Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 30 Diciembre 2012, Visitas en web: 1131
historiacatastrofica

Tú y yo: una historia catastrófica

Ficha Técnica

  • Título: Tú y yo: una historia catastrófica
  • Autor/a: Jess Rothenberg
  • Serie: Independiente
  • Reseña de: Sara

Puntuación

4.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

Brie tiene apenas dieciséis años. Cuando su novio Jacob le dice que ya no la quiere, su corazón se parte en dos. Literalmente.

Ahora que ya no está en el mundo de los vivos, Brie descubre que el amor es en realidad mucho más complicado de lo que nunca imaginó. Su familia se desintegra poco a poco por causa de su pérdida. Su mejor amiga le ha ocultado un secreto sobre Jacob durante mucho tiempo, y descubrir la verdad resulta devastador.

Y para completar, conoce a Patrick, otro habitante de este mundo de almas perdidas, que quizá sepa el secreto de su eternidad. Con la ayuda de Patrick, Brie tendrá que superar las cinco fases del duelo antes de poder continuar. Pero resulta difícil comenzar de nuevo cuando tu corazón está hecho trizas…

Valoración personal

Siempre tienes experiencias mientras lees un libro, pero el hecho de que el mismo día de comenzar a leer este conociera la muerte de un conocido, me ha marcado la forma de ver el libro. Pues ya no lo he podido analizar simplemente como la historia de amor entre unos adolescente, que es la principal historia del libro, si no que me he centrado en la parte que la autora nos describe como es la muerte. Como describe esa fase por la que, de una forma u otra, todos tenemos que pasar. Y que yo por la experiencia que estaba viviendo en esos momentos lo tenía más cerca, más presente.

La historia nos cuenta como a los dieciséis años le parten, explícitamente, el corazón a la dulce Brie. En un momento estaba felizmente enamorada de su novio Jacob y al siguiente, cuando este le declara que no la quiere, se encuentra con el corazón roto y sabiendo que se le escapa la vida de las manos.

Todo comienza cuando Brie nos va relatando su propio entierro. Cada gesto de dolor, cada lagrima derramada por sus padre o su hermano. Como se sentía ella, cuando hace un año hubo una situación parecida, siendo ahora ella la protagonista, pero ahora viéndolo desde el otro lado. Viendo como sus tres mejores y queridas amigas derraman lágrimas y comparten recuerdos con los que están reunidos para decirle el último adiós a Brie; la chica que se le partió el corazón en dos.

Ahora Brie, después de una dura caída, despierta en la que es su pizzería preferida. Pero esta no es como la de su mundo. Allí, hay personas como ella, igual de pérdidas y allí es donde debe de esta ahora. Un sitio irreal y en el que Brie se siente cómoda. Y donde también esta Patrick.

Brie es como cualquier otra adolescente de su edad. Tiene sus miedos, sus fantasías y sueños, como los hemos tenido nosotras con dieciséis años. Ahora por unas simples palabras que ella no comprende sus sueños se ven rotos. Por ello no cesa en su empeño en querer volver a casa, pues tiene que haber una explicación para lo que paso con Jacob. Para todo lo que está pasando.

En un principio no aceptara la ayuda que le ofrece el misterioso Patrick, pero luego se da cuenta que Patrick le puede ayudar en ese mundo tan extraño. Por ello se deja guiar por él y le da su confianza.

Patrick es un joven guapo, carismático y sobre todo muy misterioso. No suelta prenda sobre su pasado, pero parece que lleva en la pizzería mucho tiempo. Es todo un experto en las reglas, en lo que puedes y no puedes hacer en ese mundo lleno de posibilidades, donde todo lo que quieres lo tienes al alcance tus manos con solo desearlo.

Patrick es quien le explica que tiene que pasar por cinco fases; negación, ira, negociación, tristeza y aceptación.

Gracias a él Brie tendrá la oportunidad de volver a su casa e intentar desvelar lo que realmente hay detrás de las palabras que pronunció Jacob. Descubriendo que hay más de lo que parece y que su más querida amiga Sadie es también culpable. Aquí ira transcurriendo una historia que nos tendrá en vilo, intentando descubrir al mismo tiempo que lo va haciendo Brie lo que realmente está pasando. Pero también vamos viviendo la historia que se está creando entre Brie y Patrick. No de amor, pues no se ven besos, ni declaraciones, pero se va percibiendo que se está formando una historia, una relación de amistad y confianza. También nos damos cuenta que Patrick esconde mucho más de lo que aparenta.

Volviendo a como la autora enfoca el aspecto de la muerte. No hay un cielo como tal y nos da la oportunidad de irnos en paz y con las deudas y dudas aclaradas. Todo ellos mediante esas cinco fases de las que he hablado.

Negación. Sí, ¿quién es capaz de asumir en un plumazo que todo lo que conoces a desaparecido? que ya no puedes volver a vivir, a disfrutar de lo que hasta un segundo era tu vida. Buena o mala, pero al fin y al cabo tu vida. Por eso niegas en la situación que estas, no la comprendes y piensas que puedes hacer marcha atrás.

Cuando te das cuenta que no es posible, te invade la ira. Sientas rabia por lo que has perdido, por lo que te ha ocurrido, por todo y todos. Es un sentimiento que te invade. No es fácil desprenderse de esa rabia pues ella misma te llena de vida. Luego llega la negociación. Esta fase, según la autora, es un poco confusa o no he llegado yo a entenderla del todo. Pero vamos, es una situación en la que se te da la oportunidad de negociar para poder volver. ¿Qué has de dar a cambio? Ahí quizás este el quid de la cuestión. Y de la negociación pasamos de la tristeza, que todas nos podemos imaginar a que se refiere, a la aceptación. Aceptación de tu nueva condición. De quedar en paz con tu antigua vida y emprender una nueva. Aceptación es un nuevo comienzo.

La forma de entenderlo por la autora me parece bastante acertada, si realmente hay algo más después de la muerte. Aunque no ha podido dejar del todo el lado del bien y del mal, del cielo y el infierno. De la diferencia que hay allí en que una persona muera de forma natural, en un accidente o de su propia mano. Es un hecho que no me ha parecido justo, pero que respeto.

El libro al principio de empezarlo se me ha hecho un poco lento, pesado, pero conforme iba tomando forma la historia y ha aparecido Patrick en escena, el libro lo he devorado.

La única pega que le puedo poner es el final, que lo ha dejado ahí un poco en el aire o es que a mí me gusta que me explique las cosas con muchos detalles. Por lo demás un libro de lo más entretenido.