Boletin
Esencia
Última modificación: Lunes, 15 Junio 2015, Visitas en web: 515
portada

Ligar es como montar en bici

Ficha Técnica

  • Título: Ligar es como montar en bici
  • Autor/a: Brandy Manhattan
  • Serie: Sin serie
  • Reseña de: AlbaV09

Puntuación

4.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Lunes de agosto. Siete de la mañana: bronca monumental con mi chico; ocho y cuarto: me despiden; nueve y media: sorprendo al muy desgraciado con otra. ¿Qué haríais vosotras, eh? A lo mejor sois más valientes y hubierais cogido el toro por los cuernos… pero como allí los únicos cuernos me los habían puesto a mí lo que cogí fue mi maleta de Prada. ¿Que por qué me largué a Londres? Porque tengo la doble nacionalidad y un piso compartido.
Pero no esperaba encontrarme a dos compañeras convencidas de que el amor es para locas, débiles o cobardes… ni a un vecino médico que conseguía que mis braguitas se revolucionaran solo con verlo… ni hacerme amiga de Maria, un ejemplo de superación…, ni a su primo, que resultó ser mi actor favorito y que estaba más bueno que comer con los dedos.
Ni descubrir que dejar los problemas en España no significaba superarlos. O que la autoestima no se reinventaba. O que no tenía ni idea de cómo funcionaban los rollos de una noche.
¿Queréis que nos tomemos una copa y os lo cuento con más calma? Id llamando al camarero y pedid una botella de vino: invito yo. Ah, por cierto: me llamo Victoria Adams. No es broma.

Valoración personal

Es una novela muy divertida, fresca y entretenida. Todos los personajes son muy divertidos y está escrita con notas de la autora y la protagonista que son muy divertidas. Está escrito en primera persona así que todo el rato se ve la historia a través de los ojos de la protagonista, pero como si lo escribiese al final. Y el epílogo es muy sorprendente y diferente, me ha gustado mucho.

Victoria es española e inglesa, ya que era hija de padre inglés y madre española, pero siempre ha vivido en España, aunque su educación es muy inglesa. Actualmente vive con su novio de toda la vida y trabaja como fisioterapeuta. La pareja está pasando una pequeña crisis ya que él no tiene trabajo y ella siempre le está proponiendo ir a Londres, dónde ella tiene una propiedad, a buscar una oportunidad, pero él siempre se niega. Así que nos encontramos en una situación un poco tensa entre la pareja, y finalmente como siempre pasa en estas situaciones hay algo que lo cambia todo y el destino hace que tomemos un rumbo que no nos atrevimos a dar. Victoria es despedida. Y empieza a plantearse más en serio el irse a Londres, pero cuando llega a casa y encuentra a su novio con otra, toma la decisión por impulso. Y decide irse a Londres sin dudarlo. Todos estos acontecimientos más tensos, de dolor y desesperación de Victoria son relatados con mucha, mucha gracia. En todo momento te hace sonreír.

Pero empezar de nuevo siempre es difícil, y lo que pensamos que será algo distinto pero tranquilo no siempre es así. Por lo tanto vemos como Victoria llega a su piso, no sin problemas ya que pierde la maleta, le llegan los paquetes de la mudanza antes de lo previsto… Y antes incluso de pisar su piso por primera vez se siente atraída por su vecino, un hombre muy muy sexy.

Comparte piso con dos enfermeras, una francesa y una alemana. Así que se encuentra en su propio piso compartiéndolo con alguien que lleva más tiempo viviendo allí que ella, así que las normas que ya tienen establecidas las tiene que cumplir, como la regla principal, ningún hombre puede cruzar su puerta, y de hecho en ningún momento Victoria parece la propietaria. Sus compañeras de piso son muy divertidas y aunque en algún momento tienen alguna discusión siempre son sinceras y se apoyan mutuamente. Para Victoria son un gran apoyo ya que no tiene a nadie e incluso los amigos de España la dejan colgada por dejar a su ex.

El vecino, Ashley, es un hombre muy reservado, médico del mismo hospital que las compañeras de piso de Victoria. Y por lo que consigue saber Victoria a través de sus amigas Ashley es gay, así que Victoria tiene pocas probabilidades de hacer sus fantasías reales. Pero no se rinde tan fácilmente, entre ellos empieza una relación de amistad y poco a poco se van acercando el uno al otro.

Pero Victoria no es tonta, así que si él se empeña a no acercarse más a ella aunque se note la tensión que existe entre ellos, Victoria decide darse la oportunidad y salir con su actor favorito. Qué es primo de una paciente que ella ha conseguido gracias a Ashley, un personaje también muy importante para Victoria que le permite ver más allá de los problemas. Y para saber más tendréis que leer la novela.

Pero en la vida de Victoria nada es tan sencillo como parece, y hasta que el destino le vuelva a dar otro golpe que hará que reflexione sobre su nueva vida, la pasada y en lo que siente, no se sentirá completa ni feliz del todo. Así que decide cerrar el pasado y liberar todo lo que siente y ser sincera. Y finalmente las cosas empiezan a irle bien. No sin tener algún que otro inconveniente, no es una historia de hadas, así que algún que otro problema sigue encontrando, con mucha gracia, no lo olvidéis.

Me leí esta novela muy rápido, es muy divertida, aunque no por eso con falta de sentimientos, te hace reír, enamorarte y llorar. Brandy consigue adentrarte en la historia des del primer momento y a querer a todos los personajes como si fueran personas reales que pudieses encontrártelos en cualquier momento. Además introduce el tema de la crisis española y como mucha gente se ha visto obligada a empezar de nuevo en otro país. Y ha redactado los caprichos del destino con mucha precisión y se va viendo como todo sucede por un motivo.

Recomiendo esta novela a las personas que tengan ganas de reírse, de emocionarse y de llorar un poco. Y la historia romántica, que bonita es, aunque al principio solo sienten atracción sexual, por las circunstancias no pueden satisfacer sus fantasías, así que se conocen de otra manera y se enamoran poco a poco, es una relación muy cuidada y basada en la confianza y el soporte mutuo.