Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1766
torturados por el deseo

Torturados por el deseo

Ficha Técnica

  • Título: Torturados por el deseo
  • Autor/a: Amanda McIntyre
  • Serie: Reino de Britania 1
  • Reseña de: Shail

Puntuación

3.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

El deseo era más fuerte que el deber.

En una Britania asolada por la guerra, la joven Sierra aprendió que la única forma de sobrevivir era enterrando sus emociones. Después de ver cómo los sajones mataban a su madre y se llevaban a su hermano, se vio convertida en la aprendiza del verdugo del rey y obligada a presenciar los sufrimientos más atroces al tiempo que desarrollaba sus habilidades sexuales.

El corazón de Sierra se iba congelando lenta e inexorablemente… hasta que le llevaron a Dryston, un prisionero romano, para que lo hiciera hablar usando su poder de seducción. Muy pronto se encontró dividida entre el deber y el deseo, porque Dryston era el único hombre que podía ayudarla a liberar su alma y consumar su venganza.

Valoración personal

En una Britania asolada por la guerra, Sierra una joven que vio como mataban a su madre debe sobrevivir al horror de saber que su vida depende el capricho del asesino de su madre. Ha logrado vivir siendo la aprendiza del torturador del rey sajón pero ahora éste desea que la joven le ayude a matar a sus enemigos utilizando sus poderes de ver el futuro. Mientras tanto Dryston un antiguo soldado romano lucha para conseguir que Britania sea de nuevo un lugar seguro para el pueblo y para ello debe de morir el rey sajón, pero antes de que pueda lograrlo es capturado y sometido a las ágiles y sinuosas amos de Sierra.

 

Con autoras que no conozco generalmente suelo leer qué opinan otras lectoras de sus libros.  Como de Amanda McIntyre no había leído nada y este libro parecía entretenido decidí buscar alguna que otra crítica. En una decían que el libro estaba bastante bien, en otra que no estaba mal pero que tampoco era una maravilla. Después de leerlo supongo que me toca ser la mala de la historia, porque según mi humilde opinión es un horror.

 

Torturados por el deseo entra dentro de esa categoría de libro erótico histórico que no es lo mismo que libro histórico erótico porque la palabra que va delante es la que marca qué tipo de libro es, lo demás en un añadido. En este caso estamos ante un libro erótico que está ambientado en el siglo VI y en Britania lo podemos considerar algo superfluo y hasta casi un accidente sin mala intención.

 

Cuando comencé a leer el libro lo primero que me encuentro es a Sierra en plan trabajador, lamentándose sus penas hasta que se encuentra a Cearl, un cocinero-siervo para todo. Como son amantes ni cortos ni perezosos se ponen en plena faena ante la vista de quien quiera pasar por el lugar. Hay una interrupción. Y luego al movimiento otra vez. Cuando acaba todo ella vuelve a sus labores de ayudante de  verdugo – torturadora de Balrogan y él a lo que le mande. Entre ellos no hay amor, o más bien Sierra no siente amor por Cearl, lo único que busca es aliviar el cuerpo de vez en cuando y olvidar el pasado.

 

Cuando llega al decrépito castillo, antigua fortaleza romana debe acudir a junto su señor, el rey Aeglech quien está en esos momento retozando con una mujer. Sierra queda como mirona, el rey sigue a lo suyo pero tiene otros planes, y la mujer también sigue a lo suyo pero con alguna idea más en la cabeza.

 

El caso es que Sierra por sus poderes de adivinación ha sido ascendida, le dan una nueva habitación con una cama enorme. Ahora deberá “torturar” a los posibles traidores de su rey atándolos a la cama y mientras están en pleno acto sexual preguntarles si son culpables de traición. Evidentemente en este punto del libro, una ya comprende que está ante una novela que carece completamente de sentido. El que tuviera tantos errores históricos era lo de menos, el caso es que la autora se monta una trama que no tiene ni pies ni cabeza por lo mal planteada que está.

 

Aquí confesar que la protagonista es de esas mujeres a la que yo considero antipáticas, me da igual lo mucho que han sufrido, mala suerte, no soy capaz de sentir pena por ella porque sus acciones la hace una bruja en el peor sentido de la palabra.

 

Con respecto a protagonista masculino, Dryston, teniendo en cuenta que Sierra es una auténtica golfa, a él lo identificamos con un hombre honesto, bueno, que es capaz de amar, y un montón de cosas más.

 

Cuando los dos se encuentran hay tensión sexual, pero como Sierra está entre los que lo torturan la cosa no avanza mucho. Se quedan solos, y listo, movimiento acrobáticos en la oscuridad y ya tenemos escena erótica pese a que el pobre Dryston lo han golpeado de manera brutal y está para el arrastre.

 

Seguimos avanzando en la historia sin grandes sorpresas. Huída, más escenas de sexo, baño, escenas de sexo, baño, sexo, baño… Lo que me queda claro es que los dos son muy limpios. Aparecen el antiguo amante, los parientes y el malo. El final previsible ya desde el segundo capítulo. La historia de amor irreal y sin sentido desde el principio, aunque claro estamos un libro claramente erótico y muchas veces el amor es lo de menos.

 

En este punto destacar dos cosas, una es la parte que tiene que ver con el rey Aeglech, hombre cruel al que le gusta poner las cabezas de sus gentes en picas; y otra todo el misterio que rodea al hermano pequeño de Sierra. Con respecto a la primera es una parte muy previsible, es evidente que el malo morirá de una manera muy cruel pero justa. Si nos centramos en la segunda aquí lo mal planteado que está el libro sale a relucir. Desde el principio sabemos que el hermano de Sierra es el “hermano” de Dryston, el niño que encontró hace años. Lo que no me cuadra son las fechas. Sierra tenía doce años cuando murió su madre y se separó de su hermano pequeño. Si han pasado nueve años ahora tendrá 21 años. Tal y como habla de su hermano se supone que sería pequeño, bastante más pequeño que ella ya que debía de cuidarlo cuando su madre estaba ausente, pero cuando lo reencontramos de nuevo es todo un hombre con novia, y jefe de la rebelión. Pero ¿cuántos años tiene este hombre? No lo sé, pero más de veinte no puede tener. Este detalle puede ser una tontería pero le quita «puntos» a la novela porque carece de una coherencia interna. Da la sensación de que la autora maneja a los personajes como le da la gana sin tener en cuenta la información que nos ha dado antes de ellos.

 

En cualquier caso Torturados por el deseo me ha parecido un horror de libro. Sin duda una de las compras más malas que he hecho en el 2011.