Booket
Esencia
Última modificación: Jueves, 21 Febrero 2019, Visitas en web: 147
Mirada

Detrás de tu mirada

Ficha Técnica

  • Título: Detrás de tu mirada
  • Autor/a: Adriana Rubens
  • Serie: Whitechapel 2
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

5.0/5 rating (1 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Lady Samantha Richmond es una dama poco común. No solo por su singular belleza sino por el interés que tiene en ejercer una profesión: ser periodista. Un empleo poco usual para una mujer a finales del siglo XIX y completamente descabellado para la hija de un duque.
Sabedor de que la joven no va a dejar que nadie la detenga en sus aspiraciones, su padre, Nathaniel Richmond, duque de Bellrose, decide contratar los servicios de la mejor empresa de seguridad de Londres para protegerla mientras trabaja.

Valoración personal

Qué ganas tenía de poder echarle el guante a «Detrás de tu mirada» de Andrea Rubens. Tras la lectura de la primera parte de esta serie, «Detrás de la máscara», quede prendada de un personaje cuya historia estaba deseando leer, Connor MacDunne, un protagonista procedente de los bajos fondos que me ha hecho suspirar con su romance con lady Samantha Richmond, una dama de armas tomar. Si en la anterior entrega descubrí a una autora que merecía la pena leer, con esta novela se han visto confirmadas mis expectativas haciéndome disfrutar de un romance encantador, con una ambientación fascinante y muchos personajes inolvidables.

Connor es un hombre que ha hecho muchas cosas en su vida de las que se avergüenza, cosas que jamás pensó que sería capaz de hacer y a las que se vio abocado por intentar sobrevivir en el implacable mundo de los bajos fondos. Sin el cariño o el respaldo de una familia, ha aprendido que el trabajo duro y un carácter resistente es lo único que puede ayudarte a labrarte un camino en la vida. Gracias a su red de contactos y al apoyo de los Richmond ha logrado crear una agencia de vigilancia, los Blueguards, que proporciona seguridad en las calles y colabora con Scotland Yard en la resolución de casos.

Pero su sagacidad será puesta a prueba cuando deba hacerse cargo de los dos casos más importantes de su carrera. El miedo empieza a invadir el East End cuando varias prostitutas aparecen asesinadas con los cuerpos mutilados. El criminal en serie, al que vienen a llamar Jack el Destripador, trae en jaque a la policía y Connor debe descubrir quien se oculta en las sombras de la noche. Asimismo, la preocupación por la seguridad de su hija lleva al duque de Bellrose a contratar sus servicios de protección. Aunque ninguno de los dos cuenta con la pericia de Samantha para poner a prueba la paciencia de Connor en todos los sentidos.

Como toda joven de buena cuna, lady Samantha ha sido educada para ser toda una dama. Además de su excelente educación, la posición social de su familia y su extraordinaria belleza la convierten en una candidata ideal para el matrimonio. Pero ella no desea sufrir el mismo destino que otras tantas jóvenes de la alta aristocrática y convertirse es un simple adorno colgado del brazo de su marido. Está cansada de que los hombres no miren más allá de su apariencia, sin reparar en su inteligencia, y sueña con convertirse en periodista y hacer algo verdaderamente relevante para la sociedad a través de sus artículos.

Aunque sabe que hacerse un hueco en un mundo de hombres no será nada fácil, Samantha pone un marcha un plan que convencerá a su padre de darle su bendición para trabajar en The Progress, el periódico que ha accedido a darle una oportunidad. El duque accede a su deseo de trabajar con la condición de que le acompañe un guardaespaldas. Lo que nadie sabe es que no se conforma con escribir desde una oficina y quiere estar al pie de la noticia. Lamentablemente sus planes de libertad darán al traste cuando se tope y otra vez con el imperturbable Connor, un hombre lleno de misterio que despierta en ella una pasión que jamás pensó que podría sentir.

Esperaba grandes cosas de esta novela, pero Adriana Rubens ha vuelto a sorprenderme y de qué manera. Connor es un personaje revelador, inolvidable, de esos cuya historia personal te oprime el pecho hasta límites insospechados por lo que le ha tocado vivir. Y sin embargo, a pesar de sus circunstancias vitales ha sabido forjar unos principios y moralidad propios de los que hace gala como si de un verdadero caballero se tratase. Sarcástico, astuto, protector, tierno; son algunas de las cualidades que logran que Samantha se enamore de él. No obstante, cree haber descubierto lo que el corazón de nuestro protagonista esconde tras su indescifrable mirada, pero los secretos guardados durante años son difíciles de desvelar.

Aunque nuestra protagonista no ceja en su empeño de demostrarle que es una mujer digna de él. Y no se amedranta cuando de una guerra dialéctica se trata. He adorado a Samantha. Su determinación para convertirse en escritora, su férrea voluntad de conseguir sus sueños a pesar de las conveniencias sociales despertó mi admiración. Desde luego, viendo lo que llega a hacer para eludir la vigilancia de Connor y cómo defiende sus ideales, la feminista en mi no pudo más que aplaudir su discurso y animarla a seguir adelante. Si nuestro héroe en algún momento duda de su inteligencia, o que sea algo más que una cara bonita, Samantha le demuestra que hay mucho más en ella de lo que se ve a simple vista.

Lamentablemente, en algo tienen razón los hombres. Y es que andar por la calle sin compañía cuando hay un asesino suelto no es la mejor muestra de sensatez. Siguiendo la estela de la entrega anterior, el misterio también ocupa buena parte de esta novela. Además la autora ha sabido jugar con los distintos elementos de la investigación para que todo apunte a una persona y desviar la atención del verdadero asesino. El supuesto culpable es alguien que enseguida se gana la compasión del lector, ciertamente todo encaja con los hechos, pero te niegas a creer que sea verdad. La identidad real de Jack el Destripador es algo que me sorprendió, se han hecho tantas cabalas a lo largo de la historia, que la versión de Adriana Rubens ciertamente podría ser factible. Después de todo, es una incógnita sobre la que se seguirá especulando.

En resumen, «Detrás de su mirada» es una historia que habla de secretos; secretos que se guardan en pos de los sueños, secretos que se ocultan para salvaguardar la vida o secretos que esconden una mente criminal. Un romance dulce y embriagador de dos personas que huyen de las etiquetas y que encuentran el uno en el otro el refugio para resistir a los embates de la sociedad. Con una narrativa ágil y envolvente, sin escatimar en recursos para deleitar al lector, esta obra es el claro ejemplo de las buenas historias que a las autoras románticas aún les queda por crear. Con la miel en los labios me quedé al leer el epilogo y descubrir quienes serán los próximos protagonistas de la serie. No se vosotras, pero yo no me pienso perder «Detrás de un beso».