Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 02 Septiembre 2012, Visitas en web: 1345
inocencia perdon

Inocencia y perdón

Ficha Técnica

  • Título: Inocencia y perdón
  • Autor/a: Margaret Moore
  • Serie: Guerreros Medievales 10
  • Reseña de: Shail

Puntuación

4.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Ella necesitaba que la rescatasen…

Lady Genevieve estaba desesperada, tanto que incluso el seductor galés, Dylan DeLanyea, le pareció la respuesta a sus oraciones. Pero mientras decía sus votos frente a los invitados, sólo podía esperar que su guapo marido la perdonase algún día, por engañarlo para casarse.

Su esposa le pareció a Dylan, una mujer con muchos talentos. De hecho, su inesperado matrimonio con aquella hermosa dama, estaba resultando ser muy placentero…

Valoración personal

La joven lady Genevieve está desesperada pronto será la esposa de un hombre que podría ser su padre. Pero el matrimonio ha sido pactado por su tío y no puede escapar del compromiso. Pero de camino hacia las tierras de su prometido pasa unos días en el castillo de un lord galés. Allí está de visita su sobrino, Dylan DeLanyea, un guapo hombre que le roba el corazón y al parecer es un amor correspondido porque él la ha besado con pasión en varias ocasiones. Ahora Genevieve es incapaz de casarse con otro hombre y por eso ha trazado un plan. ¿Pero Dylan la quiere realmente o solo ha sido una diversión?

«Inocencia y perdón» es el volumen número diez de la serie Guerreros de Margaret Moore. En este caso el protagonista es Dylan DeLanyea todo un personaje. Es un barón con una próspera propiedad aunque su castillo está un poco descuidado. Es guapo, y tiene un encanto capaz de atrapar a cualquier mujer que quiera. Siempre está alegre, le gusta ser amigos de sus siervos y sí le importa trabajar con las manos como cualquiera de sus hombres. Es todo un personaje, y pese a que tiene cierto toque de frilovidad, no dando importancia a nada es una persona que cumple su palabra y honrada. Lo que le ocurre es que no quiere parecerse a ni a su padre ni a su abuelo, dos de las personas más odiadas de Gales.

Lady Genevieve es una joven normanda prometida a un lord mucho mayor que ella. Es hermosa con sus ojos azules y su pelo rubio. Además es toda una dama gracias a las enseñanzas de lady Katherine, una dama rigurosa que les enseñó cómo ser la perfecta castellana. Es una mujer que le gusta tenerlo todo controlado, la limpieza, la ropa, los criados… cualquier pequeño detalle doméstico porque fue educada para ello. Es un contraste interesante con Dylan porque si él es un tanto dejado ella es muy respetuosa con las normas del decoro y de la educación.

La historia de amor de estos dos empieza pronto. Lo primero que leemos es que Dylan le dice a su primo que su relación con Genevieve no es nada más que un breve pasatiempo y que acabará cuando ella se casé con su viejo prometido. La verdad es que esta escena no puede ser más descorazonadora porque nuestro protagonista se presenta como un cantamañanas sin escrúpulos que no respeta los sentimientos que ha provocado en nuestra bella protagonistas.

Con respecto a ella, la conocemos como una joven dama muy inocente, no se da cuenta de que Dylan está jugando con ella, que sus besos no significan nada más que un breve momento de placer. Es una joven muy ingenua que está completamente enamorada y cree que ese amor es correspondido. Así que traza un plan para deshacerse de su prometido y casarse con Dylan. El plan sale bien pero no como ella quería.

La relación de estos dos se basa en unas circunstancias no muy buenas. Una vez casados tenemos a Dylan tan dicharachero y despreocupado como siempre, se ha tomado a bien su matrimonio. La verdad es que no hubiera estado de más que tuviera alguna que otra escena de mal humor por todo el lío que ha provocado que esté casada con una normanda. El que se lo tome todo tan bien hace que no podamos considerar a este personaje serio. Es que todo le parece bien y divertido. La verdad es que teniendo en cuenta el tipo de caballeros que hay en otras novelas medievales Dylan es de lo más singular por el buen humor que tiene ante todo lo que le pasa. Por suerte casi al final del libro tiene un arranque propio de sus progenitores lo que nos lleva apreciar y valorar su divertida manera de ver la vida.

Genevieve es toda una dama, así que cuando llega al castillo pues se pone a organizarlo. Es seria y a diferencia de su marido quiere ganarse el respeto de su gente mediante su autoridad y su buen hacer.

Como pareja están muy bien, desde el primer momento se olvidan de las circunstancias que han propiciado casarse y el problema llega de la mano de los hijos bastardos de Dylan. No porque Genevieve no los quiera sino que tiene que aceptar primero su presencia, luego aceptar a las madres y por último su incapacidad para quedarse embarazada nada más casarse y eso que lo intentan con entusiasmo cada vez que pueden. Otro punto de conflicto será Trystan, el primo de Dylan, que se ha enamorado de Genevieve algo que no se toma nada bien su marido.

«Inocencia y perdón» es un libro interesante, no es muy profundo en su contenido pero entretiene. No tiene grandes dosis de intriga sino que es la historia de amor de dos personas que se casan por obligación pero que terminan amándose con locura. Y pese a ello tienen algún que otro tropezón en su primer año de matrimonio. Es un libro que me ha gustado, lo único malo es que debería de tener un epílogo, me hubiera gustado que no terminase así pero supongo que el destino de estos protagonistas se descubrirá en otros libros de la serie.