Booket
Terciopelo
Esencia
Boletin
Última modificación: Martes, 12 Junio 2012, Visitas en web: 777
secretos de un caballero

Secretos de un caballero

Ficha Técnica

  • Título: Secretos de un caballero
  • Autor/a: Candace Camp
  • Serie: Willowmere 2
  • Reseña de: Shail

Puntuación

4.0/5 rating (1 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Eve Hawthorne se casó joven con un oficial del ejército encantador pero pobre, y al enviudar heredó poco más que unas cuantas bagatelas. Estaba tan desesperada por perder de vista a su déspota madrastra, que aceptó trabajar como acompañante de las primas americanas del conde de Stewkesbury, pero temió perder su reputación tras flirtear con un apuesto caballero que resultó ser Fitz, el hermano del conde.

Intentar demostrar que era una mujer responsable mientras Fitz la provocaba cada dos por tres ya era duro de por sí, pero la aparición de un chantajista que parecía muy interesado en su primer matrimonio empeoró aún más las cosas. Como el conde estaba fuera, sólo podía pedirle ayuda a Fitz, pero no sabía si confiar en aquel soltero empedernido que podría llegar a robarle el corazón...

Valoración personal

Eve Hawthorne es una joven viuda que perdió a su marido, un oficial del ejército, hace dos años en un accidente de equitación. Desde entonces ha tenido que vivir con su padre, un hombre de la iglesia que vive con su joven mujer y su hijo pequeño. Pese a que Eve intenta llevase bien con su madrastra no puede soportar más la rigidez de la mujer por lo que cuando recibe la propuesta de ser la dama de compañía de las primas americanas de un conde acepta encantada la proposición. Antes de que un carruaje la recoja para llevarla a su nuevo destino coquetea por primera vez desde su viudez con un guapo caballero que para su desgracia es el hermano del conde. Fitz está encantado con que Eve no sea una anciana dama de compañía sino una hermosa y vibrante viuda las que él prefiere a la hora de tener una aventura amorosa. Pero Eve no desea perder la oportunidad de tener un futuro decente solo por pasar unas noches con un guapo caballero, pero no puede dejar de pensar en él.

Como viene siendo habitual en el género romántico estamos ante una serie, es este caso es una trilogía que tiene como nexo común Willowmere una gran propiedad.

Esta historia comienza con Eve Hawthorne pensando en lo feliz que será viviendo por fin lejos de su casa paterna. Después de la muerte de su marido, al que quería, y con el que estuvo casada unos ocho  años no le quedó más remedio que regresar a la vicaría porque no tenía otro lugar a donde ir. Su madrastra, un poco mayor que ella, es un incordio de mujer, nunca está contenta con nadie y ve el  mal en cualquier esquina. Su comportamiento nos sirve para conocer a nuestra protagonista porque Eve, pese a que no le gusta la mujer, la soporta con gracia y paciencia incluso en los últimos momentos. Es una mujer serena, con los pies en la tierra, incapaz de llevarse mal con nadie aunque no le gusten ciertas personas, muy educada y servicial es una protagonista con la que te  puedes llevar muy bien. A pesar de todo tiene momentos de debilidad, esos instantes en los que piensa que pecar con Fitz puede no ser tan malo.

Por su parte Fitzhugh Alan Edward Talbot, Fitz,  es el hemanastro del conde de Stebkesbury. Tiene por ello una buena posición social, es rico y no necesita trabajar. Es más cualquier cuestión relacionada con sus inversiones o que implican trabajar con números se lo deja a su hermano Oliver, el conde. A  él lo que le interesa es tener dinero para comprar caballos, trajes y tener una buena vida. De donde venga el dinero le da un poco igual. Es el típico galán con recursos, pero sin pasarse ya que no tiene una gran fama de libertino. Es un persona interesante pero teniendo en cuenta lo poco que hace en la vida al principio no parece la media naranja de nuestra sufridora protagonista.

Por suerte todo cambia, y aquí entran más personajes y situaciones porque si en algo destaca esta novela es que siempre pasa algo. Por un lado tenemos a las hermanas Willowmere, Camellia es una joven intrépida a la que le encanta disparar y no cree en el amor; su hermana pequeña Lily es una gran romántica. Eve debe encargarse de estas dos jóvenes estadounidenses, preparándolas para ser presentadas en sociedad cuando vayan a Londres.  Mientras tanto están en la propiedad del conde quien tiene que marcharse a arreglar unos asuntos y deja a Fitz al cargo.

En este momento la novela da un giro más que interesante y se desdobla en varias tramas. Por una parte descubrimos más sobre el matrimonio de Eve, y entendemos el motivo que está detrás de sus dudas con respecto a  Fitz. Con respecto a él lo vamos viendo con otros ojos a medida que va adquiriendo responsabilidades sobre la finca. Me ha gustado su transformación y como se va convirtiendo en un hombre de provecho. Su historia de amor es muy bonita, empieza con una gran atracción pero pronto se convierte en amor sin que ellos se den cuenta pues consideran que lo que sienten es pasión, lujuria o una gran atracción y nada más.

Otro elemento viene de la mano de Lily  y de su enamoramiento de Neville, un gran amigo de Fitz que ha llegado a la casa para escapar de su padre, y de su supuesta prometida que tiene una madre de armas tomar.  Es una historia de amor distinta de la que los protagonistas pues no sabemos si acabará bien  (en boda) o mal (un encaprichamiento pasajero de Lily) y supone un contrapunto interesante.

Debemos añadir un intruso desconocido, una francés que se ha estrellado con su globo, una enfermedad que obliga a organizar una cuarentena (más o menos), anónimos que hablan de robos y mentiras del pasado, una casi prometida que llega con la «arpía» de su madre. La verdad hay un poco de todo por lo que el libro es la mar de entretenido. Si se tiene tiempo se lee muy bien de un tirón.

Secretos de una dama me ha gustado mucho, pero claro al igual que con otras escritoras es una autora con la que disfruto de casi todas sus novelas.