Boletin
Esencia
Última modificación: Lunes, 11 Junio 2012, Visitas en web: 1124, Visitas en foro: 270
perfecto

Perfecto

Ficha Técnica

  • Título: Perfecto
  • Autor/a: Loretta Chase
  • Serie: Hermanos Carsington 3
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

2.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Él es el hombre perfecto, un modelo de conducta para todos. Ella, una viuda con una reputación injustamente escandalosa.

Después de Irresistible e Imposible, llega Perfecto, la tercera entrega de la serie ambientada en la Regencia y protagonizada por los hermanos Carsington. Benedict Carsington, heredero del conde de Hargate, es el perfecto aristócrata inglés. Alto, moreno y atractivo, todos le conocen por su vida irreprochable, sus modales impecables y su elevado sentido del deber. Se atiene a todas las normas y jamás pierde el control... hasta que encuentra a Betsabé Wingate.

Betsabé pertenece a la rama descarriada de la familia DeLucey. Su fama de embusteros, timadores y estafadores la ha perseguido siempre. Cuando se casó, la adinerada familia de su marido los desheredó. Ahora que se ha quedado viuda, está decidida a ofrecer a su hija una vida correcta y estable, sin dar pie a que nadie hable de ella... hasta que conoce a Benedict.

Escogida por la revista Booklist una de las diez mejores novelas románticas publicadas en Estados Unidos en 2006, Perfecto es otro de los títulos indispensables de Loretta Chase, una de las más brillantes autoras de novela romántica de todos los tiempos.

Valoración personal

Como ya es costumbre, Plaza y Janés nos ofrece un libro además de muy entretenido con una traducción sublime.

La historia va a girar en torno a la fuga de dos niños: Peregrine, sobrino de Benedict y Olivia la hija rebelde de doce años de Betsabé, una marisabidilla que intenta que su madre recupere la posición aristocrática perdida por sus antepasados.

Sí, eso mismo. Betsabé pertenece a los atroces DuLacey, personas consideradas por el beau monde como díscolas y  carentes de moral que no dudan en saltarse las reglas y convenciones sociales para hacerse con lo que quieren.

Pero difícilmente Betsabé puede considerarse una Atroz DuLacey, ella siempre ha respetado las reglas… aunque nadie lo crea. Pero su matrimonio más que conseguir que fuese aceptada por la buena sociedad consigue todo lo contrario, que rechacen a su marido.

Cuando la tragedia se cierne sobre ella tras la muerte de su marido, Betsabé decide seguir adelante ganando el dinero tan limpiamente como puede, dando clases de dibujo.
Peregrine, sobrino de Benedict Carsington es un chico que quiere llegar a ser un buen arqueólogo. Su sueño de poder alguna vez explorar Egipto le hace acudir acompañado de su tío al Egyptian Hall para intentar descifrar la escritura y los dibujos de los antiguos egipcios. Pero sus dibujos no son buenos, más bien son horrendos y así se lo hace saber Olivia.

A partir de ahí los niños se convierten en el hilo conductor de esta novela. Olivia me encanta, Chase ha sabido investirla de una actitud indolente pero a la vez muy pícara que va a traer de cabeza al pobre de Peregrine. Y éste no duda en implicarse en cualquier locura que se le ocurra a la condenada chica.
Un intercambio de cartas muy divertidas que le provocan continuos dolores de cabezas, hará que Peregrine empiece a considerar a Olivia como algo suyo y cuando la chica decide lanzarse a los caminos de la aventura ¿qué puede hacer él sino seguirla?

Benedict no dudará en hacer todo lo que esté en su mano para recuperar a su sobrino y para ello tendrá que aunar esfuerzos con su Némesis. Betsabé es la mujer más irritante con la que se ha topado desde que decidió ser el caballero… perfecto.

Un hombre que jamás se altera, que nunca lleva un botón en mal estado ni un pelo fuera de su sitio… irritante.
Betsabé conseguirá sacarlo de sus casillas. En sus periplos en pos de los dos chavales vivirán más de un tropiezo, pero el tropiezo que más le preocupa a Benedict es el de los cautivadores ojos de Betsabé, su ánimo y su calma pero que sin embargo se transforma en una fiera cuando de proteger a los suyos se trata. Y aunque no lo quiera, Benedict ya es algo suyo.

Loretta sabe muy bien hilar la historia de los cuatro personajes principales y sobre todo sabe dotar con un punto sutil de sacrificio al personaje de Betsabé. Una mujer que no duda en autoculparse del enamoramiento que muestra Benedict, incluso delante de su propio padre (del de Benedict, quiero decir).

Tras esas muestras de devoción hacia el estirado de su hijo, ¿qué puede hacer un hombre sino claudicar?
Para mí es una de las mejores novelas de Loretta Chase, y eso que a mí esta mujer me encanta. Es una novela sencilla, divertida, con toques de pasión pero sobre todo que te llega al corazón y te hace coger un pellizco en el corazón ante el respeto de una mujer por el hombre que ama.

Sin siquiera buscarlo, la autora te hace partícipe de los sentimientos de ambos conforme se va desarrollando la historia pero es al final cuando la obra llega a su cénit con unas palabras que estoy segura arrancarán más de una lágrima en el corazón de quien la lee. Lo mejor de la novela bajo mi humilde opinión son los diálogos que son muy inteligentes y mordaces. El sentido del humor está presente a lo largo de toda la obra y la traducción como ya dije antes, sublime. A veces reía más por los giros y expresiones usadas que por lo que contaban.

Más hambre que el perro de un ciego es una de las frases entre muchas que dotan a la novela de más calidad aún si cabe.