Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 14 Octubre 2012, Visitas en web: 1736
odio seduccion

Odio y seducción

Ficha Técnica

  • Título: Odio y seducción
  • Autor/a: Margaret Moore
  • Serie: Guerreros 11
  • Reseña de: Shail

Puntuación

5.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Aquél no era el matrimonio que Trystan DeLanyea buscaba. La vidente del pueblo quería casarlo no con una hermosa normanda, sino con la sensual y descarada Mair, que se había burlado de él desde la infancia, y que le ofrecía una pasión muy inoportuna de la que no podía escapar. Aunque era libre y directa, Mair de Craig Fawr tenía un secreto.

Sir Trystan DeLanyea había mantenido cautivo su corazón desde siempre. Aun así era el hijo de un poderoso barón y ella sólo una fabricante de cerveza. Cualquier amor que compartieran sería fugaz. ¿Pero cómo podía darle la espalda al hombre que sabía que formaba parte de su destino?

Valoración personal

Aquel era el matrimonio que Trystan DeLanyea buscaba. Como hijo segundo de un barón galés Trystan desea labrarse un destino fuera de la influencia de poder de su padre, de su hermano y de su primo. Todos hombres poderosos por ello lo mejor es buscar una hermosa dama normanda. Por suerte la en su misma casa está de visita una joven dama que cumple con todas sus expectativas, es de buena familia, hermosa y se comporta como una verdadera dama. Pero después de tener un breve encuentro con la fogosa Mair de Graig Fawr su corazón le pide otra cosa.

«Odio y seducción» es una novela que pertenece a la larga serie llamada Guerreros de Margaret Moore. Serie que es imposible seguir ordenadamente porque no todos sus libros están publicados en español.

Dejando de lado las relaciones que esta novela tiene con el resto de la serie contamos con dos protagonistas singulares y un tanto atípicos. Trystan DeLayea es un joven guapo, agradable y con una personalidad muy buena. Es también un gran luchador pero si se le tiene que describir usaríamos adjetivos como decente, alegre, tozudo, y alguno que otro más. No es impetuoso y tiene claro cuál es un destino: tener un puesto importante dentro del gobierno del su país. Rosamund D´Heureux es una joven dama que está pasando una temporada con su padre, sir Edward en el castillo del padre de Trystan donde él vive. Es la esposa que está buscando, hermosa, agradable, callada, y con buenas relaciones en la corte. Es la que puede hacer sus sueños realidad.

Mair de Graig Fawr es la cervecera de la aldea desde que su padre muriera y le dejara a ella el negocio. No es una mujer corriente, hace años mantuvo un romance con Dylan, el primo de Trystan, y le dio un hijo, Arthur, un niño querido y adorado por su padre. Pero además de esa relación Mair ha mantenido otras con distintos hombres. Se puede decir que es una mujer que acepta su propia sexualidad y no se esconde de sus deseos físicos. Al comienzo de la historia mantiene una relación con Ivo el jefe de la guardia del castillo. Una relación nada serie, no se habla de matrimonio ni de nada.

La relación de Trystan y Mair viene de lejos. Al principio es un poco difícil conseguir que te guste la protagonista porque es un poco calavera, después de pasar más que un buen rato con Trystan en la muralla sale con Ivo. He de reconocer que Mair me pareció una mujer que ofrecía sus favores con demasiada facilidad. Y no hablo de lo que hubo con Dylan, que fue algo medio serio sino con todos los demás.

El caso es que entre estos dos hay una historia que viene de lejos. La adivina del pueblo (que curiosamente tiene un hijo de Dylan, llamado Trefor, un años mayor que Arthur) pronosticó que ambos se casarían y serían felices. Una adivinación un tanto desastrosa porque cada vez que se miraban el desdén era patente por parte de los dos. Hasta que llegó un noche y ambos pasan un más que feliz momento. A partir de ahí se aprecia que Mair no es la cabeza loca que parece, es trabajadora, sensata y muchas de sus acciones con los hombres las tomó con vistas a que Trystan se fijara en ella, por eso coqueteó con su primo. Y por no estar sola mantuvo varias relaciones.

Por su parte Trystan también se da cuenta de que Mair le provoca sensaciones que no sabía que pudieran darse. Desde que la tuvo en brazos se da cuenta de que siempre la ha deseado pero que guardó sus sentimientos por que nos sabía comportarse frente a ella. El problema es que lo que desea de su vida choca con lo que es Mair. Él quiere una dama que le dé poder e influencia y ella no tiene ninguna de las dos cosas.

Es bastante típico de Moore jugar con este dilema, por una parte los deseos de crecer a nivel «profesional» y por otro los deseos del corazón que se ha entregado de lleno a una persona que generalmente carece de dinero e influencias.

La trama de amor está bien pensada, aunque me ha parecido que los protagonistas se liaban demasiado pronto pero es algo que tiene cierta lógica, no solo por cómo se desarrolla la historia, sino también por su brevedad, es un libro no muy amplio. Destaco la serenidad de Mair a la hora de aprovechar los momentos que tiene con su amante, y también las dudas de éste a la hora de plantearse su compromiso con Rosamund. En ciertos momentos dan ganas de sacudir a Trystan para que vea que Mair es perfecta para él y que su prometida es una arpía con cara de ángel.

Es una historia bonita, que tiene el aliciente de que hay una mala cruel por medio, aunque claro Rosamund no podría hacer lo que hizo sino fuera porque Trystan es un hombre de palabra cegado por sus ambiciones.

En definitiva me ha gustado la historia, su desarrollo y los personajes secundarios.