Boletin
Esencia
Última modificación: Miércoles, 08 Mayo 2013, Visitas en web: 868
mia siempre

Mía para siempre

Ficha Técnica

  • Título: Mía para siempre
  • Autor/a: Shayla Black
  • Serie: Wicked Lovers 6
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

1.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Tyler Murphy se ve empujado a los brazos de Delaney, la esposa de su compañero en el departamento de policía de Los Ángeles, después de que éste recibiera un disparo. En una noche de borrachera, y tras una proposición sorprendente, Delaney y Tyler terminan haciendo el amor de una forma desenfrenada que nunca antes habían conocido. Sin embargo, para evitar que el matrimonio de sus mejores amigos acabe en ruptura, Tyler tiene que marcharse y dejar atrás a la mujer que ha comenzado a amar.

Dos años después, Tyler sigue sin poder olvidar a Delaney a pesar de sus muchas amantes. De repente se encuentra la mujer que ama en la puerta de su casa con un hijo desconocido en los brazos, explicándole que debido a una investigación periodística un asesino ha intentado matarla en dos Ocasiones. Tyler sabe que se está ante la oportunidad de su vida y que debe aprovecharla para conquistar su corazón. Pero antes tendrá que superar dos peligros: el asesino que persigue a Delaney y la culpa que les corroe el corazón.

Valoración personal

—Sí, ahora es mucho peor. Seth podría perderte para el resto de su vida. Yo podría perderte para siempre en lugar de por dos años. No va a ocurrir, ángel. La última vez te hice caso, pero ahora será a mi manera.

¿Qué debe hacer un hombre cuando su hijo y la mujer que ama están en peligro? Tayler lo tiene claro: ayudarlos aun en contra de lo predispuesto por Delaney, la madre de su hijo y la mujer de la que hace dos años se alejó creyendo que sería lo mejor para ella. Ahora sabe que estaba equivocado y no va a permitir que vuelva a suceder de nuevo. Diga ella lo que diga.

Tayler cometió el error, o al menos eso creía él, de hacer el amor con la mujer de su mejor amigo y compañero a petición de éste. Eric había sido disparado en un tiroteo producido en una de sus intervenciones policiales.

Imposibilitado en una silla, sin poder mantener relaciones sexuales con su mujer, Eric le pidió que se acostara con ella. Él se conformaba con mirar y excitarse viendo cómo lo hacían. Pero ninguno imaginó que aquello lo cambiaría todo.

Eric vio en la cara de su mujer algo más que deseo sexual por su amigo y Tayler maldijo la hora en que pudo probarla pero no quedarse con ella para el resto de sus días. Y Delaney, bueno, simplemente había descubierto que Tayler despertaba en ella sentimientos y sensaciones que su marido jamás le había inspirado durante los años que llevaban casados. Pero había más… Dos años después, Delaney se presentaba en casa de Tayler con su hijo en los brazos. Necesitaba su ayuda. Ella y el niño corrían peligro, y él era el único que podía ayudarla. No le pedía nada, sólo que se quedara con Seth unos días, mientras ella terminaba la investigación que como periodista la había llevado a toparse con un entramado de drogas cuyos implicados amenazaban ahora su vida. Pero Tayler no la iba a dejarla escapar por segunda vez, aunque su vida dependiese de ello.

Nos encontramos antes la sexta entrega de la serie «Guardaespaldas», una serie que debo confesar siempre me ha tirado un poco para atrás. Me gusta la erótica, sí, pero lo cierto es que determinadas prácticas como el BDSM, el bondage o los tríos no son del todo de mi agrado, sobre todo cuando parece que la protagonista está obligada ello. Eso de «te voy a enseñar lo que es bueno», como sucede a menudo en este tipo de novelas, «porque tú no sabes lo que quieres» no va demasiado conmigo. Pero aun así, animada por su argumento, decidí arriesgarme y sumergirme en su lectura.

Shayla Black consiguió quitarme todos los prejuicios con las primeras escenas, en ellas somos testigos de la camaradería de Tayler con sus amigos y las esposas de estos, que tienen la ocurrencia de ponerle el apodo de Cockzilla, no me imagino yo el porqué, jajaja. También presenciamos los primeros momentos de Tayler con su hijo Seth, un niño monísimo vestido con un pijama de Spiderman que haría que a cualquiera se le cayese la baba.

Y por supuesto asistimos al encuentro de los protagonistas, un encuentro que cimentará el romance entre la pareja. Tayler es un ligón empedernido que causa estragos entre las mujeres, lo que más de una vez ha provocado una pelea de gastas. Ante un hombre seductor, que utiliza todas sus armas para conseguir a la mujer que quiere, ¿quién puede resistirse? Delaney le pide que le de tiempo, que cuando todo se solucione hablarán sobre su futuro y el de su hijo.

Pero Tayler no está dispuesto a darle tregua y quiere su rendición total. Y mientras se enfrentan a las pretensiones de unos mafiosos que quieren impedir que la investigación de Delaney saque sus trapicheos a la luz, Tayler seduce a su chica con sus palabras, con sus acciones, e incluso con sus silencios. Es innegable que entre ellos existe una pasión irrefrenable difícil de olvidar, un deseo que, pese a quien pese, se manifiesta incluso en sus miradas.

Y sobre esto voy a hacer un spoiler y creo que de los gordos, así que quizás sería mejor que miraseis para otro lado… Sabéis que normalmente la escena final es la que tiene más impacto en las novelas: se desvela quién es el asesino, las parejas se reconcilian, el héroe o heroína consigue aquello que desea… Pues bien, cuando yo debía estar pendiente de los que sucedía con los mafiosos, aun estaba pensando en la escenita que ocurre varios capítulos antes y que por poco me deja traumatizada de por vida.

Y ¿por qué? Porque Eric, el ex marido de Delaney, decide vengarse de Tyler en un arrebato de furia. Él no puso soportar ver cómo su mejor amigo y su mujer se entregaban el uno al otro cuando hicieron el amor, aun siendo petición suya, así que ¿qué mejor manera de vengarse de Tayler que hacerle sentir lo mismo? Aunque en esta ocasión habría una diferencia y es que Delaney no estaba dispuesta a ello. ¿Lo vais pillando? Pues conforme la escena avanza a mi se me abrían cada vez más los ojos… No, no, no, ¡no puede ser! En mi fuero interno le gritaba a la autora: ¡No me hagas esto! ¿Qué pasó? Pues leeros el libro que no tengo ganas de pasar el mal rato sola…

«Mía para siempre» es una ardiente novela erótica con mucho romance, suspense y un toque de humor. Diálogos ingeniosos, escenas llenas de tensión, encuentros apasionados desbordantes de sensualidad… Una historia de alto voltaje que recomiendo especialmente que aun no hayan leído nada de esta serie y sean reticentes como yo al principio. Chicas, no podéis quedaros sin conocer a Tayler, este chico «donde pone el ojo, pone la bala».