Boletin
Esencia
Última modificación: Martes, 12 Junio 2012, Visitas en web: 1308
rendida al guerrero

Rendida al guerrero

Ficha Técnica

  • Título: Rendida al guerrero
  • Autor/a: Michelle Wellingham
  • Serie: Hermanos MacEgan 5
  • Reseña de: Shail

Puntuación

0.0/5 rating (0 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Trahern MacEgan: su cuerpo está forjado para la lucha, su alma es negra y torturada. Las mujeres quieren doblegarle, pero él ha amado una vez y ahora la ha perdido.

Morren Ó Reilly: ha conocido el dolor y la vergüenza, pero mantiene erguida la cabeza aunque tema que un hombre la toque.

¿Puede Morren ser la luz que ilumine la oscuridad de Trahern, y puede él hacer que se sienta completa rindiéndose a sus caricias?

Valoración personal

«Rendida al guerrero»  es la quinta novela de los hermanos MacEgan de la escritora Michelle Willingham, escrita con el mismo estilo que las anteriores, sencillo y sin grandes pretensiones.

En este caso la novela nace con una terrible incursión de vikingos en un pobre pueblo de Irlanda en donde estaba la prometida de Trahern MacEgan unos de los hermanos MacEgan, conocidos por ser unos guerreros indomables. En este caso Trahern se aparta un poco de sus hermanos no solo por su físico sino también por sus actitudes, es un bardo, un contador de historias muy bueno. Hasta el momento de la muerte de su prometida no tenía necesidad de matar, pero ahora, meses después de ocurrir la tragedia se ve incapaz de olvidar y el odio que va acumulando desde ese momento lo impulsa a buscar a los asesinos que masacraron el pueblo y matarlos con sus propias manos, o al menos atravesarlos con su espada. Trahern es un personajes interesante no solo por diferir de sus hermanos sino porque tiene un impulso muy fuerte, el de la venganza que no le va mucho con su carácter, aunque sin excesos, no es un soldado brutote carente de sentimientos, por lo que es capaz de cuidar de Morren y saber cómo comportarse con ella.

El caso es que en las primeras páginas la autora se recrea en ese odio y lo manifiesta con frases más o menos floridas que intentan destacar la actitud asesina del protagonista y la soledad de su misión. Esta parte está un poco sobrepasada de «rosa», no le hubiera ido mal quitar alguna que otra frase rimbombante porque después te das cuenta de que Trahern no es tan malo o tan «asesino» como nos pretende hacer creer al principio.
Por suerte la historia mejora cuando se encuentra con las hermanas O´Reilly que han sobrevivido en el bosque solas desde el ataque. Mientras que la más joven Jilliam no ha sufrido ninguna herida la mayor Morren acaba de perder al hijo engendrado esa noche.  

Sin duda no conocemos a la protagonista Morren en su mejor momento, mancillada por unos hombres, embarazada de uno de ellos, viviendo sola con su hermana y postrada en una cama por culpa de su hijo no nacido. Todo esto hace de ella una joven que se aparta de lo clásico en las novelas románticas, pero aquí , en esta época, plena edad media con saqueos de vikingos por todos lados, no está alejada de la realidad del momento. En cuanto a Morren, ya como mujer, es una joven que evidentemente ha sufrido mucho, después a medida que vayan pasando las páginas vamos entendiendo mejor que pasó esta noche y el sacrificio que hizo por su hermana. Es hermosa, inteligente, ama a su hermana y tiene un don con las plantas. Me ha gustado su carácter, ha sufrido mucho pero no se regodea en ese sufrimiento, intenta mirar hacia delante y tener un buen futuro, eso sí, sin olvidar la posibilidad de venganza.

Como pareja están bastante bien. A pesar de conocerse de vista antes del ataque, pues vivían los dos en las misma aldea, Trahern no la recuerda mucho porque su prometida Ciara ocupaba todos sus pensamiento, pero Mooren si se acuerda de él y de que era todo un espécimen de hombre. Ahora están juntos por primero por una necesidad, ella está enferma y él no quiere dejarla, y luego porque ella conoce los rostros de los asesinos vikingos invasores y los puede identificar, se puede decir que su unión es interesada pero también hay un toque de amor que es muy veloz en su desarrollo. Teniendo en cuenta lo desesperado que está Trahern por la muerte de Ciara y lo que le pasó a Mooren que rehúsa todo contacto con los hombres, lo más normal es que la evolución de ese amor fuera muy lenta, sosegada pero aquí no ocurre eso, evidentemente está la limitación de hojas, hablamos de un Harlequin lo que hace que la historia se comprima en exceso.  Por eso al cabo de unos días él comienza a verla con otros ojos lo que trae consecuencias muy interesantes, quizá la más importante es la razón de la búsqueda de los causantes de todos los problemas, ya no será para vengar a su difunta prometida sino para vengar a la mujer de la que se está enamorando. Por parte de ella también hay cambios, en que destaca es la gran confianza que deposita en él para solucionar sus problemas y temores. Creo que es ese sentido hacen una buena pareja porque si bien la desgracia los ha unido juntos consiguen superarla.

Para añadirle más emoción al asunto está todo el problema de Trahern con respecto a su familia, lo que nos lleva a descubrir un secreto de lo más jugoso que permite no solo que intervengan sus hermanos MacEgan sino también sus mujeres, y dos vikingos que tienen una relación estrecha con el protagonista. Aquí se puede decir que Trahern se reconcilia con quién es realmente y comprobar que no ha perdido nada sino que ha ganado mucho.

Por último le añadimos un toque de emoción pues está toda la aventura que supone ir detrás de los asesinos y descubrir quién les pagó para que asaltaran el poblado. Aquí no hay grandes escenas de acción sino que más bien se resuelve todo de buenas maneras, lo que le quita un poco de emoción a la novela por esta parte.

Con respecto a los secundarios está Gunnar Dalrata todo un personaje que daría bien para tener su propia novela;  los hermanos de Trahern a los que vemos felizmente casados y con hijos; y la hermana de Mooren, Jillian que tendrá un papel destacado en cierto momento.

«Rendida al guerrero» es un correcto libro de amor que nos habla de que enamorarse es posible incluso cuando uno está sufriendo. Sin duda el amor lo puede todo y llega a borrar aquello que nos hace más desgraciados.