Boletin
Esencia
Última modificación: Lunes, 11 Junio 2012, Visitas en web: 1208, Visitas en foro: 361
como seducir a un duque

Cómo seducir a un duque

Ficha Técnica

  • Título: Cómo seducir a un duque
  • Autor/a: Kathryn Smith
  • Serie: Hermanas Royle
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

0.0/5 rating (0 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Tras la muerte de su tutor, las tres hermanas Royle se dirigen hacia Londres dispuestas a descubrir el enigma de sus progenitores y encontrar un esposo acorde con su linaje. Porque, a pesar de parecer sencillas campesinas, estas bellas jóvenes albergan un secreto que puede cambiar el futuro de Inglaterra. Con el inicio de la temporada social londinense, Mary, la mayor de las tres, emprende la conquista del apuesto vizconde lord Wetherly, en quien ha posado sus ojos desde su llegada a la capital.

Sin embargo, su juego de seducción no será fácil: el hermano del vizconde, conocido como el Duque Negro por su reputación con las mujeres, no permitirá que ningún Wetherly caiga en la trampa de una damisela cazafortunas, aunque ésta sea tan fascinante como Mary. Coqueteará con ella, le robará el corazón y luego lo romperá en mil pedazos para nunca más volverla a ver, a pesar de que, tal vez, después de conocerla, eso sea lo último que desee.

Valoración personal

Con «Cómo seducir a un duque» nos volvemos a encontrar con Kathryn Caskie, a quien conocimos de la mano de Titania por novelas como «Las reglas de la seducción» o «Dama de honor», una autora irregular, podría decirse, que con esta novela retoma su mejor forma proporcionándonos una historia divertida, amena, con situaciones muy cómicas y tiernas y un toque de misterio también.

Esta novela es la primera entrega de la Trilogía de las Hermanas Royle, cuya trama me ha recordado ligeramente a la Real Hermandad de los Bastardos, de Sabrina Jeffries. En esta serie la señora Caskie nos cuenta la historia de tres hermanas mellizas que buscan la verdad sobre sus orígenes, pues tras encontrar entre las pertenencias de su padre documentos que podrían acreditarlo, sospechan ser hijas biológicas del Príncipe de Gales, más conocido como «Prinny».

A través de las historias de sus tres protagonistas, iremos descubriendo la verdad sobre sus orígenes, a la vez que viviremos sus historias de amor. La primera en debutar será Mary Royle, quien incrédula acerca de demostrar quienes son sus verdaderos padres, decide poner toda la carne en el asador para encontrar un buen marido esa temporada.

Sus ojos se posan en Quinn Wetherly, quien parece que la corresponde, pero Rogan Wetherly no parece tener la opinión que su hermano sobre que hagan una buena pareja, así que hace todo lo posible y lo imposible porque la señorita Royle, por muy encantadora que pueda ser, no termine cazando a su hermano, aunque para ello tenga que ponerse a sí mismo como blanco.

La respuesta de ella no puede hacerse esperar: si él pretende ponerla en evidencia ante su hermano, se va a encontrar con unas cuantas sorpresas, lamentablemente estas intenciones se le vuelven en contra cuando inevitablemente su atención vuelve una y otra vez hacia él, a pesar de que Mary afirma estar enamorada de Quinn, pero cuando se trata de amor, ¿quién puede preveer lo impredecible?

Al más puro estilo comedia de enredos, la situación entre los dos protagonistas no puede ser más desternillante. Duelos dialécticos, conversaciones llenas de alta tensión, juegos de despiste en salones de baile; nuestros protagonistas se ven inmersos en una mascarada de la que una se pregunta cuándo van a salir y confesarse su amor el uno por el otro, cuestión que no os voy a desvelar cómo y dónde sucede por fin...

Dos protagonistas tercos y cabezotas, que no quieren dar su brazo a torcer, incluso cuando se encuentran frente al altar, conducidos a lo inevitable por unos personajes secundarios de lo más variopinto: Elizabeth y Anne, las otras dos hermanas, Lady Upperton, su dama de compañía, y lord Lotharian, lord Lilywhite y lord Gallantine, los tres miembros del Club de los Libertinos, un atajo de disparatados ancianos que fueron amigos del padre de las trillizas.

Con semejante plantel y su habilidad para las comedias románticas, Kathryn Caskie ha elaborado una historia de la que he disfrutado y espero seguir disfrutando en las siguientes entregas de esta saga porque no quiero perderme el desenlace de la historial real de las Hermanas Royle.