Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 854, Visitas en foro: 365
jardin

Trilogía de "El jardín"

Ficha Técnica

  • Título: Trilogía de "El jardín"
  • Autor/a: Nora Roberts
  • Serie: Ómnibus "El jardín"
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

5.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

La «Trilogía del jardín» en un solo volumen: la historia de tres mujeres que luchan por conquistar la felicidad.

TRES MUJERES se conocen en un momento crucial de sus vidas: cuando es necesario dejar atrás el pasado, pero el futuro todavía parece incierto. Para Stella, Rosalind y Hayley, la mansión Harper, una vieja casa sureña en las afueras de Memphis, se convierte en un puerto seguro y un auténtico hogar. El pequeño y próspero negocio de un vivero de flores y plantas, en el que todas han depositado sus esperanzas, se erige en el símbolo de su independencia. Juntas encontrarán el valor para rehacer sus vidas y aceptar el amor cuando aparezca, aunque un misterio anclado en la centenaria casa solariega puede ponerlas a ellas y a quienes más aman en peligro.

Valoración personal

Quienes me conocen, lo saben. Saben que para mí Nora Roberts es una de las indispensables. Siempre que sale un libro de ella a la venta estoy deseando que caiga en mis manos porque, de antemano, sé que me hará subir las pulsaciones y mi cuerpo experimentará un subidón de adrenalina. Lo cierto es, que nunca me defrauda.

Cuando comencé a leer esta trilogía lo hice pensando en ir haciendo críticas de cada uno de los libros por separado pero luego lo pensé mejor.

Me la leí en tres veces. En días sucesivos. Comencé con el primero y si bien éste me resultó un poco más lento que el ritmo al que me tiene acostumbrada la historia me escamó y me dejó la mosca tras la oreja y deseando saber más. Conocer más.

Los personajes de este primer libro (Dalia azul), Logan y Stella se te hacen entrañables, es la historia más dulce de las tres y eso que los dos se llevaban a matar en los primeros compases del baile que Nora nos tiene preparados.

Logan es un hombre que no se deja manejar por nadie, siempre va a su rollo y no le interesa que una marisabidilla obsesa compulsiva del control se pegue a su cogote para decirle como tiene que hacer su trabajo. Pero dentro de este hombre se esconde alguien tierno y que se desvive por los hijos de Stella.

Stella, como ya digo, es una obsesa del control y le saca de quicio un hombre que no sabe atenerse a unas sencillas reglas.

Los personajes del segundo libro (Rosa negra), Mitch y Roz, son dos personas maduras con un bagaje sentimental a sus espaldas. Él es un profesor retirado que se dedica a la investigación para las biografías y las genealogías y ella una mujer independiente que salió muy escaldada de un segundo matrimonio y que las cosas en él no le resultaron fáciles.

En cuanto al tercero (Lirio rojo) Harper el hijo mayor de Roz, un hombre calmado, tranquilo y con gran sentido de la responsabilidad tendrá que lidiar con una joven madre soltera que se le meterá en el corazón desde el mismo momento en que fija sus ojos en ella.

Pues bien, todos estos personajes se verán inmersos no solo en su propio enredo sentimental sino que tendrán que lidiar con un misterio ligado a la casa de la que es dueña Roz.

Y aquí, señoras y señoritas, me tuve que volver a quitar el sombrero ante Roberts porque… no se puede crear una trama que te mantenga tan pegado a sus páginas como lo ha hecho ella.

Antes comentaba que el primer libro es el más lento.  También he de decir que es el que menos “contactos” tiene con el personaje que en realidad es el central de esta historia: Amelia Ellen Connor.

Os estaréis preguntando qué tendrá que ver este personaje en mitad de tanta gente y creedme si os digo que estaría encantada de poder hacer un esbozo fiel a todo lo que este personaje me transmitía a lo largo de las más de 1000 páginas que tiene este volumen-ómnibus de Nora Roberts. Lo que ocurre es que al hacerlo, os reventaría todo el argumento y sería restarle importancia a un personaje plagado y/o cuajado de encanto, misterio y dramatismo. Por ello mismo lo obviaré, me lo saltaré pese a ser como digo, el hilo conductor y argumentativo de toda la novela. Me centraré pues en el resto.

Con la calidad que caracteriza los escritos de Nora Roberts, la sensibilidad que aplica a sus personajes masculinos me quedo. Me quedo siempre sorprendida porque esa sensibilidad propia de los hombres Roberts se echa a faltar en otras autoras que caracterizan a sus personajes masculinos con otro tipo de encantos; si bien estos hombres para nada están faltos de carácter.

De Logan me quedo con su dedicación al trabajo y su poder innato de hacerse un hueco en unos niños que no son suyos pero que conquista de forma tierna. De Mitch, su poder de seducir y conquistar a una mujer que está de vuelta de todo y no confía en el género masculino. Pero si alguno me ha atrapado desde el principio, ése ha sido Harper. No os podéis hacer una idea de lo que este hombre me transmitió: dulzura en su trato con la pequeña Lily (la hija de Hayley), perseverancia en la conquista de la chica y sobre todo firmeza para enfrentarse a los retos que se le ponen en el camino. Y no puedo olvidarme de David, el singular cocinero de la mansión Harper, compañero inseparable de Harper desde niños y que da el toque de humor en las escenas más insospechadas.

«La trilogía de “El Jardín”» es un libro que merece la pena leer. Está cargada de las simplezas de la vida, del amor incondicional que se profesan las distintas personas dentro de un solo núcleo familiar aunque éste no sea de lazos sanguíneos y sobre todo de vívidas experiencias con el otro lado para las amantes de lo sobrenatural.

«La trilogía de “El Jardín”», una novela que si no te has atrevido a comprar recomendaría que la solicitéis en la próxima carta a Santa Claus o a los Reyes Magos.

Si queréis sentaros en el sillón y no despegar de él las posaderas mientras leéis un buen libro, «La trilogía de “El Jardín”» es una inmejorable apuesta.