Booket
Terciopelo
Esencia
Boletin
Última modificación: Viernes, 10 Julio 2015, Visitas en web: 2317
portada

Despiértame con un beso

Ficha Técnica

  • Título: Despiértame con un beso
  • Autor/a: Clara Álbori
  • Serie: Sin serie
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

4.4/5 rating (5 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Nerea, una mujer insegura que no confía en los hombres. Hugo, un hombre mujeriego que jamás se ha enamorado. Tres amigas muy liantas y dos cincuentones muy celestinos. ¿A qué esperas para descubrirlos?
¿Qué pasaría si lo que has soñado desde pequeña se hace realidad cuando menos te lo esperas?
Desde que Nerea era una niña, su padre le relataba el mismo cuento: cuando fuera mayor un día alguien especial la despertaría con un beso de amor, como si de la bella durmiente se tratase. Pero esas cosas pasan cuando uno menos lo espera.
Nerea no ha tenido suerte en el amor. Su novio de toda la vida resultó ser un mentiroso, lo que la hizo desconfiar de todos los hombres. Así que, para olvidarse, decide irse con sus amigas a Gandía al hotel Villa Magic, del que su padre es director y donde ha veraneado desde muy niña.
Durante tres meses, podrán disfrutar de la playa, el verano y su amistad. Y quizá, de un nuevo amor.

Valoración personal

Para paliar las altas temperaturas estivales, Tombooktu nos ofrece una historia fresca, ágil y divertida que invita a sumergirnos sin pudor en la vorágine de un romance de verano. Se trata de «Despiértame con un beso», la primera novela de Clara Álbori, cuya narración nos recuerda el valor de los momentos felices y la importancia de saber disfrutar del presente, más allá de ideas preconcebidas y pensamientos destructivos, pues nunca se sabe dónde puede sorprendernos el verdadero amor. Y es que a veces el mayor impedimento para conseguir la felicidad somos nosotros mismos...

Cuando era pequeña, Nerea soñaba con ser una princesa y vivir en un castillo tan grande como el hotel donde trabajaba su padre. Años después, esa ilusión infantil se ha vuelto cinismo y desconfianza hacia el amor por culpa de su novio de toda la vida, Iñigo, que la ha abandonado por una mujer más mayor y con más dinero. Su traición había confirmado lo que todos pensaban: sólo era un aprovechado que buscaba vivir del cuento.

En un intento por sacarla de ese bache emocional y que recuerde los buenos momentos que pasaron juntos durante su infancia, su padre la invita a que pase las vacaciones en el hotel. Tras aceptar a regañadientes, Nerea se pone en marcha junto a sus tres amigas rumbo a un verano que pretende ser inolvidable. Aunque ella no imagina hasta qué punto le cambiará la vida.

Desde que trabaja como animador infantil en el Hotel Villa Magic, Hugo no ha hecho más que escuchar maravillas de Nerea, la hija del director. Su cercanía a Alejandro le hace querer conocerla, pero su primer encuentro no resulta ni mucho menos como había imaginado. La adorada princesa resulta ser una auténtica tocapelotas, en el sentido literal de la palabra, que saca lo peor de su carácter. Y no obstante, algo hay en ella que le hace querer conocerla mejor.

Sin saber por qué, esa chica ha conseguido que se olvide de todas las mujeres a su alrededor. Pero Nerea está demasiado encerrada en su caparazón y los intentos de Hugo por llamar su atención no surten el efecto deseado. A pesar de ello, Hugo no cesará en su empeño por conseguir una respuesta de ella. Porque sabe que no es como las demás y eso precisamente será su perdición. Él, que jamás se ha enamorado, ha caído rendido a los pies de esa princesita.

No obstante Hugo no tendrá fácil convencer a Nerea de que sus intenciones son honorables. Como cualquier joven atractivo, él ha disfrutado de su soltería hasta que la persona adecuada ha llegado a su vida haciéndole experimentar algo de lo que había estado huyendo: el amor. Pero ella acaba de salir de una relación tóxica, lo que la ha convertido en una persona vulnerable e insegura. La atracción que Hugo parece ejercer hacia las féminas no ayuda a que cambie su opinión sobre él.

Nerea tiene muy claro el propósito de sus vacaciones: pasar más tiempo con su padre y divertirse con sus amigas. Tener una aventura no es algo que entre en sus planes. Y menos caer en las redes de un ligón empedernido que la engañará para conseguir lo que quiere y luego volverá a ser el mismo estúpido de siempre. Las guerras dialécticas y las batallas de ingenio entre los dos son la sal de la novela, creando situaciones muy cómicas.

El pobre Hugo no sabe cómo acertar a la hora de comportarse con ella, lo que acrecienta más el recelo de Nerea. Primero piensa que es un idiota y luego que la está manipulando, así que toma la determinación de ignorarle. Hasta cierto punto tiene razón porque él parece disfrutar chinchándola y provocándola. Pero eso no pasaría si ella no entrase al trapo con tanta celeridad. La suya es una relación de altibajos, con momentos de enfados y otros muy emotivos, que evolucionará a medida que avanzan las vacaciones. El final del verano será decisivo para descubrir si su relación, tal como cree Nerea, es tan Impossible.

Con una colorida portada, que simula la estampa de una Bella Durmiente, «Despiértame con un beso» es de esas historias que enseguida entran por los ojos. Pero lo mejor es que no defrauda. Tiene todos los ingredientes para pasar un agradable rato de lectura y quedarte con un buen sabor de boca. Su argumento es de lo más apetecible; un grupo de amigas que se van de vacaciones a un hotel durante tres meses, lo que implica risas, diversión, descanso y, por supuesto, romance y pasión.

Las integrantes de este disparatado grupo son: Laila, pequeña pero con mucho carácter; Elena, morena de ojos verdes; Ada, la ligona del grupo; y, por supuesto, la protagonista de esta historia, Nerea. Y como centro de sus alocadas vivencias el Hotel Villa Magic, un lugar pintoresco en el que el entretenimiento está garantizado. Sobre todo con un animador como Hugo. Las chicas vivirán todo tipo de situaciones, lo que convertirá su verano en una experiencia memorable. Hay que ver la que lían cuando se lo proponen, y sin proponérselo también. Y la de collejas que se reparten.

Yo me he divertido de lo lindo con sus ocurrencias, a la vez que sufría con Nerea y Hugo, cuya relación se mantiene en el aire hasta el final de la novela. Casi de infarto. La autora me tuvo en vilo en todo momento y lo que deseaba que sucediese se produjo de la manera más inesperada. Si Clara Álbori pretende crear expectación, desde luego lo consigue. Pero al final toda la angustia merece la pena. Me dio lástima despedirme de las chicas, aunque espero volver a saber de ellas en otra novela. Aún quedan romances por vivir y me gustaría saber si Hugo sigue tratando a Nerea como una auténtica princesa…

—Duerme conmigo —susurró Hugo aún con sus frentes juntas—. Sólo eso, Nerea. Duerme conmigo.
—Siempre y cuando me despiertes con un beso.