Boletin
Esencia
Última modificación: Jueves, 20 Septiembre 2012, Visitas en web: 1780
trampas seda

Trampas de seda

Ficha Técnica

  • Título: Trampas de seda
  • Autor/a: Mar Carrión
  • Serie: Montana 3
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

4.1/5 rating (8 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Un asesino en serie apodado «El verdugo de Hollywood» tiene en jaque a toda la policía de Los Ángeles. Ya se ha cobrado tres víctimas y una cuarta mujer ha desaparecido y todo apunta a que vuelve a ser él el responsable de su desaparición. Todas son jóvenes, todas chicas muy atractivas y... actrices. ¿Coincidencia?

El detective de homicidios Max Craven, encargado de la investigación, aún no tiene pruebas ni fiables ni concluyentes pero sus tripas le dicen que alguna conexión más debe de haber entre todas las víctimas... aparte de la obvia.

Alguien de dentro del mundillo del cine se está aprovechando de esa conexión para perpetrar los horribles crímenes que lleva a cabo con cada una de las mujeres; la pregunta es quién. Los listados que se han elaborado para cada una de ellas y que contienen la lista de amigos, familiares y compañeros de trabajo no arrojan ninguna luz. Ningún nombre coincide.

Max sabe que hay más de un gato encerrado y una coincidencia afortunada ha puesto en su camino a Jodie Graham, una actriz cuya vida ya estuvo una vez en peligro y la artífice de que la policía diese con unas pruebas que ha vuelto el caso aún más escalofriante.

¿Podrá hallar al asesino antes de que se cobre una nueva víctima? ¿Quién se esconde tras el macabro apodo?

Valoración personal

Cuando uno de los responsables de la editorial Roca se puso en contacto con RH para solicitarnos el favor de que leyéramos la novela antes de que ésta saliese a la venta… Esta que aquí suscribe pegó saltos de emoción y amenazó con hacerles algo muy desagradable a ciertas compañeras de fatigas si no le permitían ser ella quien disfrutase de ese privilegio.

Así que aquí estoy… Intentando expresar en palabras lo que esta novela me ha transmitido sin hacer spoiler pues ésta era condición sinecuanum para ello.

Comenzaré diciendo que Mar Carrión se supera con cada libro que escribe. Su proyección literaria va exponencialmente en aumento, nada de sumar o multiplicar para nuestra autora. Eso sería muy poco para ella. En serio, Mar Carrión es uno de esos pocos diamantes que ya de bruto no tiene nada cuando se les encuentra. Terciopelo tuvo mucha vista cuando se lanzó a publicarla pero creo que ni ellos mismos sabían en un primer momento lo que tenían entre manos. La mutabilidad y versatilidad que tiene esta autora; Mar es una de esas pocas autoras camaleónicas que da igual lo que se propongan escribir porque seguro, seguro que se saca de la manga una genialidad.

Ya tuvimos buena muestra de ello con «Decisiones arriesgadas» dentro del género de suspense… ¡Y era su segunda novela! Pero, ¿qué me decís de «Senderos»? Aún soy capaz de visualizar escenas que se me han quedado grabadas en el cerebro y eso que ha pasado más de un año desde su publicación.

En «Trampas de seda», Mar Carrión nos deleita con otra historia llena de intriga y suspense. ¡Y vaya suspense! ¡El estómago por corbata me puso en según qué escenas…! (No, te preocupes, Andrea, que no voy a decir qué escenas. Aunque sí te digo que me estoy mordiendo tanto la lengua que me voy a arrancar un cacho en cualquier momento).

Como iba diciendo… Hay momentos en esta novela que tu ritmo cardíaco aumenta sus pulsaciones y tanto es así que si en esos momentos, en los que estás tan metido en la trama, se hubiese producido un mínimo ruido a mi alrededor creo que me hubiese muerto literalmente hablando por el mal rato. Mar consigue esto y mucho más. Mar logra que desde el primer momento sus escritos te atrapen, teje una especie de tela de araña entre sus páginas que una vez la rozas siquiera te quedas pegada a ella y solo una intervención divina lograría separarte de esta «trampa».

