Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1162, Visitas en foro: 291
noches de karnak

Noches de Karnak

Ficha Técnica

  • Título: Noches de Karnak
  • Autor/a: Nieves Hidalgo
  • Serie: Sin serie
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

3.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Muchos siglos atrás, las divinidades egipcias –ya sabemos que los dioses son caprichosos- regalan a un campesino la tablilla de la Vida Eterna. El extraordinario objeto pasará de mano en mano hasta que el faraón Tutmosis III lo hace enterrar, convencido de que será para siempre. Una diosa-demonio había prometido entregar la tablilla a su fiel servidor Seneptha. Pero éste muere a manos del guerrero Karemheb, el Guardián del Valle de los Reyes, y la diosa se venga ordenando que lo asesinen y lo entierren en la tumba de Seneptha.

En nuestros días, los arqueólogos Esther Rivet y Moses Connor descubren la tumba, y en ella una tablilla y un anillo. Y sin proponérselo, resucitan al servidor de la diosa. Pero Seneptha no volverá a la vida solo… Karemheb, el ancestral guerrero, volverá con él. Esther no puede remediar enamorarse del enigmático ser de otro tiempo. Y la atracción entre ambos acabará por convertirse en un amor por el que estarán dispuestos a enfrentarse a todo, e incluso a morir por preservarlo.

Valoración personal

El punto de partida de este relato es el asesinato de Karemheb, fiel servidor de la diosa Sekhmet, quien llora desconsolada la muerte del guerrero. A partir de este momento la historia se divide y de la mano de su autora viajaremos tanto al pasado como al futuro para conocer la vida de sus protagonistas. Unas vidas destinadas a encontrarse y cumplir la misión inacabada que los dioses encomendaron siglos atrás a un servil campesino: proteger la tablilla de la Vida Eterna de las manos de los codiciosos.

Karemheb es el hijo bastardo del faraón, su niñez y su adolescencia transcurrieron en una pequeña aldea en compañía de su madre, quien hizo todo lo posible por guardar el secreto de la nobleza de su sangre. Aún sabiendo que jamás podría decirle la verdad a su padre, debido a las intrigas por conseguir el trono de Egipto, Karemeheb se dedicó en cuerpo y alma a servir al faraón y se convirtió en su mano derecha llegando a ser nombrado Guardián del Valle de los Reyes.

Pero aunque consiguió la gloria y vivía en un suntuoso palacio rodeado de esclavos que le atendían, jamás llegó a olvidar a su dulce esposa muerta a una tierna edad por culpa de Seneptha, un ser monstruoso capaz de matar a quien se interpusiera en el camino de sus deseos, incluso al mismo objeto de ellos si no accedía a sus demandas. Karemheb buscaba incansablemente la forma de hacerle pagar por sus delitos, pero el capricho de una diosa demonio se interpondría en su camino.

Esther Rivet está especializada en arqueología, más concretamente del Antiguo Egipto. Ni siquiera la muerte de sus padres, quienes quedaron sepultados en una excavación debido al derrumbe de una sección, ha mermado su pasión por las antigüedades, al contrario, la ha incrementado todavía más. Junto su mentor, Moses Connor, trabaja en el actual Luxor, investigando una tumba que podría reportarles el reconocimiento deseado. Lo que encontrará allí será mucho más de lo que en un principio esperaba.

Desde las primeras palabras, la nueva novela de Nieves Hidalgo ha atraído mi atención, por un lado la historia de Karemheb, su tragedia personal, su sed de justicia o venganza, según como cada cual quiera enfocarlo, sus vivencias en aquellos escenarios del Antiguo Egipto son apasionantes. Te quedas embelesada imaginando aquella época, las ricas vestiduras, los lujosos palacios, la magnificencia de las pirámides y la ruindad de algunos hombres.

Pero una de las cosas que más impacto me causó fue una de las primeras apariciones de Esther, la escena de la muerte de sus padres, verdaderamente se te encoje el corazón, y no encuentras la explicación de cómo una niña puede tener tanta serenidad en el momento en que se despide de ellos. Que no sueltes más de una lágrima es un milagro. Aunque en esta historia, pasar del llanto a la risa es cuestión de unas pocas páginas.

La novela depara pasajes en los que es imposible reprimir una carcajada, por ejemplo, cuando la gran colisión sucede y Esther se encuentra con quien puede ser la peor de sus pesadillas o el mejor de sus sueños hecho realidad. Después de todo, ¡¿cuántas veces tiene una la oportunidad de encontrarse con un hombre medio desnudo en el lugar de trabajo?!. Toda una visión con faldellín y sandalias, y ojos pintados con kohl. Creo que ninguna, ¿verdad? ¿Y vosotras que haríais? ¿Vestirle o desvestirle? ¿Llamar a la policía o intentar seducirlo? Lo que hace la protagonista os lo dejo a vuestra imaginación, basta decir que esto es una mera pincelada de todo lo que podréis encontrar.

Con esta novela, Nieves Hidalgo retorna a sus orígenes y vuelve a mostrarnos su faceta paranormal, como comenzara haciendo en «Lo que dure la eternidad». Debo reconocer que esta es una de las cosas que más me gustan de esta autora. El género en el que más se prodiga es el hístórico, pero particularmente me encanta cuando acude a su baúl de fantasía para contarnos una historia que se sale de los cánones establecidos para transportarnos a mundos imaginarios que nos permiten soñar.

Nieves Hidalgo ha escrito una novela con un gran carga de documentación. Como en un teatro, todos los detalles están cuidadosamente seleccionados para causar un efecto y que no puedas dejar de leer hasta terminar la novela. Paso a paso, capa a capa, iremos desvelando el gran misterio oculto por siglos en el Antiguo Egipto. Los engranajes, las pistas que la autora va dejando por el camino, encajarán hasta formar la pieza clave que abrirá la puerta que lo esconde.

Pero no será fácil el recorrido, los enemigos acechan y esperan agazapados el momento para poder hacerse con el ambicionado tesoro. Drama, comedia, intriga, acción, de la mano de los protagonistas viviremos una miríada de situaciones que te engancharán desde la primera página. Una aventura de la que no os voy a desvelar todos los detalles, sólo deciros que no os la debéis perder, si ansiáis vivir la magia de las noches de Karnak.