Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1385
olvidada por su esposo

Olvidada por su esposo

Ficha Técnica

  • Título: Olvidada por su esposo
  • Autor/a: Michelle Willingham
  • Serie: Clan MacKinloch 2
  • Reseña de: Shail

Puntuación

5.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

¿Volvería a la cama de su marido?

Alex MacKinloch se había convertido en el jefe de por su esposo su clan y en un tiempo tan oscuro e incierto había conseguido unir a su pueblo. Sin embargo, la relación con su esposa le estaba resultando mucho más difícil. Y cuando descubrió que Laren había estado ocultándole cosas, no pudo contener por más tiempo la frustración que sentía.

Hacía mucho que Laren había olvidado los placeres del lecho marital, sin embargo, en la mirada de su esposohabía cada vezmás deseo... El poderoso guerrero escocés parecía haberse propuesto volver a seducir a su mujer...

Valoración personal

Alex  MacKinlock era el jefe de su clan aunque nunca pensó que sería tan pronto, esperaba poder gozar de sus mujer y de sus hijos antes de que las tareas de un jefe impusieran una terrible rutina que les llevara a separarse tanto tiempo de su familia. Por desgracia un cruel lord inglés solo hace molestarles, ha asaltado el poblado, quemado las casas, destruido el hogar del jefe y matado a varios MacKinlock y él no ha podido hacer nada por evitarlo. Siente que no solo está perdiendo a su clan sino también a su esposa, a la mujer que ama. Laren MacKinlock se siente desgraciada, desde hace años la relación con su esposo ha ido decayendo, y quizá sea culpa suya, no es una buena esposa del jefe, pero aún así ama a su marido, ¿podría volver a recuperarlo?

 

Olvidada por su esposo es la segunda novela de la serie el clan MacKinloch de Michelle Willingham, una autora que escribe unas bonitas historias de amor.

 

La primera vez que leí una novela de Michelle Willingham fue de unos rudos vikingos, me gustó tanto que a partir de ahí la sigo. Tiene un estilo que me gusta mucho por la sencillez que da a sus personajes y porque siempre les da un toque distinto que los hace únicos.

 

En “Olvidada por su esposo” tenemos a una pareja que está casada y que tiene dos hijas. No es normal un libro de este tipo y más si es histórico donde lo más habitual es encontrar una historia que tenga como protagonistas  a dos personajes que no se hayan visto nunca o si se conocen mantienen una relación de simples conocidos o algunas de sus variantes. Pero tratar de una pareja ya casada y asentada es algo muy raro, por lo que esta novela ya antes de leerla presentaba una propuesta que me llamó mucho la atención.

 

El matrimonio está formado por Alex  MacKinlock y su mujer Laren, un matrimonio que se basó en el amor. La primera vez que los encontramos asistimos al ataque del barón Harkirk quien quiere destruir a los MacKinlock a toda costa. Por suerte Alex junto con sus hermanos y sus hombres logran repeler el ataque aunque con grandes sacrificios. En este momento ya nos damos cuenta de que entre ellos hay algo que no funciona, se puede decir que es como una sombra que los separa. Pese a que se siguen queriendo se van distanciando más y más, y lo peor es que cada vez que intentan sincerarse parece que las palabras salen equivocadas y en vez de arreglarlo lo estropean más. El problema está en que nada es como en sus primeros años y esto lo sabemos porque el libro tiene unas cuantas escenas que nos hacen retroceder en el tiempo y ver esos momentos. Allí comprobamos que Alex, pese a ser el futuro jefe, está enamoradísimo de Laren y ella también; en estos momento lo separan las dudas de ella con respecto a sus futuro, si Alex fuera un guerrero más no habría problema pero él será el jefe algún día y ella es la hija del un pobretón que no tiene nada. Será Alex quien convenza a Laren de que se case con él a base de persuasión y besos pero aún así el problema no se soluciona porque años después parece que las dudas de Laren sobre su matrimonio tenían su razón de ser.

 

Alex es todo un líder que desea cuidar de su pueblo, ahora que lo han perdido casi todo ve en las ruinas que hay a su alrededor una oportunidad de ser más fuertes. Construirá murallas, y  un castillo de piedra. La piedra no se quema y protegerá  a los suyos. En un hombre con muy buenas ideas, sensato en sus decisiones con respecto al clan pero que se siente desubicado en su matrimonio porque ve que poco a poco Laren se va alejando más y más de él.

 

Por su parte Laren se siente en cierta manera inferior a todo el mundo por culpa de su origen familiar; además es muy tímida y no es capaz de asumir su posición como la esposa del jefe, deja que su cuñada se haga cargo de las decisiones que ella debería tomar, algo que agradece muchísimo. Es un personaje muy interesante, me ha gustado esta aparente “debilidad” de carácter porque a medida que vamos leyendo nos damos cuenta de que no es una mujer débil en absoluto sino que la sufrido mucho en la vida, y que los complejos de su niñez la están marcando ahora de adulta.

 

Como pareja están muy bien pero hay algo en su pasado que los ha ido distanciando, y es la muerte de uno de sus hijos pocos días después de nacer. En este momento cada uno se refugió en su dolor, incapaz de mostrar la tristeza de la pérdida se han ido distanciando. Alex se refugia en su papel de jefe, y Laren en su labor con el cristal profesión que la ha sacado de la melancolía.

 

Con estas premisas tenemos la historia de amor, que no es una historia de redescubrimiento del amor porque ellos nunca se han dejado de amar, sino lo que recuperan es la confianza, la capacidad de pensar que están juntos en las cosas buenas y en las malas. Lo que recuperan es la amistad que la muerte de un hijo borró de golpe.

 

Sobre el transcurso de la trama, me ha gustado porque va a buen ritmo y porque tiene dos elementos interesantes, el primero es el que tiene que ver con la profesión de Laren que le reportará además de mucho dinero más confianza en si misma; el segundo que gira en torno al barón Harkirk y a sus tretas para destruir al clan de Alex, en este punto tenemos engaños, enemigos no declarados, un asalto, secuestros y alguna que otra muerte.

 

Entre los secundarios están los hermanos de Alex, Bram que está casado con la ingeniosa Nairna, Callum que no es capaz de pronunciar palabra, y el pequeño Dougal. Está también la madre de los hermanos que se queja continuamente de todo y las hijas pequeñas de la pareja protagonista.

 

Olvidada por su esposo me ha gustado mucho, es una historia con encanto que nos demuestra que el amor es algo que debemos cuidar día a día.