Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 3501, Visitas en foro: 271

retrato de mi corazon

Retrato de mi corazón

Ficha Técnica

  • Título: Retrato de mi corazón
  • Autor/a: Patricia Cabot
  • Serie: Rawlings 2
  • Reseña de: Irdala

Puntuación

5.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Años atrás, en un instante explosivo, la rivalidad infantil entre Jeremy, el joven y apuesto dude de Rawlings, y Maggie Herbert, su amiga de la infancia, se transformó en pasión. Desgraciadamente, el consiguiente escándalo los obligó a separarse.

El destino ha vuelto a unir a Jeremy y Maggie, y los arrastra a un imparable baile de deseo. El duque, ahora un militar condecorado, está decidido a casarse con la joven Maggie que, comprometida con otro hombre, verá cómo sus fantasías secretas escapan de su control. A pesar de los años transcurridos, entre ellos arde una profunda pasión, pero para disfrutar de ella tendrán que enfrentarse a celos, intrigas y peligros.

Valoración personal

En esta novela nos encontramos con un personaje masculino muy majete, pero que se enamora de su amiga de la infancia porque “ha crecido mucho”... por todas partes. La susodicha, pasa de jorobarle la vida cuando eran niños aprovechando que era más alta que él, a tenerle miedo por lo que le hace sentir también de repente. Vamos que los dos se han hecho mayorcitos y nada más verse se dan un revolcón en las caballerizas. Sus familias los obligan a separarse y en los otros cinco años que pasan separados, no pueden olvidarse.

Vuelven. Se encuentran. Sienten una pasión irrefrenable. No se pueden quitar las manos de encima. Lógicamente se acuestan. Se siguen deseando y amándose ¡qué bonito!.

Ella cree que él se va a casar con una princesa india, pero no, es todo fruto de un malentendido. Ella tiene un prometido con el que le da pena cortar. También tiene una amiga muy maja que para ayudarle a romper son su novio le seduce para que sea él quien corte. Por supuesto, el novio se deja seducir y corta con ella porque descubre que le gusta, de repente (¡qué cosas!) la amiga.

Una vez libres los dos ya no hay problemas para dar rienda a su pasión y a su amor. Así que como no hay mucho más que decir en la novela, la autora nos regala cuatrocientas y pico páginas de soporíferas palabras donde se esfuerza en explicarnos los sentimientos, los porqués, los pros, los contras, y de paso mete a un personaje que quiere matar al duque para -cree la autora- darle vidilla a la historia. ¿Quién quiere matar al duque? No, no es el mayordomo... pero casi. ¿Para qué mete ese personaje? pues más que nada porque si no se acabaría la novela en la página 50.

Así que entre: Ay, madre mía que quieren matar al duque... Ay madre mía, a ver si el prometido de ella va a ser el asesino... Ay, madre mía que yo nunca seré una buena condesa..., y veinte mil chorradas más, vas pasando hojas y más hojas de nada y no consigues verle el fin al libro.

En fin, que me ha aburrido hasta decir basta. Está lleno de páginas y párrafos que me he saltado enteritos. En lugar de entretenerme he sentido que estaba perdiendo el tiempo y machacando mi intelecto.

Creo que como no llegue una autora que me sorprenda con algo verdaderamente nuevo, todas mis críticas van a ser un “cortar y pegar”, vamos, un “otro libro más de lo mismo”. Últimamente me repito mucho, pero chicas, es lo que hay. A lo mejor soy yo que estoy saturada...

a227

El jardín de las rosas silvestres me gustó, pero este libro no le llega ni a la altura del tobillo.