Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1092
el angel caido

El ángel caído

Ficha Técnica

  • Título: El ángel caído
  • Autor/a: Nalini Singh
  • Serie: Gremio de Cazadores 1
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

5.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

EN UN MUNDO poblado por arcángeles, ángeles, vampiros, cazadores y humanos, Elena es una cazadora nata: es más fuerte que un humano normal y tiene un sentido del olfato más desarrollado, lo que le posibilita seguir el rastro de un vampiro y capturarlo. Es la mejor en lo suyo, así que cuando el arcángel Rafael le asigne la misión de capturar a uno de los suyos, Elena deberá aceptar, a sabiendas que será una posible sentencia de muerte, pues sabrá mucho más de estos poderosos seres de lo que ningún otro cazador haya conocido jamás. Rafael se ve cada vez más intrigado por esta cazadora que osa cuestionar sus métodos. Ha vivido lo suficiente para saber que, cuando tiene entre manos a alguien que le fascina, no  debe soltarlo…

Valoración personal

—¿Y después? —La voz de Dmitri estaba cargada de expectación sensual—. ¿Puedo tenerla después de la caza? Esa mujer… me atrae.
—No. Después de la caza, será mía.

 

Ahí la ha dado…

 

Después de haber cumplido su misión de cazar a un arcángel, Elena sería suya… Quisiera ella o no, fuese ella consciente o no de la atracción que Rafael sentía por ella.

 

Lo cierto es que esta novela, primera de la serie «Gremio de Cazadores» me ha impactado una barbaridad. La imagen que su autora da del mundo angelical es totalmente innovadora y nada que ver con lo que hasta ahora «pensábamos» que eran esos seres alados.

 

Olvidaos de las alas blancas, olvidaos de la bondad, olvidaos de todos y cada uno de los arquetipos que nos han hecho tragar durante años y años. Los ángeles/arcángeles que nos ofrece Singh son seres muy parecidos en el fondo a los humanos. Tienen necesidades físicas, sí señoras, ellos poseen un apetito sexual mucho más acuciado que cualquier humano con problemas de ninfomanía. Son seres vengativos, son seres que pueden caer en la crueldad y son seres que pueden pasar al lado oscuro mucho más fácilmente de lo que pudiésemos imaginar.

 

Los seres alados de Nalini han aterrizado en la tierra, viven entre nosotros, caminan por el mundo (o lo sobrevuelan) siendo los humanos conscientes de que están ahí y, Rafael, no es una excepción.

 

Rafael es el arcángel encargado de localizar y detener a Uram, un arcángel que ha caído en la sed de sangre, en la crueldad más extrema que un humano puede tener la capacidad siquiera de discernir e imaginar. Uram es la crueldad personificada pero aún no ha cometido el peor pecado que puede cometer un arcángel… Matar a un ángel.

 

Aún no ha matado a uno de su especie pero las carnicerías que va dejando atrás son difíciles de olvidar y ahora tiene en su punto de mira a la arcángel que una vez fue su amante. Rafael no puede permitir que eso suceda y para ello recurre a una cazadora, una mujer que no es tan fácil de doblegar.

 

Si hay una cosa que me ha gustado, y mucho, de esta novela ha sido sin duda alguna el carácter con el que Nalini inviste a su protagonista. Elena es fuerte, tiene una mente clara y analítica pero sobre todo no se deja avasallar por nadie, ni siquiera por un arcángel que tiene en sus manos no solo su vida sino la de toda la humanidad.

 

Las escenas que ambos comparten están cargadas de sensualidad, de energía cósmica y entre los dos hacen no solo que se generen chispas… se genera todo un cortocircuito.

 

Hay escenas de la novela para todos los gustos, para deleitarse con ellas y para terminar con un amargo y agrio sabor en la boca… pero una de las que más me han impactado es la de un disparo con una pistola de munición especial cuyos resultados fueron poco menos que increíbles. Obviamente no desvelaré mucho más pues sería restarle intensidad a dicha escena para quienes no se han leído aún la novela; no obstante, creo que las que sí lo han hecho, es decir leerla, saben a qué escena me refiero. ¿La recordáis? A medida que avanzaba en la misma me iba diciendo… «Esto no puede terminar bien».

 

Pero si hay algo que he descubierto que sabe hacer Singh es resolver lo que parece que no va a ser posible ser resuelto. Esta mujer tiene una capacidad increíblemente avispada para salir de atolladeros argumentales con una nota que supera el sobresaliente.

 

La novela me ha parecido original en grado sumo. Su autora nos ha presentado unos protagonistas innovadores, enigmáticos, con fuerte personalidad pero no por ello «perfectos» y creo que ahí reside el éxito de su labor como escritora. No cae en tópicos y sin embargo echa por tierra muchas barreras y tabúes con respecto a esos seres a los que imaginamos perfectos y buenos por naturaleza: los ángeles.

 

Y para que veáis de primera mano lo que comento… aquí os dejo una de las frases que más me «impactaron» por poner de manifiesto la naturaleza atípica de estos ángeles:

 

—Si tú te entregas a otro amante, Elena —volvió a hundirse en ella, haciéndola jadear—, lo que le haré a ese hombre será un pesadilla que quedará grabada en los anales de la humanidad.

 

Ufff, ¡impresiona! ¡No digáis que no…!

 

Por ello, si queréis probar algo nuevo y excitante no lo dudéis, «El ángel caído»… ¡es tu novela!