Boletin
Esencia
Última modificación: Miércoles, 02 Abril 2014, Visitas en web: 1037
el amo del placer

El amo del placer

Ficha Técnica

  • Título: El amo del placer
  • Autor/a: Cherise Sinclair
  • Serie: Mountain Masters 1
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

4.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Cuando el novio de Rebecca le confiesa que es miembro de un club de intercambio y le propone viajar con él y sus colegas a una casa rural perdida en las montañas, a ella no le queda más remedio que acceder para intentar salvar su relación.

Sin embargo, Rebecca no tarda demasiado tiempo en darse cuenta de que los intercambios no son lo suyo, por lo que se ve en la obligación de buscar un nuevo alojamiento y poner en práctica todos los trucos que conoce para esquivar a los amigos de su novio hasta que termine aquel infernal fin de semana.

Finalmente Logan, el propietario del negocio, accede a ayudarla y acaba dejando que duerma en su propia cama. Logan es un Amo con mucha experiencia y se da cuenta desde el principio de que es posible que Rebecca no sea una swinger pero, sin duda, es una sumisa. Una sumisa a la que no le importaría nada entrenar.

Durante unos días desenfrenados, Logan la enseñará a perder sus inhibiciones y superar sus complejos, pero lo que no le dice es que puede llegar a perder también su corazón… ¿Serán capaces Rebecca y Logan de enfrentarse a todos sus fantasmas y dar una oportunidad al amor que está surgiendo entre ellos?

Valoración personal

Lo más difícil de reseñar una novela es siempre por dónde empezar a hacerlo. Muchas veces recurrimos a un trozo de texto, otras veces comenzando la misma con alguna interjección que resume extraordinariamente lo que nos ha parecido la novela… Pero, en este caso, dejadme que la empiece con algo que me encontré en el libro cuando me había terminado de leer la historia que nos narra Cherise Sinclair, la autora de «El amo del placer».

Cherise nos deja en la última página del libro unas anotaciones de su propio puño y letra y en ella nos dice lo siguiente:

En este libro se desarrolla una historia ficticia, no real y, como en casi todas las novelas románticas, la historia está comprimida y transcurre en un período de tiempo muy corto.

Dice más cosas pero si me he quedado precisamente con este principio es porque me ha hecho reflexionar sobre cómo muchas de quienes nos leemos este tipo de historias sacamos a veces conclusiones precipitadas y juzgamos por esas mismas conclusiones si una autora sabe de lo que habla o nos está tratando de vender la moto de mala manera. Quede aquí mi reflexión como mera anotación pues no se trata de abrir un debate.

Ahora mismo voy a la novela que es lo que realmente nos ocupa y me dejaré de divagaciones varias (si es que puedo) porque muchas veces me voy por los cerros.

Realmente me ha sorprendido el estilo fresco y directo de la autora. Ella no va con medias tintas y cuando tiene que decir algo… lo dice, ¡ya lo creo que lo dice! Sin miedos y sin cortapisas, sin complejos y sin trabas. Es una autora que, para ser lo primero que me leo de ella me ha gustado, me ha resultado ameno y me ha parecido de lo más excitante. Aquí a dónde la vemos, la buena de Cherise Sinclair sabe muy bien cómo caldear el ambiente y hacer que las páginas literalmente echen humo.

No os voy a mentir diciendo que es una obra de arte y que es de esos libros que pasarán a la posteridad como un Quijote o una de las obras de Shakespeare pero sí os diré que cumple con su cometido: entretener, abrir posibilidades en el ámbito sexual y nos ofrece un protagonista masculino con mucho aguante. Aguante en muchos sentidos pero sobre todo en el que interesa. Ya me entendéis.

Y es que Logan… es mucho Logan. Y el nombre se las trae porque cada vez que leía el nombre de Logan me imaginaba a Hugh Jackman con sus patillas y cuchillas saliendo de sus nudillos.

A lo que iba. Logan… es mucho Logan. Además de ser increíblemente perceptivo en lo que a ella se refiere. Nada más verla sabe que no encaja con el grupo de swingers con el que viaja. Él ha visto en ella lo que realmente es y no lo que ella cree que es. Él ha visto en ella a… una sumisa. Una sumisa hermosa, con sus curvas tipo Venus de Boticelli. Para que os hagáis una idea del concepto que cada hombre tiene de lo que puede parecerle hermoso en una mujer.

Hay muchos tíos que gustan de mujeres delgadas y sin curvas y otros que prefieren curvas de donde agarrarse. ¿Es por ello menos bello el cuerpo femenino?

Y esta pregunta me lleva a otra parte de la novela por la que me ha gustado mucho esta historia y que desemboca en una segunda.

Me ha parecido muy hermosa la forma en la que la autora da forma al personaje de Rebecca. Nuestra protagonista no es la típica prota hermosa, guapa y divina de la muerte que quita el hipo a todo macho viviente. Es una mujer rellenita, con cierto atractivo y que es incapaz de disfrutar del sexo con su pareja, al menos con la pareja que en un principio tiene y que a mi modo de ver no es sino un egoísta superficial y que va a lo suyo sin pensar en su compañera. Tanto es su egoísmo que no le preocupa qué siente ella y le propone ese encuentro swinger de fin de semana. Además me cayó gordo desde el principio porque ¿con qué derecho se atreve a afirmar que Becca es frígida porque no disfruta en su cama? ¿Se ha llegado a plantear que quizás sea él el no apto para hacerla gozar? ¿Y su solución es plantearle un intercambio de parejas? En serio, ¡le hubiese guanteado su estupendo rostro de hombre de negocios!

Es por ello que Logan me enamoró desde el primer momento pese a que pudiese parecer un machista según la propia Becca:

Pero, ¿qué hacer con el que decía que no debía ser machista? Ese no lo cumplía ni en broma.
Pero había cambiado lo que ella pensaba ahora al respecto; de hecho, tal muestra de fortaleza la excitaba. ¿Quería que la atara a una cama y le hiciera todas aquellas cosas que estaba experimentando? La sangre hirvió en sus venas reuniéndose en su vientre como si su cuerpo quisiera responder a la pregunta.

Y esta pequeña reflexión de Becca me llevó a otra por mi parte que me ha hecho plantearme la excitación que provocan en nosotras este tipo de lecturas.

¿Podría ser que, en nuestro subconsciente, aún llevemos la marca arraigada de la sumisión a la que las mujeres hemos estado sometidas durante siglos? Por norma general las mujeres siempre hemos estado supeditadas a los mandatos y caprichos del género masculino y es posible que en una parte muy recóndita de nuestro cerebro muchas de nosotras veamos la necesidad de volver a sentirnos bajo ese yugo. Somos mujeres independientes, ¡qué duda cabe! Somos mujeres con carreras, con una inteligencia más o menos avanzada y la cuestión es ¿por qué nos sentimos atraídas por cierto tipo de hombres? Machos alfa dominantes que en cierto modo acaban «sometiéndonos».

¡Ay que ver lo de sí que me han dado las apenas trescientas páginas de la novela! ¿Verdad?

Una última nota: Pese a que el personaje de Logan me encantaba llegó un momento en el que de HP no le bajé:

―Nuestro tiempo ha acabado. Lo he disfrutado, pero una relación entre nosotros no tiene futuro.

Hay que leer la novela para entender esto así que aquí os lo dejo. ¡Que la disfrutéis!