Boletin
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1201, Visitas en foro: 778
zafiro

Zafiro

Ficha Técnica

  • Título: Zafiro
  • Autor/a: Kerstin Gier
  • Serie: Amor a través del Tiempo 2
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

4.3/5 rating (4 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Gwen vive en una nube... ¡con Gideon! Aunque es muy consciente de que el amor entre dos viajeros en el tiempo puede guardar sorpresas traicioneras. Por suerte, tiene muy buenos consejeros: su mejor amiga, Leslie, su compinche, James el fantasma, y Xemenius, una gárgola que se mete en bastantes líos.

Además, Gwen y Gideon tienen problemas más importantes de los que ocuparse... Por ejemplo, salvar el mundo. O aprender a bailar un minué (que no es nada fácil). Sin embargo, ambos deberán entender que el amor tendría que pasar por delante de lo demás; sobre todo cuando caigan en las redes del Conde de Saint Germain...

Valoración personal

«Amor no conoce ningún freno; para él no existen ni puertas ni cerrojos, ni poder que limite sus antojos. Amor no conoce principio ni fin. Agitó siempre sus alas al viento y así lo hará hasta el fin de los tiempos.»

Ya está aquí la segunda parte de la saga de Kerstin Gier... ¡y qué ganas le tenía! Cuando cerré la novela de Rubí me la dejé en un punto muy interesante: Gideon y Gwen estaban dándose un beso en ¡un confesionario! Una actitud nada recomendable sobre todo por el sitio en el que se encontraban. No me extraña que les llamaran la atención...

Pero ¿quién puede resistirse a un beso cuando han estado a punto de matarte? Una tendría que ser de piedra para ello. Y Gwen no lo es. Aunque ella esperaba que Gideon comenzara a tratarla de otro modo después de ese encuentro, pero nada más lejos de la realidad. Tras ese efímero momento de pasión, Gideon «Corazón de Hielo» volvió a parecer más impertérrito que nunca, si cabe. Pero la frialdad de su compañero es sólo la punta del iceberg al que Gwen tendrá que enfrentarse.

En esta entrega, y por sugerencia del conde de Saint Germain, Gwen tendrá que asistir a una soirée y a un baile en el siglo XVIII con el propósito de tratar de descubrir quién les traicionó durante su visita al pasado. Pero Gwen no sabe cómo bailar, ni saludar correctamente, ni que conversaciones iniciar, en definitiva comportarse en sociedad, y ¿quién mejor para enseñarla que quien ya ha aprendido todas esos entresijos, su prima Charlotte?, que parece la reencarnación de la mismísima señorita Rottenmeier.

Además, Gwen deberá hacer frente a todo tipo de situaciones inverosímiles, de las que nada sabe ni comprende. Sentir la oscura mirada del conde de Saint Germain atravesándola con los ojos en su primer encuentro, para después ser víctima de una emboscada, no es algo de lo que deba presumir una chica de 16 años, en especial si todos a tu alrededor hablan de cosas de las que no quieren hacerte partícipe porque sospechan que podrías pasar información al enemigo.

Pero Gwen no va a darse por vencida, y poco a poco irá desgranando las capas que ocultan la oscura verdad que los dirigentes de los Vigilantes se niegan a revelar y la razón por la cual Lucy y Paul quieren impedir que el círculo de los Doce se complete y el Secreto salga a la luz. Para ello contará con la ayuda de dos inestimables nuevos amigos; un daimon gárgola descarado y sarcástico, que creo se ha escapado de «El jorobado de Notre Dame», y Lucas Montrose, su abuelo, o más bien la versión joven de éste, que será una inestimable ayuda en sus investigaciones.

Cómo comenté en la crítica de «Rubí», esta serie ha sido toda una revelación para mí. Menuda sorpresa me llevé cuando comencé a leerla, esperaba otro tipo de historia, quizás más ligera o trivial, no sé cómo llamarlo. Me esperaba una novela con un toque romántico, sí, pero no un relato de aventuras rico en detalles y datos histórico-esotéricos. Kerstin Gier ha escrito una serie apasionante, proporcionándonos una nueva teoría sobre los viajes en el tiempo, una historia que podrían haber escrito mano a mano Julio Verne y J.K. Rowling.

En «Zafiro» Kerstin Gier ha vuelto a hacerlo, de nuevo me he visto atrapada entre las páginas de esta novela, aunque lo cierto es que esta vez si sabía lo que me esperaba. Debo decirlo, quizás me sentí un poco decepcionada al principio por la actitud de Gideon (qué ganas de darle una colleja a este chico a ver si así espabilaba), pero pronto me he sumergido en la historia gracias a los nuevos personajes y tramas que la autora ha introducido en la historia y con los cuales ha sabido captar la atención del lector para que el relato se haga ligero y ameno.

Para Gwen su relación con Gideon es cómo vivir en una noria, un momento es cariñoso y atento y al siguiente es frío y desconsiderado; tan pronto la sube al cielo y la anima a cantar Aleluya como la desciende a los infiernos y destroza su corazón con palabras vacías. Y aún así, a pesar de todo, Gwen haría cualquier cosa por él... «Olvidar el provecho, amar el daño; creer que un cielo en un infierno cabe, dar la vida y el alma a un desengaño; esto es amor: quien lo probó lo sabe.»

Llegar al final de Zafiro ha sido verdaderamente abrumador, abrumador por no tener la tercera entrega para continuar leyendo y quitarme esa desazón que se instaló en mi alma. Llegar al punto álgido de la historia donde todas las tramas confluyen y la historia va tomando forma para encontrarte que sólo te quedan dos o tres páginas por leer es desolador. Supongo que lo habréis sentido más de una vez, pero en esta ocasión es aún mayor por las últimas escenas que protagonizan nuestra pareja de héroes, Gwen y Gideon.

Cuando he cerrado las páginas del libro me he sentido como Gwendolyn, ni las bromas de Xemerius ni la promesa de un nueva intriga ha aligerado la pesada carga de mi corazón sufriendo por Gideon. Así que espero que Montena no nos haga esperar mucho con la tercera entrega pues mi corazón no lo va a resistir.