Booket
Terciopelo
Esencia
Boletin
Última modificación: Miércoles, 24 Junio 2015, Visitas en web: 1332
portada

Por siempre tú

Ficha Técnica

  • Título: Por siempre tú
  • Autor/a: Moruena Estríngana
  • Serie: Sin serie
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

4.0/5 rating (4 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Britt tuvo que ver como el amor de su adolescencia, Dennis, se casaba con otra. Ahora, diez años después, se ha convertido en una joven con muchos sueños e inseguridades. Ya no siente nada por Dennis, pero perderlo de vista es imposible cuando este es jugador profesional de fútbol, famoso por aparecer en todo tipo de anuncios y, cómo no, en las revistas y programas del corazón. Por suerte para ella, sus caminos no se habían cruzado... hasta ahora.
Una serie de coincidencias harán que ambos se encuentren de nuevo cara a cara y, donde Dennis veía a una adolescente con las hormonas revolucionadas, encontrará a una mujer hecha y derecha que le hará arder de deseo y devolverle el brillo a su apagada vida. ¿Será solo una atracción pasajera con sabor a pasado o el destino poniendo las cosas en su sitio? Una novela en la que Britt deberá aprender a quererse y creer en el amor, mientras Dennis supera sus miedos y se enfrenta a sus fantasmas.

Valoración personal

«Por siempre tú» de Moruena Estringana es una novela que me llamó la atención por su argumento y su portada. Con una imagen sencilla pero bonita, la editorial Kiwi nos presenta la historia de dos protagonistas marcados por un pasado en común que les une a la vez que les separa. Siendo él un famoso jugador de futbol creí que los escollos que la pareja tendría que solventar estarían relacionados con su popularidad. Pero esto es sólo la punta del iceberg...

Con trece años, Brigitte Evans tuvo que ver cómo el amor de su vida se casaba con otra a pesar de sus advertencias. Nadie creyó en su palabra, para los demás su oposición a la boda fue simplemente la pataleta de una niña encaprichada. Diez años después, Britt no ha logrado olvidar a Dennis. Cada foto, cada reportaje, cada noticia que recibe le recuerdan los momentos que pasaron juntos siendo niños.

El tiempo le había dado la razón y el matrimonio había sido un desastre, pero el daño ya estaba hecho. Dennis había seguido con su vida y ella también. O al menos lo intentaba. Pero el regreso de Dennis a la ciudad para jugar con el equipo local hará que vuelvan a reencontrarse y que el amor que un día tuvo que olvidar vuelva a renacer con más fuerza. Lograr convencer a Dennis de que ya no es la hermanita de su mejor amigo será su mayor anhelo.

Dennis Donnovan ha logrado hacer realidad su sueño de ser una estrella del futbol. Pero lo ha pagado bien caro. Siendo muy joven se casó con su novia del instituto para poder llevársela con él ya que le habían hecho una buena oferta en un gran equipo. Sus suegros no quisieron que se marcharan sin un compromiso de por medio, así que joven y enamorado accedió a la boda. Craso error. Su novia Carla se reveló como una arpía fría y sin corazón que hizo un infierno de su matrimonio.

En la actualidad se dedicaba a despellejarlo en los programas del corazón con su carita de niña buena, mientras que él se había convertido en el malo de la película. Pocas eran las razones que tenía para sonreír, más bien ninguna. Sin embargo, volver a ver a Britt le había hecho recordar los buenos momentos vividos juntos en aquel tiempo donde sabía que era querido por él mismo y no por su dinero. Su amistad era lo mejor que le había pasado en muchos años y no debía dejar que el deseo que sentía por ella lo echase todo a perder.

El destino de Britt y Dennis se vio alterado el día que éste se casó. No obstante, su encuentro en un conocido restaurante les hará volver al punto de partida. Como si esos diez años nunca hubieran existido, aunque por desgracia ya no son los mismos. Dennis se ha convertido en un hombre serio y distante que no confía en nadie. Solo la pureza de sentimientos que adivina en los ojos de Britt le recuerda el joven que fue. Estar con ella es un bálsamo para su corazón herido. Por ello no quiere destrozar algo tan bello manchándolo con el deseo. El problema son los celos que siente al imaginarla con otro.

Por su parte, Britt vive en una nube feliz de volver a tener la amistad de Dennis, incapaz de creer que él pueda sentir por ella algo más que un deseo fugaz. Aunque su sueño fuese otro. Convencerla de que sus sentimientos por ella no son algo pasajero será una ardua tarea para Dennis que deberá enfrentarse a la ambición de Carla, la persecución de la prensa, la oposición de los padres de Britt y la inseguridad de ella misma. Pues a pesar de que conseguir el amor de Dennis es su mayor sueño, es incapaz de darle el valor que merece y disfrutar plenamente de su relación.

Moruena Estringana refleja en esta historia contada desde el punto de vista de ambos protagonistas lo perjudicial que puede ser para una pareja las propias inseguridades. Paradójicamente, el celoso en esta historia es Dennis que se vuelve loco cada vez que piensa que Britt pueda estar con alguien, sobre todo al principio de la relación. Sin embargo, es Britt quien inconscientemente mina la relación debido a su falta de autoestima. Todo por culpa de su madre, quien con sus reproches y sus comentarios hirientes ha hecho de ella una persona insegura siempre pendiente de su físico.

Ella «sabe» que no es el tipo de Dennis y teme que él la deje algún día, pues entiende que no tiene mucho que ofrecerle. El objetivo de Britt en esta historia será madurar. Darse cuenta que es una chica especial, que Dennis ama a la mujer que es y no a la niña que fue. Comprender que no debe complacer a nadie más que a sí misma, pues cumplir constantemente las expectativas de los demás es imposible. Sólo así encontrará el valor para luchar por el amor de Dennis y encontrarse a mitad de camino con él, siempre dispuesto a demostrarle que ella es y será la mujer de su vida. Aunque para ello tenga que tomar medidas drásticas…

—Sé que me quieres. —Me acercó a él—. He sido una tonta que no ha sabido verlo pues era fácil negarlo, para evitar la caída y vivir recluida en mis prejuicios, pero ya está bien. Me quieres y lo sé, y yo te quiero y no podemos poner punto y final a nuestra historia. No pienso consentirlo. No pienso permitirlo.