Boletin
Esencia
Última modificación: Lunes, 09 Marzo 2015, Visitas en web: 2459
comino largo

El camino más largo

Ficha Técnica

  • Título: El camino más largo
  • Autor/a: Diana Palmer
  • Serie: Hombres de Wyoming 1
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

4.5/5 rating (2 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Vaquero por los cuatro costados, el ranchero Mallory Kirk sabía lo que significaba trabajar de sol a sol. Pero ¿lo sabía su nueva empleada? Tenía dudas de que Morie Brannt pudiese estar a la altura, a pesar de que la joven pareciese tener mucho espíritu.
Mientras discutían sobre el día a día del rancho y sobre un pasado que amenazaba las esperanzas del futuro, empezaron a saltar chispas y Mallory no pudo evitar ver a Morie con otros ojos. Pero ¿estaba aquel rudo hombre de Wyoming preparado para enamorarse?

Valoración personal

Después de un tiempo sin leer a Diana Palmer, he escogido esta novela para reencontrarme con ella. «El camino más largo» es la primera entrega de la serie Hombres de Wyoming, en la que conoceremos las historias de los hermanos Kirk, además de otros personajes que les rodean. Mallory, Cane y Dalton son los dueños del Rancho Real, uno de los más prósperos de Wyoming. Cada uno tiene una historia personal que lo convierte en especial y, en vista de esta primera novela, tengo muchas ganas de que lleguen las siguientes.

Mallory Kirk es un hombre imponente. Grande, dominante y con un genio de mil demonios. Cualquiera pensaría que un hombre con estas características tendría una seguridad aplastante en sí mismo, pero no es así. Mallory se considera feo, físicamente no es demasiado agraciado, y desconfía de cualquier mujer que se le acerque. Su fortuna le ha hecho blanco de más de una cazafortunas, así que ha elegido relacionarse con mujeres que puedan estar a su mismo nivel y no busquen su dinero.

Por ello actualmente sale con Gelly Bruner, cuya familia dirige un pequeño rancho vecino. Una relación perfecta si ni fuese porque Kirk comienza a sentirse atraído por una de sus trabajadores, Morie, una chica más joven pero con el suficiente carácter como para no tener miedo a responderle. El fuego que ve en los ojos de la chica le incita, pero las contradicciones en su historia le hacen dudar de ella. Razón no le falta, y es que Morie es mucho más que quien dice ser...

Morena Brannt está viviendo su sueño, aunque para ello ha tenido que huir del amparo de su padre. Hija de King Brannt, dueño del mayor imperio ganadero de Texas, Morie ha sido criada para ser una dama como su madre Shelby y su padre no quiere ni oír hablar de que se manche las manos. Aunque ella no tiene miedo a trabajar duro. Por ello ha viajado hasta Wyoming y buscado trabajo en el rancho de los Kirk, donde por fin está aprendiendo lo que es ser una auténtica vaquera. Pero a pesar de su apariencia de chica pobre, sus modales y conocimientos delatan que su pasado esconde mucho más de lo que aparenta.

Su comportamiento intriga a Mallory, algo que no le hace ni pizca de gracia a su «novia», que ve peligrar sus ambiciosos planes. Sin embargo, Morie no está dispuesta a que nadie haga añicos su sueño y está dispuesta a hacerle frente a quien intente lograrlo. Ella sabe que Gelly no es trigo limpio, pero hacerle saber sus sospechas a Mallory podría dejar al descubierto su propia farsa. Una mentira que amenaza con borrar de un plumazo los sentimientos que han nacido entre los dos.

Debo decir que al sumergirme en esta historia tuve que prepararme mentalmente porque no sabía con qué tipo de protagonista me iba a encontrar. Las fans de Diana Palmer estamos acostumbradas a su tipo de hombre, con esos ramalazos de autoritarismo y posesividad que te hacen odiarlo, mientras que a su vez se muestra tan vulnerable e inseguro en ocasiones que te hace replantearte lo que has sentido hasta ese momento y querer perdonarle todo.

Mallory entra dentro de este patrón. La forma en que lleva el rancho, con mano firme pero flexible, le recuerda a su propio padre. E inevitablemente hace que Morie se sienta atraída por ese hombre difícil y por momentos exasperante, bajo cuya fachada se aprecia un buen corazón. Pero a pesar de la química entre ellos, Mallory parece decidido a pensar lo peor de ella.

Su recelo y desconfianza hacia las mujeres hace que empatices con él, pero su cabezonería y brusquedad con la joven son capaces de sacarte de quicio. Lo que me ha ocurrido en más de una ocasión. En contraposición, Morie es una mujer que, si bien carece de experiencia en determinados aspectos, no teme mostrar sus sentimientos y luchar por lo que cree es de justicia. En algunos momentos su vehemencia llega a rozar la altivez, sobre todo al enfrentarse con Gelly, que con sus malas mañas consigue sacar lo peor de su carácter.

Gran parte de la trama se centra en su enemistad, pues debido a su experiencia en los círculos sociales y su pasión por la moda, Morie detecta enseguida que Gelly es una aprovechada. Su aparente riqueza y buen estilo es sólo eso, apariencia. Lamentablemente, al querer advertir a Mallory de ello se topará con un muro de piedra literalmente. La cadena de malentendidos en la que Morie se verá envuelta destapará toda una red de engaños urdida para estafar a los hermanos Kirk.

Cómo Palmer consigue reunir a la pareja protagonista es algo que aún no me explico. Porque hacer recapacitar a Mallory parecía imposible. Y mira que lo intentan sus hermanos, que creen que Morie es una buena chica, pero ni caso. Hará falta una situación de peligro y que Morie arriesgue su vida por él para que se dé cuenta de que está enamorado de ella y que no confiar en su palabra ha sido el peor error que ha cometido jamás. Y es que a veces el corazón escoge «El camino más largo».

Las fans de Diana Palmer no deben perderse el inicio de los Hombres de Wyoming, pues si bien la relación entre Mallory y Morie llega a ser desconcertante, las diferentes tramas de intriga que plantea la autora le añaden emoción al romance y haces que te quedes enganchado con la lectura. Además conocer a Cane y Dalton bien merece la pena. Estoy deseando leer la próxima entrega, que será la historia de Cane, un veterano de guerra que perdió el brazo y aún no ha logrado superarlo. Promete ser una historia interesante. Mientras tanto, como aperitivo podéis conocer la historia de Cort, el hermano de Morena, en «Amor frágil».