Boletin
Esencia
Última modificación: Miércoles, 02 Abril 2014, Visitas en web: 970
fervor

Fervor

Ficha Técnica

  • Título: Fervor
  • Autor/a: Maya Banks
  • Serie: Sin Aliento 2
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

2.0/5 rating (3 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Gabe, Jace y Ash son tres de los hombres más ricos y poderosos del país. Están acostumbrados a conseguir todo lo que desean. Absolutamente todo. En el caso de Jace, se trata de una mujer cuyos encantos lo pillan por sorpresa…

Jace Crestwell, Ash McIntyre y Gabe Hamilton han sido amigos y socios en los negocios durante todas sus vidas. Son tres hombres poderosos e irresistiblemente sexys. Además, Jace y Ash lo comparten todo, lo que incluye a sus mujeres.

Cuando conocen a Bethany, Jace comienza a sentir cosas que nunca antes había experimentado: los celos y una poderosa obsesión que lo traicionan y sobrepasan hasta perder el control.

Jace quiere a Bethany solo para él. Se obsesiona con ser el único hombre en su vida y está dispuesto incluso a poner en juego su amistad de años con Ash. Bethany será únicamente suya. Incluso si esto significa darle la espalda a su mejor amigo.

Valoración personal

―¿Cómo te llamas?
―¿Acaso importa?
―Sí importa.
―¿Por qué?
―Porque no tenemos la costumbre de follarnos a mujeres que no sabemos cómo se llaman.
―¿Tenemos? ¿En plural? ¿De qué estás hablando? ¿A quién te refieres? Y yo no me voy a follar a nadie. Ni a ti. Ni a vosotros. Ni a ellos. Ni de coña
―Jace te desea.
―¿Quién diablos es Jace?
―Y yo he decidido que te deseo.

Y, eso es todo. Así sin paños calientes. Sin conocerla de nada. Sin saber siquiera quién es, de dónde viene, a dónde va.

Jace la ha visto, se ha sentido atraído hacia ella y tiene que tenerla pero como a dónde va él tiene que ir Ash… pues eso. Ash que siente el interés de su amigo por esta mujer en concreto y, ni corto ni perezoso, se tira a por ella como si de una manzana madura se tratase.

Con esta carta de presentación bien podríais pensar que la novela va a ir de cómo se lo montan estos tres en esta o aquella escena. ¡Craso error!

Si bien es cierto que la novela no puede empezar de una manera más fuerte: con estos tres haciendo un trío en la habitación de un hotel; también es verdad que esos primeros instantes no me habían preparado para lo que aconteció después.

Esta novela de Maya Banks encierra muchas más cosas y, si bien es cierto que la parte erótica de la misma tiene mucho peso no por ello podemos obviar la parte humana de la misma.

Al igual que me ocurrió en su momento con la novela de Noelia Amarillo, «Quédate a mi lado», publicada también por Terciopelo, me tuve que enfrentar a un personaje (en este caso la protagonista) muy atípico.

Os cuento. Ella es guapa, eso no lo voy a negar, es inteligente, es atrevida y hasta cierto punto ingeniosa y divertida. Pero Bethany es una sin techo, al igual que ocurría con Jared. Es una sin techo pero también como Jared tiene su orgullo.

Tanto el pasado como el presente de esta chica han sido muy duros. Ha ido de casa en casa, todas de acogida, el único vínculo que siempre ha mantenido ha sido con Jack, un hombre al que ve y quiere como un hermano pero que no guarda ninguna relación de consanguineidad con él. Pero ya os hablaré de Jack.

Pues bien, una chica como ella pocas opciones tiene para sobrevivir en un mundo donde si no tienes un nombre no eres nadie.

Va de trabajo en trabajo, duerme en las calles, algunas veces (si tiene suerte) en algún albergue de caridad y se pasa días y días sin comer.

Ver la situación de ella, reconocer (y esto es grave) que hoy día hay muchas chicas que malviven por las calles, que duermen en los bancos del parque y se tiran días sin comer hace que piense que me plantee muchas cosas en lo que a nuestra sociedad se refiere. Creo que tanto Noelia en su día como Maya hoy son mujeres muy valientes que han utilizado el canal literario de forma muy loable para denunciar estos hechos y hacer que la sociedad tome conciencia de cuanto nos rodea.

Pero dejaré este tema de lado porque puede derivar en toda una disertación que podría llevarme páginas y páginas. Ahí os dejo este apunte para que reflexionemos.

Bueno, pues vista la manera de vivir de Bethany sería lógico pensar que vería las puertas del cielo abiertas cuando Jace se presenta ante ella con la proposición de que sea su sumisa. Cambiar un duro camastro en un centro de acogida (y a veces ni eso) por una cama con sábanas de seda es como un sueño hecho realidad, ¿no?

Pues ella no lo tiene muy claro. Es una persona muy independiente que siempre se ha buscado las habichuelas por su cuenta pero la atracción que siente por Jace hace que se replantee muchas cosas.

A Jace ya le conocimos en el libro anterior, en «Éxtasis». Me resultó un personaje de lo más atractivo (por su personalidad más que por su físico) pues era lo que se supone que debe ser un hermano: alguien capaz de partirle la cara a su mejor amigo si con ello logra mantener a salvo y protegida a su hermana.

Alguien tan protector como Jace es lógico que termine comportándose como se comporta con Bethany. Es controlador, en cierto modo manipulador pero lo que más llama la atención es lo obsesivo que puede llegar a ser. Es obstinado hasta decir basta y solo para cuando consigue lo que quiere. Ahora la quiere a ella y no duda en buscarla incluso debajo de las piedras.

Pero dejando todo esto a un lado hay una cosa que me ha llamado mucho la atención en esta historia y es la reacción tan «anormal» de familia y amigos de él. El único que me pareció coherente con la situación fue Ash y ahora os explico el por qué de este apunte. Veréis, hablamos de gente pudiente, (¡qué digo pudiente!), ¡estamos hablando de gente a la que le sale el dinero por las orejas! ¿Y ninguno le pone pega a la chica? ¿Ella es desde el primer momento la mujer adecuada para Jace? ¿Os parece lógico que la admitan sin más en el círculo como la novia de Jace? Quizás ahora sea yo la clasista pero lo «normal» y «habitual» en este tipo de personas es que lo primero la miren casi por encima del hombro, lo segundo que muchos le hagan el vacío y lo tercero que investiguen hasta la talla de bragas que usa. Por eso digo que la única actitud coherente en este sentido ha sido la de Ash.

¡Ash, por Dios! Un personaje al que le tengo unas ganas increíbles. Con su pasado, con su manera de ser y de comportarse… ¿no tenéis ganas de leer su historia? ¡Yo estoy contando los días que faltan para que salga «Frenesí»!

«Fervor» ha sido una novela que me ha gustado mucho; una historia que me ha dejado toda pillada por lo que acabo de comentar pero más aún porque el personaje de Jack me ha intrigado (me ha intrigado mucho). Necesito conocer más a este personaje y creo que la señora Banks debería de dedicarle todo un libro a este drogadicto, traficante de estupefacientes y con líos y líos a sus espaldas pero cuyo amor por Bethany le ha hecho cometer una estupidez tras otra.

Una novela con mucho trasfondo que me ha encantado. Si no la habéis leído tenéis que darle una oportunidad, creo que os sorprenderá. Tiene diálogos que te llegan a lo más profundo y la trama erótica si bien es importante (las páginas pueden llegar a echar humo…) para mí es totalmente secundaria.