Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1217
noble destino

Noble destino

Ficha Técnica

  • Título: Noble destino
  • Autor/a: Katie MacAllister
  • Serie: Noble 2
  • Reseña de: Noelia Amarillo

Puntuación

4.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Tras su escandalosa fuga con un conde italiano, Charlotte Collins regresa a Inglaterra como una viuda sin dinero sólo para descubrir con consternación que ya no es bienvenida en la buena sociedad. Decidida a recuperar su lugar legítimo en ella, Charlotte empieza a buscar a un noble soltero, rico y, lo más importante, atractivo.

Acosado por todas las señoritas casaderas y viudas heridas de amor de Londres, Alasdair «Desafío» McGregor no tiene intenciones de sucumbir al plan matrimonial de Charlotte pero, sin saber cómo, él termina teniendo que declararse a la pícara seductora.


Charlotte está convencida de que Alasdair le proporcionará todo lo que ella desea, sólo para descubrir que su nuevo marido insiste en tener un matrimonio basado en el amor.

 

Valoración personal

Llevo un rato pensando en cómo enfocar mi opinión sobre este libro, y no se me ocurre… Es un libro que a MI me ha gustado muchísimo, pero que se con certeza total que a casi nadie va a gustar… Estamos ante un libro que NO tiene casi nada que ver con lo que estamos acostumbradas a leer en romántica… o quizás tenga demasiado que ver…

Sabéis esos personajes femeninos que suelen ser la antítesis de nuestras protas, ¿¿sus enemigas en los bailes?? Esas mujeres a las que invariablemente cogemos ¿¿asco?? Mujeres superficiales, vanidosas, egoístas, egocéntricas, absurdas, tontas, etc… Pues esa es Charlotte, la protagonista de nuestro libro.

Charlotte es una mujer con una inteligencia algo especial, orientada a ser la que más a la moda va. La futura reina de los salones de baile, la más solicitada por la alta sociedad.

Una mujer que controla sus emociones a la perfección, eso sí, entendiendo emociones como sinónimo de: Rubor, el cual maneja a su antojo. Lágrimas prendidas en sus ojos, por supuesto en el momento preciso. Sonrisas, pensadas únicamente para conquistar (y teniendo mucho cuidado de hasta qué grado arruga la frente, para que no se le formen arrugas) etc..

Es una mujer que todo lo que quiere lo consigue, ya sea con berrinches, con caídas de ojos o con lagrimas falsas, no hay problemas. No siente respeto por nada ni nadie, y utiliza como quiere a hombres, mujeres y criados. Es además, y para que no falte de nada, tonta. Pero tonta elevado a la máxima potencia, ingenua hasta la estupidez en según qué cosas y demasiado avezada para según otras. Casi, casi amoral y por supuesto egocéntrica como nadie. En definitiva, es justo lo contrario, el Némesis, de todas nuestras protagonistas femeninas, tan buenas, tan leales, tan sinceras, tan enamoradas…

Charlotte decide un buen día en que está ligeramente aburrida, fugarse con un Conde Italiano, casarse con él, y vivir en Italia, lo malo es que al cabo de cuatro años se queda viuda.

Por tanto regresa a Inglaterra, con la intención de volver a convertirse en la reina del sarao. Pero… su reputación está hecha un asco, así que idea un plan: Casarse con un conde rico y apuesto y volver a ganar su legítimo lugar en la alta sociedad. No importa el amor, ni mucho menos la manera de alcanzar sus planes, lo importante es el físico, el titulo y el dinero… así que monta una farsa, compromete a un conde delante de varias personas, y se casa con el… Lo malo, es que éste no es rico… y lo del título pues está la cosa así-así... En fin… eso sí, es guapo hasta decir basta.

Alasdair McGregor, es de origen escocés, es más pobre que las ratas, guapo hasta decir basta y conde. Pero… tampoco es nuestro típico protagonista masculino… que va… este es un noble al que no le hace mucha ilusión serlo, un hombre que trabaja en una máquina de vapor todos los minutos del día, que economiza al máximo, (esta en la ruina y hace lo posible para salir de ella trabajando con ahínco) que cree en el AMOR VERDADERO (con mayúsculas) y que se niega a tener sexo a no ser que su esposa esté enamorada de él.

Una lástima, porque a Charlotte el tema del amor no le va mucho, pero eso sí, está como loca por practicar sexo… y claro… no hay manera…

Luego tenemos al criado/ayuda de cámara/tomador de notas de la maquina/dibujante/chico para todo y casi doncella de Charlotte: Perkins (ya sabemos que estamos economizando), un hombre con una pata de palo, dado a los monólogos interminables y sarcásticos en los cuales expone sus miserias de la manera mas dramática posible a la vez que recuerda que hace el trabajo de 5 hombres por el precio de uno…

En fin, que el libro tiene para dar y tomar. A mí me ha resultado muy divertido, mucho. Me he reído a carcajadas con él, lo he disfrutado de lo lindo.

Supongo que es como leer el Quijote (salvando las distancias, claro), cuando entre tanto caballero de brillante armadura y novela de caballerías de la época, Cervantes creó un loco al que todo le sale mal, con un caballo patético y enemigos que no existen.

Pues este libro es así, un libro que entre todos los libros de romántica habidos y por haber, nos planta una protagonista odiosa, una protagonista a la que coges asco de manera inmediata, con la que no te puedes identificar, a la que gustosamente pegarías un tiro, la típica secundaria malvada de cualquiera de nuestras novelas… Es como una vuelta de tuerca. Una crítica total hacia las mujeres de la regencia y hacia las protas hipermega perfectas de la novela romántica.

No recomiendo el libro, porque sé que a muy pocas os va a gustar.

Es un libro con un sentido del humor retorcido a veces, muy muy tonto otras, y esperpéntico algunas. Con unos protagonistas que no os van a cuadrar… a la chica la vais a odiar casi todo el libro, la vais a querer matar (yo la hubiera asesinado mil veces) el chico os va a dar hasta lástima el pobre. Los secundarios, son de alzar la ceja y decir... «¡Ostras! y éste, ¿¿de qué va??» Vamos… que si habéis leído Nobles Intenciones y nos os gustó, este le tiráis a la basura directamente. Y sí lo que os gusta son historias más o menos serias, con personajes normalitos, este libro también le tiráis a la basura.

Pero a mí, sinceramente, me ha parecido un libro estupendo, precioso, divertido, bien narrado, bien hilado, con un guión en que no le falta nada, con unos protas alucinantes, y como mínimo le tengo que poner un 9.