Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1119, Visitas en foro: 221
oscura tentacion

Oscura tentación

Ficha Técnica

  • Título: Oscura tentación
  • Autor/a: Larissa Ione
  • Serie: Demoníaca 1
  • Reseña de: Nalla

Puntuación

0.0/5 rating (0 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Cautiva en un lugar donde el éxtasis puede costarte la propia vida...
Tayla Mancuso es una cazadora de demonios que anhela conocer el placer sexual que siempre le ha sido negado. Herida de gravedad, termina yendo a parar a un hospital dirigido por demonios, donde Eidolon, el jefe de todos ellos, conseguirá que su cuerpo arda con un deseo insaciable. Sin embargo, para probar que sigue siendo leal a los suyos, Tayla tendrá que traicionar al atractivo y peligroso demonio que le ha salvado la vida y que ha logrado hacerla sentir lo que nunca imaginó… Amor.

Dos amantes se verán obligados a arriesgarlo todo…
Eidolon es incapaz de resistirse a Tayla, una joven bella y solitaria que despertará en él una furia y pasión como nunca antes había sentido. Pero ella no sólo es su enemiga, sino que muy bien podría pertenecer a un grupo de asesinos que está aniquilando a su gente. Dividido entre la necesidad de dar con la verdad y el deseo de hallar a la compañera que comparta su vida y que impida que se transforme en un monstruo para toda la eternidad, Eidolon tendrá que hacer lo impensable... y dejar que Tayla lo posea en cuerpo y alma.

Valoración personal

Antes de empezar a explayarme con la crítica, decir que este libro me ha gustado mucho, Larissa Ione ha sabido crear un mundo paralelo al nuestro donde habitan demonios de miles de formas y colores y humanos que los quieren cazar. Y para ser una primera novela ha sabido hacerlo francamente bien.

Por un lado tenemos a Eidolon (vaya nombrecito), un demonio seminus (demonios sexuales), modelo de portada, con unos valores, que más quisiera para sí más de un humano, por el que se sienten irremediablemente atraídas todas las féminas, que es médico, y que ha creado un hospital en el submundo donde tratar a las diferentes especies de seres místicos.

Por el otro tenemos a Tayla Mancusso, una cazademonios de 24 añitos, que aparenta muchísimos más, que se ha hecho a sí misma, y que, enfundada en cuero, tiene sus propios motivos para querer cazar a los demonios.

Además aparecen los diferentes hermanos de Eidolón, así como sus compañeros de trabajo, al igual que los jefes y compañeros de Tayla, buenos y malos se entremezclan desde el principio del libro, y los malos no son tan malos, ni los buenos tan buenos (y las que lo leáis entenderéis lo que quiero decir con ello, no es como Ward que delimita claramente a los restrictores de los vampiros). Y esto es para mí uno de los puntos negativos del libro, porque en todo momento sabes quién es el jefe de la Égida (sociedad de cazademonios a la que pertenece Tayla) y sus miembros, ves cómo se cuenta la "verdad" desde una doble perspectiva, y para mi aquí sí es un poco confuso, porque suceden cosas, pero no sabes muy bien porque suceden, bueno lo sabes, pero porque lo intuyes, porque aquí Ione lo ha dejado en el aire.

El primer encuentro entre Tayla y Eidolon, es una escena de sexo pura y dura por la que tod@s suspiramos, que te deja como unas brasas, ardiendo y sin poder moverte, aquí a Larissa Ione le beso los pies, porque es capaz de transmitirte unas escenas extremadamente sexuales y eróticas, dios bendito, quedas como gelatina, y abundan en el libro, las mismas no son más que una excusa para ofrecernos una física y química escalofriante entre los protagonistas, así como entre los secundarios, que también están para mojar pan. De igual forma, la evolución de ellos, tanto como pareja, como a nivel individual, es perfecta, es gradual, vamos que es totalmente creíble, ves, sientes como poco a poco van superando sus miedos, a pesar de que se resisten a ello con uñas y dientes, el pánico que siente Tayla, cuando se da cuenta de todo aquello en lo que creía, lo único que tiene, no es realmente como dice ser, lo sola, vulnerable que está, vamos Larissa, aquí está de 10, porque ha hecho a los personajes totalmente humanos, dotándolos de unos sentimientos tan reales, que sientes que los vives tú, Y las tramas complementan todo el lote a la perfección.

Una cosa que me ha descolocado, aunque me diréis que soy rara, es que me ha chocado muchísimo ver a un demonio como un protagonista bueno, hasta ahora siempre eran los malos, los protagonistas de nuestras pesadillas, y de repente tienen alma (simpática la explicación de la caída de Satanás del cielo), son buenos, médicos, tienen poderes, no sé si me explico, vamos a ver, me podéis decir lo mismo de los vampiros, pero quizás porque ha habido un mayor en marketing en cuanto a presentárnoslos como unas figuras románticas, que todo el mundo nos lo hemos creído, y tal cual los vemos, pero en el caso de los demonios, pues creo que es la primera autora que nos los presenta como seres con alma y principios (bueno algunas de las especies), y eso me ha roto un poco los esquemas; además del hecho, de que hay 50000 tipos de ellos... y yo llegué un momento que me hice tremendo cacao mental que flipas, Aiss.

Pero quitando todo eso estamos ante una novela en la que abunda la sangre y la brutalidad, pero en todo, relaciones sexuales, luchas internas y externas, contra los enemigos, en la química y física de los protagonistas, el libro entero destila fuerza, poder, atracción, erotismo, oscuridad, sentimiento, es brillante para ser una primera novela, y en mi tiene una seguidora seguro (de hecho deja la resolución del misterio abierta para el próximo libre de la serie); pero a pesar de todo ello, me falta ese algo más, el que la convierta en novela de 10, porque para mí además de ser una historia poderosa, ha sido un poco caótica, y han quedado cabos sueltos, pero a pesar de ello os recomiendo que no os la perdáis, porque promete y, en su medida, cumple, y eso es mucho decir hoy en día, con la saturación que tenemos en el género paranormal