Novedades
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1175, Visitas en foro: 639
el diablo enamorado

El diablo enamorado

Ficha Técnica

  • Título: El diablo enamorado
  • Autor/a: Julia London
  • Serie: Libertinos de Regent Street 1
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

4.0/5 rating (2 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Abigail Carrington parte rumbo a Inglaterra para casarse con Michael Ingram, a quien ama desde su infancia. Sin embargo, el hombre que la espera ante el altar es un desconocido, que se apresura a casarse con ella y después la abandona. Sólo la pasión de sus besos le hace albergar la esperanza de que el suyo no ha sido un matrimonio de conveniencia.

Por su parte, Michael apenas guarda un vago recuerdo de aquella niña mimada, y se lamenta de haber aceptado casarse con ella para poder salvar su patrimonio familiar. Pero por más que se propone ignorarla, su belleza lo tienta y sus encantos lo envenenan. Michael se esfuerza por apartarse de ella, hasta que está a punto de perderla. Es entonces cuando decide recobrar su amor antes de que sea demasiado tarde...

Valoración personal

Siempre, de todos los subgéneros de novela romántica que existen, el que más me ha gustado ha sido el histórico. Si bien es cierto que estoy un tanto saturada de la época de la regencia y que mis historias favoritas tienden a ser lo que presentan algo novedoso, también puedo decir que cuando llega a mis manos una novela ambientada en el siglo XIX, en Inglaterra, si es buena… la devoro.

Puedo tirarme horas y horas sin levantar la cabeza del papel, que se me pasa la hora de la cena y que algunas veces me he puesto a echarle algo al estómago más allá de la medianoche porque esa historia, la que me estaba leyendo, no me ha permitido parar de leer.

No sé si recordaréis la película de Disney «La bella y la bestia» donde su protagonista Bella, según la cancioncilla de la gente del pueblo decía algo así como Cuando lee no se acuerda de comer, pues bien, ésa soy yo. Cuando leo no me acuerdo de comer… si la historia, desde luego, se merece el saltarse las comidas.

Esto mismo me ocurrió con la historia que ahora nos ocupa. Pese a que en un principio la historia de Abbey y Michael es una más de muchas, lo cierto es que estaríamos dejándonos muchas cosas en el tintero.

Empecemos con él: Michael Ingram. Un hombre agobiado por las deudas de un padre despilfarrador que no duda en vender su alma al mismísimo diablo (en este caso el padre de Abigail) con el único fin de poder sacar a flote la economía familiar. Un hombre que pese a no haber superado aún la juventud, carga sobre sus espaldas el estigma legado por su propio padre de despilfarrador y jugador que no tiene límites de pérdidas y cuyas deudas son ya algo más que agobiantes. Pues bien, este hombre, con tan solo diecinueve años, se embarca y pone su vida y su futuro en manos de un hombre que no va a jugar limpio con él.

Continuemos con ella: Abigail Carrington, más conocida como Abbey por sus allegados. Una chiquilla muy inquieta cuya única meta a sus cortos nueve años es convertirse en pirata. Una pirata que va a luchar con sus mejores armas por conseguir el amor del hombre que su padre le ha dicho que ha pedido su mano. Con nueve años la hace abandonar su barco y sus compañeros de juego para formarse y convertirse en lo que ese supuesto hombre quiere que se convierta: una auténtica dama.

Hasta aquí poco nuevo, ¿no? Sin embargo, haríamos un flaco favor a este libro si parásemos aquí porque lo cierto es que esta novela, una de las primeras de su autora, es más mucho más que lo que se ve a simple vista.

Es la lucha por recuperar el honor perdido de un hombre aunque para ello tenga que contraer matrimonio con una mujer a la que no ha visto en más de una década. Es la lucha por liberarse de un acuerdo sellado en un momento donde era eso o nada. Es la repugnancia que le produce a una mujer el descubrir de pronto que su padre le había mentido en todo y que superaba la pena que le causaba el saber que sus sueños no habían sido más que una fantasía ideada por su progenitor.

La trama de esta novela va aumentando en intensidad conforme se va desgranando y conociendo a los personajes que en ella intervienen. Abbey está desolada pero es encantadora y alegre. Michael (tras enfrentarse a un testamento de locos) va a ir transformándose ante nuestros propios ojos en un ser atractivo, maravilloso y alguien absolutamente fantástico. No quería sentirse atraído por ella, menos aún anhelar sus caricias. No quería abrazar su cuerpo desnudo y notar el tacto de su piel. No quería descubrir a qué sabía u olía. No quería depender de su compañía. No quería compadecerla. De hecho, no quería sentir nada por ella […] pero, la repentina ternura que lo sobresaltó era tan intensa como el deseo que le inspiraba…

¿Cómo no dejarse conquistar por semejante tipo de héroe? Un hombre que es capaz de hacer trampas jugando al billar con tal de retenerla a su lado unos meses en los cuales poder tocar el cielo. Pese a que el monstruo de Darfield que habitaba en él le partía el alma a la mujer que más amaba.
Tanto llega a aborrecer las cadenas que le ha impuesto el padre de ella desde la tumba, que se revela de la forma más voraz que un hombre puede hacerlo. Pero aún así es tan sumamente orgulloso que no quiere que ella incurra en lo mismo que él: «—Me da igual lo que pienses, Abbey, pero escúchame bien: si me pones los cuernos, te arrancaré del pecho ese corazón negro que tienes y se lo echaré a los perros.»

¿Cómo atacar ante esto? Sorprendiéndolo con un fuerte puñetazo que impactó en su boca. Esto nos da muestra del fuerte carácter de Abbey; y, que él esbozara una sonrisa de oreja a oreja tras haberle partido el labio, da muestras del de él.

Él trata a Abbey con desprecio, odio y siempre bajo sospecha con la intención de vengarse; ella es el contrapunto del personaje de él: una mujer sumamente ingenua y muy joven que busca la felicidad a pesar del intento de Michael de hacer de su vida una auténtica miseria. Cada vez que duda de ella, le parte el corazón, no quedan sino pedazos del mismo. Pero será de la dulzura de la que se valdrá nuestra protagonista para hacer que él caiga totalmente en sus redes. Pese a que lo llama con los apodos de Diablo de Darfield, monstruo de Darfield, marqués de la amargura, Lord Grosero o, mi favorita… LA PESTE NEGRA.

En fin, que no puedo sino recomendar este libro para su lectura. Si bien es un libro que en principio podría pasar por uno más del montón de novelas ambientadas en los grandes salones de baile el caso es, que esta novela tiene elementos diferentes que hacen de ella una lectura amena aunque, a veces, te entren ganas de matar a los protagonistas. A él por capullo y a ella por ser tan rematadamente buena y cariñosa. Sin embargo, todo queda en el olvido ante el sufrimiento al que es sometido nuestro querido lord Ingram también conocido como el Diablo de Darfield.

Espero que os guste tanto como me gustó a mí y que sus más de cuatrocientas páginas se os pasen tan rápido como me sucedió a mí.

«El diablo enamorado» es una historia fantástica llena de matices donde al final de un camino, por muy accidentado que sea siempre espera la luz.