Booket
Terciopelo
Esencia
Boletin
Última modificación: Lunes, 15 Mayo 2017, Visitas en web: 665
Hasta que la muerte nos separe

Hasta que la muerte nos separe

Ficha Técnica

  • Título: Hasta que la muerte nos separe
  • Autor/a: Amanda Quick
  • Serie: Independiente
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

4.3/5 rating (3 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Calista Langley regenta en el Londres victoriano una agencia de «presentaciones» dirigida a damas y caballeros respetables que buscan pareja. Desde hace un tiempo, está recibiendo obsequios siniestros —un espejo negro, una corona fúnebre, una campanilla de ataúd…—, todos con sus iniciales grabadas.
Convencida de que obtendrá ayuda de la policía, Calista recurre a Trent Hastings, un solitario escritor de novelas de misterio poco afecto a las relaciones sociales.

Mientras Trent y Calista revisan los archivos de los clientes rechazados con la esperanza de identificar al acosador, comienza a ser obvio que la clave podría proceder del pasado secreto de Calista… y que la vida de esta corre peligro.

Valoración personal

Amanda Quick es una de mis autoras favoritas y espero con ansias cada una de sus novelas publicadas. Su estilo simplemente me encanta. Su sencillez y presteza a la hora de escribir y su forma de mezclar intriga y romance logra sacarme del más profundo pozo en el que a veces nos sumimos los lectores. Así ha sucedido con «Hasta que la muerte nos separe», una historia llena de suspense y misterio en la que una vez más esta autora demuestra que se mueve magistralmente en las tramas con sabor gótico.

Su protagonista es Calista Langley, una mujer que actualmente dirige una agencia de presentaciones en la que utiliza sus contactos para unir a personas afines que deseen crear una relación de amistad o algo más. Almas llenas de soledad que busquen encontrar a alguien que les acompañe en su vida. Calista no pertenece a la alta aristocracia, pero gracias a su ingenio y a la herencia que le dejó su abuela ha alcanzado una posición que satisface a sus negocios relacionándola con gente de bien que acude periódicamente a sus reuniones para solteros.

A pesar de no ser rica, la vida le sonríe… O lo haría, si no fuera por unos extraños obsequios que ha recibido y que lejos de agradarla, la inquietan sobremanera. Por no hablar de la molesta presencia de Nestor Kettering, su mayor desengaño amoroso, que parece decidido a volver a su vida sea como sea. Lógicamente Calista comienza a sospechar que la inoportuna insistencia de Nestor está directamente relacionada con la aparición de estos regalos mortuorios, así que pide ayuda al único hombre en quien su corazón le dicta que puede confiar en esos momentos.

Trent Hastings es un célebre autor de novelas de misterio cuyo comportamiento no hace sino acentuar la fama que tienen los escritores: huraños, solitarios y antisociales. En su caso, esta creencia se confirma porque vive por y para sus novelas, seguro de que jamás encontrará el amor debido a su apariencia. Las cicatrices que marcan su rostro y su cuerpo fueron producto de una lucha en defensa de su hermana Eudora, unas circunstancias que los han llevado a ambos a vivir recluidos y sumidos en la tristeza, ahogados en la culpa por lo que pasó.

Pero todo cambia cuando Eudora conoce a Calista y comienza a asistir a sus veladas de presentación. Preocupado de que alguien pueda engañar a su hermana y aprovecharse de su ingenuidad, Trent decide conocer personalmente a la señorita Langley y descubrir qué oculta tan misteriosa agencia. Para su sorpresa, la mujer que encuentra no es la taimada fémina sin escrúpulos que esperaba sino una dama apasionada que enardece sus sentidos como nunca antes haya sentido. Cuando conoce la sombra que persigue a Calista, no puede evitar ofrecer su ayuda a la dama en apuros, seguro de que cualquier historia que pueda haber escrito antes palidecerá ante una aventura vivida a su lado.

Cuando Trent y Calista se sumergen en la investigación, comienzan a indagar dónde han sido adquiridos tales memento mori. Poco imaginan que el hilo del que acaban de tirar les llevará por una maraña de pistas y situaciones en las que sus vidas se verán amenazadas una y otra vez. La identidad del criminal permanecerá como una incógnita en todo momento, pues cuando creen que han conseguido seguir sus pisadas, éstas a menudo conducen a un callejón sin salida. La falta de escrúpulos que el asesino ha demostrado tener, llegando a límites insospechados para cumplir con su objetivo, acentuará el miedo a estar en verdadero peligro. Todo ello pondrá de manifiesto los sentimientos que han despertado el uno en el otro. Pero ¿cómo dejarse llevar por la pasión y rendirse al amor cuando la fatalidad se cierne sobre ellos?

«Hasta que la muerte nos separe» es la historia de una obsesión. Una obsesión malsana que lleva a un psicópata a acabar con la vida de jóvenes institutrices acosándolas con anterioridad de la manera más siniestra: obsequiándolas con objetos mortuorios que llevan grabadas sus iniciales. Un ritual siniestro como forma de purificación, aunque el objetivo final de esta liturgia y la razón por que el asesino ha escogido a Calista como su siguiente victima son una incógnita.

Esta historia me ha resultado sobrecogedora. La autora ha estado jugando conmigo como un gato con un ratón todo el tiempo. Como suele pasar en las novelas de suspense, al principio de la historia te hace una idea de quién puede ser el asesino e intentas ser más listo que el autor para evitar que te sorprenda. Pues en esta ocasión no lo he conseguido. Las pistas apuntaban en una dirección, o eso creía yo. Porque varias veces me vi sorprendida con un nuevo culpable. Lo que me confundía aún más sobre los verdaderos motivos de los asesinatos.

Verdaderamente, Amanda Quick ha conseguido impresionarme. Me ha resultado muy curioso, por no decir escalofriante, todo el asunto de los regalitos pre-morten. El peor era una campanilla atada a un anillo que una persona podía hacer sonar si era enterrada viva por equivocación. Totalmente espeluznante. Aunque no todo ha sido suspense afortunadamente, también ha habido sus momentos para el humor. Me he encontrado con varios personajes carismáticos de los que no me importaría conocer su historia. Por ejemplo, Andrew, hermano de Calista, sería un gran héroe en una próxima novela. Y creo que Eudora también debería tener su propia historia con el señor Tazewell y disfrutar por fin de un romance apasionado.

Sea como fuere, me he despedido de todos con un buen sabor de boca. Para un autor es un constante tormento que sus seguidores estén frecuentemente opinando sobre el destino de sus personajes, cosa que me ha quedado bastante clara por todas las indirectas que he ido encontrando a lo largo del libro. Un asedio que sufre Trent Hastings en más de una ocasión. Así que por mi parte la señora Quick no debe estar preocupada, pues con respecto a la relación entre Clive Stone y Wilhelmina Preston yo no voy a opinar. Solo decir que me alegra que esta pareja ficticia también haya encontrado su final feliz.