Boletin
Esencia
Última modificación: Miércoles, 28 Agosto 2013, Visitas en web: 1145
mi tierra eres tu

Mi tierra eres tú

Ficha Técnica

  • Título: Mi tierra eres tú
  • Autor/a: Bela Marbel
  • Serie: Texanos 1
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

0.0/5 rating (0 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

George Hansen y Natalia Rico se enamoraron siendo apenas unos adolescentes. Él americano y ella española, la vida les separó sin que pudieran evitarlo. Diez años después, sus destinos vuelven a cruzarse.Los sentimientos dormidos, pero nunca olvidados, regresan con fuerza, sin embargo la realidad se encargará de demostrarles que ahora sigue habiendo obstáculos que no son fáciles de salvar.

Nat es consciente de su difícil situación personal. Nada ha cambiado para ella a pesar de que, incluso después de tantos años, continúa amando a George como cuando era una chiquilla. George por fin ha reencontrado a la única mujer que nunca ha podido olvidar. Está decidido a que nada se interponga entre ellos y a que esta vez sea para siempre.

Pero un secreto que no admite el perdón va a ponerles a prueba. Un descubrimiento que supondrá un antes y un después en sus vidas. Los rencores crecerán, apoderándose de los sentimientos pero, ¿podrá vencerlos el corazón? Una historia llena de amor, pasión, erotismo y silencios que no te dejará indiferente.

Valoración personal

Empezaré esta crítica diciendo que esta autora me ha sorprendido gratamente. Sabía que había publicado una novela anterior, «Espirales en el ombligo», pero no la había leído. Gracias a un artículo aparecido en la sección del Writer’s Garden de la web Románticas al Horizonte me sentí picada en la curiosidad así que no paré hasta hacerme con un ejemplar.

Las relaciones basadas en un reencuentro, y más si éste se produjo cuando eran unos adolescentes, me encantan así que no podía esperar para empezar a leerlo. Cuando cayó en mis manos fue comenzar y leérmelo de una sentada pues la historia me atrapó desde el mismo inicio.

Así que… aquí os dejo mis impresiones:

En todos aquellos años no había dejado de recriminarse haber querido volver a su tierra, abandonándola. Qué tarde se había dado cuenta de que su tierra era ella; su Nat suya para siempre. Como él de ella. Ninguna otra había sido capaz de sustituirla en su corazón ni en sus entrañas. Dentro de unos días volvería a Texas, pero antes la tendría y esta vez sería para siempre. Ese dolor, ese maldito vacó en su pecho sólo se calmaba cuando ella estaba cerca. Después de diez años volvía a sentir cómo se desvanecía.

¿No es una inmejorable carta de presentación para atrapar a cualquier lectora que se precie?

La relación de George y Nat me ha encantado. Me ha mantenido a la espera de la siguiente escena, del siguiente capítulo esperando en cada momento no tener que volver a coger el pañuelo y no precisamente por ser una historia amarga sino porque eran tantos los sentimientos a flor de piel que saltaban de las páginas que no podía evitar estremecerme de dolor por ellos.

Un amor tan arraigado y tan alejado no es para menos. Creedme, si hay algo que duele es amar a alguien y que éste no esté a tu lado. Es desgarrador.

Te cogen el corazón y lo aprietan en un puño hasta que éste se deshace como polvo. Es como las escenas que aparecen en la serie «Érase una vez» donde Regina saca el corazón de su víctima y lo estruja hasta que ésta muere y el corazón desaparece de su mano. Te falta durante mucho tiempo la respiración y sientes que la vida se te escapa. Eso es lo que he sentido leyendo algunas de las escenas de «Mi tierra eres tú».

No puedo llegar a imaginar cómo se puede sobrevivir a algo así aunque al final logras seguir adelante con tu vida. Lo mejor en estos casos que nos ocupa es que más tarde o más temprano llega esa segunda oportunidad que muchos no hemos tenido…

Y, esa segunda oportunidad, Bela nos la ofrece de una forma cálida y con momentos inolvidables pese a que la relación entre ambos protagonistas no va a ser nada fácil por algo que sucedió y que ella ocultó. Por alguien que aparece en la vida de George y que remueve los cimientos de su existencia hasta desubicarle por completo y hacerle perder el rumbo que se había establecido.

Chicas, he disfrutado de lo lindo con esta novela, con la relación de estos dos protagonistas que me han dicho mucho en pocas páginas. Con una historia de amor que es capaz de salvar los obstáculos del tiempo y de la distancia. Con unos secundarios que me han llevado a desear leer sus propias historias, con amistades a prueba de bombas, con lealtades siempre presentes y con un personaje que me ha robado el corazón pero que no revelaré de quién se trata, aunque, si habéis leído la novela podréis dilucidar a quién me refiero.

Pero dejando a un lado, de momento, el análisis de la novela en sí he de hacer un alto en el camino para señalar hacia otro personaje: hacia Luna, la madre de George. Existen en el tercer cuarto del libro una serie de escenas con ella como co-protagonista que logró arrancarme de cuajo la piel del cuerpo. Esos momentos a los que yo he llamado «momentos Luna» hicieron aflorar en mí una serie de sentimientos totalmente encontrados. Al principio rechazo, no os lo voy a negar. Veía a una madre desnaturalizada que había antepuesto su vida a la de su hijo, que había logrado vivir a su aire a expensas del abandono de un niño que aprendió a valerse por sí mismo desde muy niño pero conforme vas conociendo al personaje, vas descubriendo a la mujer y eso no ha tenido precio. Algunas escenas en las que se enfrenta con su hijo son de lo mejor que he leído.

También añadiré que me he encontrado en varias ocasiones deseando poder leer varios libros a la vez porque hay relaciones que comienzan a fraguarse en este libro que te dejan ansiando saber más.

Si no sabéis a quiénes me refiero os lo aclararé ahora mismo. Me refiero a Candy y a Byron. No voy a especificaros quiénes son ni qué papeles juegan en la vida de George y Natalia pero os invito a descubrirlo. La última escena de la novela me dejó con ganas de estrangular impunemente a Bela por dejarme con dos palmos de narices y sin saber realmente qué leches ha ocurrido en cierta cabaña.

Si algo frenó mis ansias asesinas fue saber que esta autora está actualmente inmersa en el desarrollo de esta historia. De no haber sido así… creo que me hubiesen metido en prisión. No se le puede ofrecer a un lector un trozo de tarta de su sabor favorito y luego cuando va a coger el tenedor para comer quitarle de un tirón el plato con tan sabroso manjar. Debería estar penado por ley. ¿Verdad?

«Mi tierra eres tú» es una novela de segundas oportunidades que no decepciona, más bien te sorprende. Es altamente recomendable y la historia te mantiene atrapada mientras la lees y la recuer-das incluso cuando ya has empezado otra novela. Sus diálogos y escenas te mantienen ensimismada y hace que se te olvide la hora que es porque estás disfrutando como una enana con lo que su autora te está contando. Transmite a veces dolor, a veces desesperación (no os perdáis la conversación entre George y su abuelo. Página 196) y otras veces instintos de agarrar la vida con ambas manos a la par que esperas que ese pequeño hilo de felicidad que sostienes entre los dedos no se te escape de las manos. Es de ésas que te dejan un inmejorable sabor de boca. Altamente recomendable.

Señoras… en España tenemos autoras que en nada tienen que envidiar a las americanas. Disfrutad de ellas y de sus maravillosas historias.