Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1503, Visitas en foro: 121
Embrujo

Embrujo

Ficha Técnica

  • Título: Embrujo
  • Autor/a: Christine Feehan
  • Serie: Salvaje 2
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

2.7/5 rating (3 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

El millonario Jake Bannaconni se ha convertido en un duro hombre de negocios sin escrúpulos, implacable y despiadado. Está acostumbrarlo a controlarlo todo a su alrededor con mano de hierro y a conseguir todo lo que se propone. Su legado como hombre leopardo lo convierte en alguien doblemente peligroso, tanto en el trabajo como en el amor.

Emma Reynolds es una joven bella, enigmática y sensible, cuyo punto fuerte es saber amar. Cuando sus mundos entran en contacto, Jake decide lanzar una opa hostil al corazón de Emma, pero sus planes no saldrán como esperaba… ¿Logrará Jake vencer en esta ocasión?

Valoración personal

«¿Qué te pasa, Emma? Deberías salir corriendo de aquí, estar asustada. Acabo de hablarte de mi linaje. Te he dicho que a veces deseo hacerte daño, ponerte a prueba. Sin embargo, te quedas ahí sentada con los ojos abiertos de par en par con aire inocente, pensando que el amor lo puede todo. Yo ni siquiera creo en el amor. ¿Lo sabes, verdad? Deberías salir corriendo, maldita sea. ¿Realmente crees que vas a ser capaz de vivir conmigo?»

Una frase apabullante, ¿verdad? Pues no podéis imaginaros la miríada de sensaciones que atravesó mi corazón mientras leía esta novela. Su comienzo es bastante duro; asistimos al desarrollo de su protagonista, Jake Bannaconni, como niño y su posterior conversión en hombre. Un hombre frío, duro e insensible forjado a golpes a mano de sus propios padres. Un hombre cuyo único propósito en la vida es vengarse de aquellos que desde su nacimiento le despreciaron al creer que no tenía el poder suficiente para ser uno de los suyos.

Lamentablemente para ellos, con sus acciones habían creado un monstruo, uno del que quizás se sintieran orgullosos si supieran de lo que él era capaz, pero no, Jake no les iba a dar esa satisfacción. Sus padres lo consideraban sólo un experimento, un intento por mejorar su raza que había salido mal. Bien. Aguardaría silencioso y expectante el momento de aniquilar a sus enemigos y demostrarles que, ciertamente, él no era como ellos, él era el mejor.

Con este objetivo en su mente, Jake dedicó todo su tiempo a convertirse en alguien poderoso, fuerte… Observaba, escuchaba, leía para adquirir conocimientos, ejercitaba su cuerpo para convertirse en la simbiosis perfecta de cuerpo y mente, alguien letal intelectual y físicamente que no demostraba el más mínimo atisbo de duda cuando se trataba de devorar a sus presas. Gracias a su esfuerzo y tesón se había convertido en un ser superior.

El destino le pone en el camino a Emma Reynolds. Jake comete el error de dejar embarazada a Shaina, la hija de uno de sus peores enemigos. Su intento por humillar a los aliados de su familia no sale tal como había planeado. Su hijo ahora estaba en peligro en el vientre de una mujer imprudente y egocéntrica. Pero él no iba a dejar que a ese niño le sucediera lo mismo que le pasó a él. Sus intentos por controlar los excesos de Shaina terminan en la carretera, persiguiendo el coche en el que va con su amante. Una colisión letal es el fin de la pareja.

Un accidente en el que también fallece el marido de Emma, que conduce el coche contra el que impactan. Jake salva la vida de Emma, e instantes después el coche estalla en llamas. Un acontecimiento traumático que cambia la vida de nuestros protagonistas. Jake se hace cargo de su hijo y le ofrece a Emma quedarse con ellos como cuidadora. Aunque un motivo ulterior lo incita a ello. Emma ha despertado en él un instinto animal hasta el momento desconocido, el instinto de un depredador que desea conquistar a su compañera.

Si tuviera que elegir una palabra para definir «Embrujo», esa palabra sería «conmoción». Esta historia me ha dejado impactada, es tan conmovedora y brutal a la vez que es imposible determinar lo que estás sintiendo en cada momento. «Embrujo» es una historia estremecedora, que te emociona y te hace vibrar, a pesar de la dureza del lenguaje, de la actitud aparentemente despiadada de su protagonista, trasmite una dulzura abrumadora. Os recomiendo que la leáis poniendo especial atención a las palabras y lo que de ellas se desprende. Desde la primera página, los sentimientos están permanentemente a flor de piel.

«Embrujo» refleja el choque de dos voluntades que se resisten a caer en las brutales garras del amor. Llena de sensualidad, en esta novela somos participes de los sentimientos de ambos protagonistas, lo que nos involucra al cien por cien en la historia de amor, ya que es imposible abstraernos de lo que sucede entre ellos. Asistimos a una apasionada lucha, él por no enamorarse, ella por enseñarle a amar. Naturalmente tal batalla está perdida, pues en el amor, cuando ya se ha iniciado el camino, a mitad del recorrido es inútil intentar retroceder.

Conforme la novela avanza asistimos a la conversión de Jake, que sufre todo un proceso mental que evoluciona con los acontecimientos que vive a su alrededor. Principalmente, el receptor de todas estas emociones es Emma, una mujer dulce, fuerte, encantadora. Por ella Jake aprende a amar a su hijo Kyle, por ella adopta a su hija Andraya, por ella aprende a comportarse como un hombre romántico y atento, aunque de tanto en tanto salga a la luz su lado salvaje, controlador y posesivo. Pero ella no se deja amilanar por él, le planta cara cuando es necesario, ardientes escenas que te mantienen pegada a las páginas deseando más.

«No podía perderla. Y menos ahora que sabía que era su mundo. Había pasado de ser un hombre lo bastante egoísta como para lograr meterla en su vida por todas las razones equivocadas. Emma le había mostrado lo que era el amor. Había llevado alegría a su vida. Ahora todos los días tenía ganas de que llegara la noche, de despertarse cada mañana. Emma no podía dejarlo. Tenía que encontrar un modo de hacerle saber lo que significaba para él.»

Christine Feehan ha conseguido crear la atmosfera adecuada en cada escena. La autora hace gala de una prosa magistral plasmando los pensamientos y diálogos de los protagonistas en las páginas, con frases memorables que son casi sentencias. Las conversaciones entre ellos destilan pasión, tensión, crueldad, ternura, una amalgama de sentimientos que te deja el corazón vapuleado. Hace tiempo que no leía nada de esta autora que me dejara tan tocada emocionalmente. No sé como serán el resto de las entregas de la saga, pero creo fervientemente, que «Embrujo» está destinada a convertirse en mi preferida.