panorama no era muy halagüeño pues el consejo arcanae había culpado a Kristin de todas las catástrofes producidas en las últimas semanas, negándose a aceptar que hubiera alguien que verdaderamente amenazara el mundo mágico. La huida de Kristin y Tennyson, y las incontables normas que habían roto con su relación, los había situado en el puesto número uno de la lista de buscados por el consejo. No sólo a ellos, sino también a las tres hadas madrinas por no haberlos entregado a las autoridades.

Así que podéis imaginar que con todos estos rumores en el aire, la visita del trío de hadas a su sobrina Reggie no iba a pasar desapercibida. Reggie pertenece a una familia de magos, aunque nunca ha sido capaz de hacer magia. Pero al cumplir los veintisiete años, sus poderes como hada madrina han despertado; ella es una de las tres elegidas. Cuando las tías se presentan en la pastelería que Reggie regenta para notificarle la buena nueva, la joven apenas puede creer que uno de sus mayores deseos se haya hecho realidad. Se está volviendo mágica como el resto de su familia. Pero la alegría pronto se empaña cuando recibe una nueva visita, la de su prefecto. Ni más ni menos, la mayor enemiga de su madre, Sophronia Petros. Teniendo a Sophronia como evaluadora está claro que jamás se convertirá en hada madrina.

La situación mejora por momentos, Sophronia amenaza con presentarse en cualquier momento para ver cómo van sus progresos en la magia e insiste en que le notifique cualquier contacto que pueda tener con las hadas madrinas. Y para poner el broche, aprovecha la fiesta de compromiso de su hermana Del para felicitar a su madre y zamparle la noticia sin previo aviso. Robándole todo el protagonismo a la novia y dejándola a ella en una precaria situación. Una felicitación cargada de «buenas intenciones». Sólo la aparición de Jonathan Bastion salva la noche de ser un completo desastre para Reggie. Jonathan es un fabricante de varitas que en los últimos años se había retirado de la vida social tras un sonado escándalo. La química entre ellos es inmediata. Mas Jonathan tiene cuestionables motivos para acercarse a Reggie...

Jonathan sintió un remordimiento de conciencia. Reggie no era como las demás mujeres a las que estaba acostumbrado. Había cierta inocencia en ella y una vulnerabilidad que no había visto nunca. Se estremeció. No importaba.

Con «Como desees» volvemos al mundo mágico que Gaby Stevens nos mostró en su primera novela. Un maravilloso mundo donde no sólo tienen cabida los personajes «perfectos» capaces de cosas sobrenaturales, como ocurre en otras novelas. En esta ocasión, la autora ha incluido varios personajes que por sus peculiaridades enseguida se hacen con el cariño del lector, hablo de Tommy, Joy y Alfred. Cada uno es diferente por sus motivos y las sonrisas y ternura que provocan son inevitables. Son seres mágicos en toda la expresión de la palabra, cuando leáis esta historia sabréis el porqué.

Un personaje que será decisivo durante la trama es Nate. Parece que esta autora siente cierta predilección por el mundo Disney, pues si en «Cumpliré tus deseos» se hacía referencia a Campanilla, además de visitar la parte mágica de Disneyland, la historia de este personaje hace clara alusión a la Bestia. Nate Citadel es un cliente asiduo de la pastelería de Reggie. Un misterioso cliente que acude todas las mañanas y siempre va vestido con la misma indumentaria (abrigo, bufanda y guantes). Con esta apariencia es razonable pensar que oculta algo, pero a pesar de su enigmático aspecto, es una persona afable que no duda en ayudar a Reggie cuando la situación lo requiere, llegando a convertirse en uno de sus mejores amigos.

Por otro lado está Jonathan, que cada vez se siente más culpable por tener que mantener ante Reggie la mentira que ha orquestado. Su intención era convertirse en alguien imprescindible para la joven y que ella en agradecimiento le ayudara con su problema. Pero cuanto más tiempo pasa con ella más profundos son sus sentimientos y mayor el desasosiego al pensar cómo reaccionaría ella al conocer su problema. Miedo, asco, compasión, cualquiera que fuera su reacción le destrozaría. Y aun así vive con la esperanza de que ella pueda ayudarle... a pesar de todo.

Nate conoce a Jonathan, y Jonathan sabe quién es Nate. Cada uno de ellos busca algo de Reggie. Situación que a ella le es totalmente ajena. Con todos los problemas que tiene encima como para estar pendiente de la peculiar forma de comportarse de sus amigos. Reggie encuentra en Nate un amigo leal en quien apoyarse y a quien confiarle sus dudas. Mientras que Jonathan es como un soplo de aire fresco en su mundo asfixiante; un hombre atractivo, inteligente y encantador que siempre acude a su rescate cuando se encuentra en apuros. Sería maravilloso rendirse a la atracción si no fuese por el lio en que anda metida.

¿En qué estaría pensando cuando aceptó una cita con él? Ya estaban pasando demasiadas cosas en su vida como para salir con alguien. De acuerdo. Iría esa noche y le diría que no podía verle hasta que la situación se calmara un poco. Sí, haría precisamente eso. Una solución simple.

Aunque no tan simple de llevar a cabo. El Consejo le ha impuesto como condición para convertirse en hada madrina que entregue la varita del hada fugitiva, Kristin. Eso significaría traicionar a quienes han confiado en ella, pero ¿y si le están mintiendo? Ella no cree que las hadas madrinas sean capaces de todo lo que se les acusa, pero tampoco conoce la existencia de ninguna amenaza hacia los arcanae. Quizás lo más fácil fuese seguir las directrices del consejo pero, por mucho que desee convertirse en hada, no dará ningún paso hasta saber toda la verdad. Y para ello necesitará toda la ayuda que Jonathan pueda prestarle. Aunque su cercanía física sea un peligro para la integridad de su corazón.

Realizar tal investigación se convertirá en una labor peliaguda teniendo que ocuparse de su pastelería, con Sophronia detrás cuestionando cada paso que da y Jonathan distrayéndola con su seductora personalidad y su atractivo físico. Curiosamente un personaje hasta ahora desconocido aparecerá en la vida social arcanae, Luc LaRoy, poniendo en cuestionamiento la protección hacia los terrenales y alentando la supremacía arcanae. ¿Qué pretende conseguir con sus afirmaciones? ¿Sembrar la discordia o algo mucho más relevante?

Siguiendo la línea argumental precedente, el Lagabóc y las reliquias de Merlin volverán a jugar un papel fundamental en la lucha para acabar con el maligno arcanae que pretende dominar el mundo. Con cada vez más acción y un final trepidante en el que se descubrirá la verdad en común sobre Jonathan y Nate, nuestra heroína tendrá que decidir si la apariencia es más importante que el amor. Sólo confiando en sus seres queridos, su familia y sus amigos, logrará escapar del yugo del consejo y ganarle una batalla al mal.

Era peor que un monstruo. Debería habérselo dicho. Debería haber confiado para ver si podía ver más allá de su horrorosa forma exterior y ayudar al hombre que había detrás. En lugar de eso, había utilizado a ese hombre para esconder al monstruo.