Boletin
Esencia
Última modificación: Lunes, 11 Junio 2012, Visitas en web: 790, Visitas en foro: 345
el jardin de las rosas silvestres

El jardín de las rosas silvestres

Ficha Técnica

  • Título: El jardín de las rosas silvestres
  • Autor/a: Patricia Cabot
  • Serie: Rawlings 1
  • Reseña de: Mencía

Puntuación

0.0/5 rating (0 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Edward Rawlings no quiere ejercer de conde y asumir todas las obligaciones que el título comporta. La única manera de evitarlo es encontrando a su sobrino Jeremy que vive en escocia con su tía materna Pegeen desde que quedó huérfano.

Ella no quiere que Jeremy crezca rodeado de riqueza y sin amor, pero es consciente de que Edward le ofrecerá muchas más cosas de las que ella podrá permitirse jamás, por lo que deciden ir a vivir con él. Lord Rawlings está acostumbrado a conseguir a cualquier mujer, y enloquece con los profundos ojos verdes y la sensualidad de Pegeen. Pero ella lo aborrece, a él y a su clase.

No obstante, cuando llegan a la mansión el riesgo se hace evidente. Pegeen puede resistirse al dinero, al poder y a la posición social de Edward, pero un beso suyo y estará perdida...

Valoración personal

Con esta novela te vuelves a sumergir en aquellas obras de antaño en las que los dos protagonistas saben estar a la altura.

En todos sus encuentros y diálogos saltan chispas. Sus reacciones, sus pensamientos y sus miedos son atemporales.

Ella es una mujer en mayúsculas, cierto es, que a veces cae en contradicciones, pero en mi caso no supuso un obstáculo inquebrantable para poder disfrutar de su historia y preferí atribuirlo a cierta parte del carácter que muchas féminas poseemos, no solo iba a ser bella o inteligente.

 En cuanto a él, se nos presenta como un vividor malcriado pero en el fondo descubres a un hombre que apenas se atreve revelarse así mismo, que lleva buscando la mujer que le devuelva a la conciencia y a la vida. Sinceramente me encantó.

Hay libros que recordamos por uno sus protagonistas, o una escenita hot que nos hizo sudar o su trepidante intriga, pues bien, si algo me marcó de esta novela, y dudo que llegue a olvidarlo, son los soplamocos que atiza la protagonista. Soberbia la autora a la hora de soltar bofetadas, por un momento consiguió que fuera a mí a la que le escociera la cara, la que se quedara preguntando por qué, la que no supiera como reaccionar. Impresionante, interesante y original (que pasada)