Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 908, Visitas en foro: 523
el canalla

El canalla

Ficha Técnica

  • Título: El canalla
  • Autor/a: Suzanne Enoch
  • Serie: Lecciones de amor 1
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

5.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Tres bellas jóvenes deciden darle su merecido a tres de los más atrevidos seductores de Londres. Si ellos consiguieran girar las tornas de la situación, ¿quiénes recibirían verdaderas «Lecciones de amor»?

Hace tiempo, el famoso vizconde Dare conquistó a lady Georgiana Halley y le robó su inocencia para ganar una apuesta; ahora, ella ha decidido hacerle pagar su atrevimiento. El plan es muy sencillo: la joven utilizará todas sus armas de seducción para conquistar el corazón del aristócrata, y cuando lo consiga se lo partirá en mil pedazos.

Sin embargo, la ardiente mirada del vizconde hará que Georgiana caiga de nuevo en la tentación. La propuesta de matrimonio de Dare pilla a su amante por sorpresa. ¿Será una nueva treta o habrán encontrado al fin el amor verdadero?

Valoración personal

¡WoW! ¡Madre mía!

Sin remisión, así comencé a ver al protagonista de esta novela cuando Enoch comenzó a describirlo bajo las apreciaciones que de él tenía la protagonista de la historia.

Desde luego, Georgiana no es que fuera muy imparcial ¿cómo serlo? ¿cómo una mujer puede ser imparcial al intentar enfrentarse y darnos una imagen del hombre que le destruyó el corazón y sus posibilidades de contraer matrimonio?

Es imposible. Al menos esa es mi opinión.

Pues bien, os pondré en antecedentes. Allá por el año 2007 (creo) me leí una historia que hace muy poquito ha salido relanzada en bolsillo por Terciopelo. Su título “Una historia de escándalo”. Sus protagonistas Emma Grenville y Graydon Brakenridge. Pues bien, en esta historia te quedas con la mosca tras la oreja porque hay dos personajes secundarios que desde luego tienen un gancho que ni los boxeadores; directamente te dejan K.O.

Cuando supe que Esencia lanzaba al mercado la trilogía de Lecciones de amor casi pego un bote en la silla que estaba sentada. ¡Al fin! Al fin iba a poder saber qué leches pasaba con estos dos y he de decir que la historia, cuando tuve el placer de leerla no me permitió levantar el trasero del colchón. Lo terminé a las tantas de la noche y ni que decir tiene que quedé con ganas de más. Quedé con ganas de saber qué ocurriría con Evelyn y St. Aubyn… pero eso es otra historia.

Centrémonos en ésta que tiene mucha lana que esquilar, tela que cortar o plancha que alisar.

Desde luego una historia que parecía otra más; donde el canalla y malo de la historia, ese hombre jugador, mujeriego y con dotes para hacer llorar y sufrir a la protagonista, al final iba a convertirse en el bueno de la peli no parecía aportar gran cosa. Pero ¡caray! Conforme te adentras en los sentimientos de él vas descubriendo que no es todo tan simple. No es todo negro como lo ve la protagonista pero tampoco es blanco y puro.

Veréis. Hace unos años, nuestra querida Georgiana fue víctima de una apuesta, una apuesta que en nada fue tan inocente como todo el mundo creía si bien su reputación no quedó mancillada por sus actos. Obviamente, su corazón sí que sufrió el arrebato de la pasión que ella creyó fingida por parte de nuestro querido muchacho.

Por culpa de ello, Georgie no solo no se ha casado sino que pone en duda su buen juicio en lo que a los hombres respecta y huye de todo compromiso que se le pueda presentar.

Pero si hay algo en este mundo y que las autoras de romántica saben hacer es dar la vuelta a la trama como Arguiñano se la da a las tortillas.

Con un toque chispeante de humor y unos personajes cálidos y conmovedores, Enoch plantea una historia un tanto atípica y presenta un argumento de redención. La redención de un hombre ante los ojos de la mujer que lo significa todo para él. La única mujer a la que no ha podido olvidar, la mujer que le odia de forma abierta por algo que se le escapó de las manos y que no supo cómo solventar de la manera adecuada. Pero ahora tiene una nueva oportunidad y obviamente sería imbécil si la desaprovechara.

No solo necesita su dinero, aunque para qué nos vamos a engañar, le vendría de lujo. Dare la necesita a ella. Dare tiene a su cargo cuatro hermanos, dos tías encantadoras y un poco metiches pero no tiene lo que más anhela su corazón. Le falta Georgiana en su vida y de alguna manera tiene que hacerle comprender que ella también le necesita a él.

Las escenas de celos son de lo mejor del libro y desde luego los enredos amorosos de los que son víctimas todos los protagonistas te hacen soltar la carcajada en algún que otro momento. Aún parece estar impresa en mi mente la imagen en una habitación oscura, en un dormitorio que no es el suyo y la cual comparten con otra pareja inmersa en otros menenesteres.

«El canalla» da comienzo a una trilogía donde tres jóvenes damas elaborarán una lista imprescindible para aleccionar a tres hombres que no necesitan aprender dicha lección porque va implícita en sus genes, si bien éstos no son conscientes de ello…

Suzanne Enoch nos ofrece en «El canalla» una trama ágil, amena y divertida por momentos con unos personajes entrañables y unos secundarios de excepción. Una historia donde su autora hace mención en el libro que el capítulo trece ha sido obviado porque la mala suerte que ya persigue a esta pareja es más que suficiente para encima enfrentarse al número del mal fario. Una historia con toques entrañables como la posesión de una media que lleva guardada en una caja de madera por seis largos años o el detalle de queridos abanicos guardados en el fondo de un cajón.

«El canalla» es el inicio de una trilogía encantadora que pondrá una sonrisa en tus labios, alas en el corazón y lágrimas dulces en tus ojos. Al igual que en la anterior trilogía de esta autora conocida como «Con este anillo», en «Lecciones de amor» encontraremos también su sello distintivo, humor sutil, una trama amena y unos personajes encantadores. Los libros de Enoch están marcados con esta impronta tan característica e innata de su autora.