Novedades
Esencia
Última modificación: Miércoles, 08 Mayo 2013, Visitas en web: 936
lago sueños

El lago de los sueños

Ficha Técnica

  • Título: El lago de los sueños
  • Autor/a: Lisa Kleypas
  • Serie: Puerto de Friday 3
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

4.0/5 rating (4 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Lisa Kleypas nos transporta de nuevo a los hermosos parajes de Friday Harbor, esta vez para contarnos la historia de Zoë, la dueña de una posada que lo tiene todo pero ha renunciado al amor. Aunque es una mujer atractiva y romántica, Zoë Hoffman ha sufrido tanto en el pasado que ya no quiere entregar su corazón a nadie. Y mucho menos a Alex Nolan.

Alex es el más atormentado de los hermanos Nolan. Bebe para mantener a raya a los demonios que lo acechan y no es que haya renunciado al amor, sino que directamente no cree en él. Zoë y Alex son como el agua y el aceite, como el hielo y el fuego, como el sol y la sombra. Pero a veces basta un tenue rayo de luz para ahuyentar la oscuridad.

El lago de los sueños tiene todas las cualidades que caracterizan las novelas de Lisa Kleypas: románticismo, intensidad, emotividad y magia.

Valoración personal

Inmediatamente Alex supo que estaba en un lío, en uno en el que nunca había estado. Le bastó con un vistazo a aquellos ojos azules. Lo dejaron KO, desarmado. El deseo y la alarma lo dejaron paralizado.

E, inmediatamente, y tras haber leído solo cinco páginas, supe que la novela me iba a encantar.

¡Y ya lo creo que lo hizo! Me la bebí a grandes sorbos como lo hago con mi jarra de café con leche por las mañanas, ese primer café caliente y endulzado con leche condensada pero que jamás empalaga.

¡Pedazo de novela! No sé si llegaréis a estar o no de acuerdo conmigo pero para mí, la mejor de Kleypas y mirad que me gustó una barbaridad la de «Sueño contigo». Ése Derek Craven me volvió loca, es de esos protagonistas que jamás olvidas. Pues bien, lo mismo ocurre con Alex Nolan.

Alex es de esos protagonistas que al principio no te dan buena espina y no me refiero a cuando abres las tapas de su historia sino cuando vas conociéndole en novelas anteriores de la serie. Le vimos por primera vez en «Una noche mágica», era el hermano que no quería hacerse cargo de los problemas que se avecinaron a los hermanos cuando se encontraron con una sobrina huérfana, el hombre que vivía de una forma despegada de los suyos y que su matrimonio no era creíble.

Pero en esta ocasión le conoces, ¡ya lo creo que le conoces! Conoces sus virtudes, sus valores, sus sentimientos de una forma que pocas veces encontramos en una novela romántica. Su personaje se va desarrollando de tal forma que no puedes evitar caer rendida ante sus pies pero no es el único protagonista masculino de esta historia.

El otro personaje, alguien quien no voy a revelar, o al menos eso espero a lo largo de esta reseña.

Ese otro personaje me puso la piel de gallina, el corazón en un puño y me dejó frases impresas en la memoria que espero no olvidar jamás. Frases verdaderamente emotivas y condenadamente buenas que puso en sus labios una de las autoras que siempre logran sorprenderme aunque sus historias no sean tan extensas como me gustarían. Sus libros siempre me saben a poco, siempre me quedo con ganas de más y «El lago de los sueños» no es la excepción.

Kleypas nos ha regalado párrafos tan hermosos como éste…

Te odio por todos los años que he tenido que vivir en tu ausencia. ¿Cómo puede doler tanto un corazón y seguir latiendo? ¿Cómo puedo sentirme tan mal y no morirme?

Evidentemente si lo lees sacado de contexto quizás no diga mucho pero cuando estás inmersa en la historia que te están contando, en las hermosas emociones que te están relatando; sentimientos descarnados, sentimientos a flor de piel, sentimientos enterrados entre páginas ajadas guardadas en un antiguo arcón… no tienen precio. Las atesoras y las guardas y querrías poder haber sido tú capaz de expresarlas cuando tuviste oportunidad. Oportunidad que perdiste, palabras que te guardaste y no dijiste.

Sin embargo, en esta historia sí hubo alguien valiente para dejarlas por escrito. Una mujer que perdió lo que más quería y tuvo que aprender a vivir con ello pese a que su alma se iba fragmentando en pedazos como se fragmenta un cristal cuando sobre él lanzas una pedrada.

Dos historias que se unen gracias a la maravillosa inventiva de una autora que siempre logra turbarme en los momentos más álgidos de su historia.

Desde luego una de las cosas que más me han gustado es el narrador de la historia, ese personaje tan importante y que es el alma de la historia y que no es precisamente Alex.

Con ambos, Lisa ha logrado arrancarme amargas lágrimas. Sí, ya sé que eso no es en mí muy complicado de lograr pero chicas, tenéis que leer la novela para comprenderlo. Ambos son hombres muy interesantes, más de lo que en un principio estaba dispuesta a admitir y ambos por diversos motivos. Uno por intentar rehacer una existencia que imagina ya no tiene ningún sentido, intentando alejar a la única mujer que ha logrado removerle las tripas y poner un poco de luz en su oscura existencia y el otro por ser la «encarnación» de las ocasiones perdidas porque no se puede tener menos suerte en esta vida que la que él tuvo.

Creo que este personaje, que intento que siga siendo anónimo, es el protagonista que más me ha removido los sentimientos y desde el mismo momento en el que apareció en escena.

Pero no puedo olvidarme de ellas: de las chicas de esta historia. Si una conseguía arrancarme la sonrisa la otra me hacía volver atrás en el tiempo, a un momento de mi vida en que tenía conmigo a una de las personas a quién más he querido en toda mi vida. Una mujer que solo le faltó darme la vida. ¡Cómo me la recordaba! Y conforme avanzaba la historia más dolían algunos recuerdos.

Ufff, me parece que os estoy largando una diatriba que imagino no os interesa mucho. Pero volviendo a la historia que nos ocupa…

¡Tenéis que leerla! Quizás no compartáis conmigo mis conclusiones… o quizás sí, eso imagino no llegaré a saberlo pero como despedida quisiera dejaros otra de las frases que más me conmovieron de esta historia…

Esta noche he encontrado todos tus recuerdos y los mantendré a buen recaudo para ti… están esperando dentro de mí como un latido del corazón y te los entregaré cuando llegue el momento.