Se dijo de «Decisiones arriesgadas» que la novela era trepidante… ¿Quién dijo eso? En realidad poco importa, creo yo, porque si esa persona se leyese esta tendría que crear un nuevo adjetivo para describir el ritmo vertiginoso que tiene «Trampas de seda». Es frenética, es vibrante, es… ¡Es que no tengo palabras para describirlo! Desde el primer párrafo consigue lo que quisiera cualquier autor: Meterte en la novela, en la historia. Mantendrá al lector al borde de un colapso. La trama no le dejará descansar ni tomar un respiro. En el afán por saber quién se esconde tras la identidad de «El verdugo de Hollywood» el lector se olvidará de comer y de dormir. Y, ahí radica una de las genialidades de su autora. Pocos autores consiguen esto.

Si hay algo que me ha gustado de este entramado, si bien me ha hecho acordarme de su padre, de su madre y de toda su familia ha sido que no conseguía dar con el dichoso «monstruo», vamos con el «Verdugo». Mirad que lo intentaba, os juro que estaba con los ojos bien abierto y atenta a cualquier frase que leía pero nada, que no había manera. Me sentí frustrada porque aquí una servidora (llorona, sí Paola) es una amante de los thrillers y la novela negra. A mis espaldas llevo unos cuantos de libros de este género. He leído a Larsson (Stieg y Asa), Kamenskaya, Lackberg & Cía y ninguno de ellos ha conseguido lo que Mar Carrión… ¡Frustarme! Me daba de cabezazos contra las paredes porque no lograba averiguar nada. No sé si era porque mi cabeza estaba tan entusiasmada con lo que estaba leyendo o porque ella ha sabido montárselo muy bien. Cuando leáis el libro, me decís si es solo mi impresión o si os ha ocurrido lo mismo.

Pero vayamos al meollo de lo que nos interesa. ¿Qué hay de la trama romántica? ¿Qué hay de sus personajes?

Los personajes principales de esta historia son Max Craven y Jodie Graham. Comencemos por Max. Es un detective de homicidios, y además uno de los buenos, uno de ésos que sienten en sus tripas cuando las cosas no van bien. Un protagonista masculino que seducirá a las lectoras de romántica porque tiene lo que todo hombre debería de tener: Integridad, responsabilidad y un sentido de la responsabilidad que apabulla y que demostrará tanto con sus casos con… con cierto personaje que enamorará al lector. Os diré su nombre pero no desvelaré quién es. Se trata de Jacob. Ya averiguaréis de quién se trata…

Jodie por otro lado es un encanto. Es una mujer con los pies en suelo pese a que pudiésemos llegar a pensar lo contrario por el mundo en el que se mueve… Hollywood no es precisamente el escenario más adecuado para que una joven no llene su cabeza de fantasía, ¿no creéis?

Las escenas que ambos comparten sexualmente hablando son de alto voltaje y no voy a señalar mi parte favorita porque ya Merche de Yo leo RA se me ha adelantado… Bueno, qué leches…

—No quiero follar contigo.
Max se frotó la nuca mientras encaminaba los pasos hacia ella.
—Ya te dije que yo tampoco.

Buen diálogo para empezar, ¿eh? ¡Pues ni os imagináis lo que viene más adelante! Mar es de esas autoras que no temen en ponerle algo más que pimienta a las relaciones en una novela. Éstas están cargadas de fuego crepitante y cuyos rescoldos jamás se apagan…

Atentos a los secundarios de la novela que van a dar más de una sorpresa y sobre todo desde ya os digo que preparéis un babero porque se os va a caer la baba con Max, sí, pero aún más con Jacob. ¿Os he picado la curiosidad, eh?

Pues ahorrad de aquí a fin de mes y pillaos un ejemplar de esta novela y si tenéis hombres en casa que gusten del género negro… ¡No dudéis en pasarle vuestro ejemplar para que se lo lean! ¡DISFRUTARÁN DE LO LINDO!

¡Ah, otra cosa más! Aparte de preparar baberos… ¡y pañuelos! Leed cerca de un baño porque hay un par de descripciones que ya hubiese querido Amenábar para su «Tesis». Si Mar sabe describir a la perfección sentimientos, momentos sexuales y dotar a sus escritos de intriga y suspense… su imaginación va diez pasos más allá cuando de describir momentos gore se refiere.

Un último apunte. Mar, ¿para cuándo el siguiente? No me puedes hacer otro año y medio más para disfrutar de otra de tus obras… aunque tenga que hacerlo con flores de bach o algún ansiolítico cerca por si acaso mis pulsaciones se vuelven a disparar.