Booket
Terciopelo
Esencia
Boletin
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1059, Visitas en foro: 41
seduceme

Sedúceme

Ficha Técnica

  • Título: Sedúceme
  • Autor/a: Mary Balogh
  • Serie: Los Huxtable 2
  • Reseña de: ELFLED

Puntuación

5.0/5 rating (1 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Este donjuán no esperaba que una cándida muchacha le diese a probar su propia medicina.

JASPER FINLEY, barón de Montford, es un seductor que decide probar el «más difícil todavía» y apuesta que en dos semanas seducirá hasta las últimas consecuencias a una dama virtuosa. Sin embargo, la presa escogida, la ingenua y hermosa Katherine Huxtable, resulta ser indomable e inflige a Jasper una derrota humillante. Pero parece que el barón no escarmienta, porque cuando vuelven a encontrarse años después, propone a Katherine una nueva y arriesgada apuesta en la que están en juego nada menos que sus propios corazones.

Valoración personal

«Maldita sea mi estampa»

Desde luego esta frase es toda una revelación y jamás llegué a pensar que una frase tan típica nuestra iba a pasar a la posteridad en un libro de Balogh pero lo cierto es que la frase resume muy bien los sentimientos que hacia sí mismo tiene nuestro protagonista: Jasper Finley.

Y es que no es para menos…

Jasper es un hombre con mucha suerte, pero no mucha suerte en el juego como a todas nos podría hacer pensar. Jasper tiene suerte en las conquistas, tanta  que él mismo se autodenomina el  seductor por excelencia. No hay mujer que se le resista ni apuesta que no pueda ganar. Y es que para Jasper, hasta el momento, las mujeres no tienen secretos. Son fáciles de convencerlas de que hagan lo que a él buenamente se le antoje…

Este hombre, con su aire indolente, su ardor por las apuestas y su pasión por el riesgo podría parecer el típico canalla adorable que en algún que otro momento del libro te entran ganas de estrangular, en otras te hace sonreír y en otras literalmente, soltar la carcajada. Porque Jasper, es mucho Jasper.

No es para nada lo que podríamos esperar en un libro de Mary y he de decir que me he llevado una grata sorpresa.

En esta segunda entrega de los Huxtable, la señora Balogh da muestras una vez más de su ingenio y de las características que la hacen tan única y a la vez una apuesta tan segura cada vez que buscamos y compramos una de sus novelas. Ella juega de forma magistral con sus protagonistas y es capaz de crear tramas secundarias sin necesidad de recurrir a los complots y a los malos malísimos que únicamente buscan quitar de en medio a uno de los protagonistas por una u otra razón, a veces, de forma violenta.

Los personajes secundarios de sus tramas dan tanto juego o más como los personajes principales y buena muestra de ello es el tío de Charlotte, la hermana pequeña de nuestro ya tan querido Jasper, señor Wrayburn. Este personaje pone la nota de color llamativo a la historia porque en torno a él van a girar las decisiones de un hombre que olvida algo de vital importancia en su camino por la vida.

Como todas las que conocéis las obras de Balogh sabréis, esta mujer es capaz no solo de engancharte a sus escritos desde el primer momento sino que, además, te hace desear disponer o tener a mano el siguiente libro de la serie.
Si en Cásate conmigo me hizo llorar de lo lindo, en este no he tenido más remedio que sonreír y soltar a veces la carcajada. Lo que mejor sabe hacer su autora es, desde luego, sacar el máximo rendimiento a sus personajes, y esto, señoras, lo lleva a cabo de forma admirable.

Algo tan difícil para una mujer como verse envuelta en una situación tan bochornosa como la sufrida por nuestra Katherine a comienzos del libro, el saberse víctima de lo que para ella iba a ser algo importante, Jasper lo convierte en polvo. Y es por ello que la actitud distante con la que se enfrenta a esa cruda realidad la hace una de las más entrañables féminas del universo Balogh.

Años después tendrá su oportunidad, años después también se verá envuelta en el escándalo del que salió airosa hace años y años después tendrá por fin la ocasión de sentir en su propia piel aquello que solo vislumbró en el pasado. Después de lo ocurrido en los jardines de Vauxhall, nuestra chica tendría que haberse desmoronado en algún momento pero su carácter vivaz, del que hace gala a lo largo de todo el libro, es fundamental para el devenir de esta maravillosa novela y es que, pese al enfado monumental que ella tiene por haberse dejado enredar, lo cierto es que su alma es tan cándida que es capaz de dar una segunda oportunidad.

Pero alguna de vosotras se estará preguntando ¿cómo llegan ambos del punto a al punto b de su historia? Es aquí donde la intervención de un ser desgraciado y banal se convierte en el punto de inflexión de donde partirá el camino conjunto de nuestros chicos. Sin esta intervención, que podríamos señalar como fruto de la divina providencia, nuestros queridos protagonistas hubiesen tardado mucho más en dar el paso inevitable que les hubiese conducido a una vida en común.

No es por nada, pero pese a la mala baba de la que está dotado Clarence Forrester hemos de estarle agradecidas por el papel tan fundamental que juega en este enredo que lleva como consecuencia a un matrimonio algo precipitado y  a una, ¡cómo no!, apuesta algo más que  arriesgada… Y es que, aunque pueda parecer lo contrario, Jasper no puede evitar volver a caer en sus malos hábitos, las apuestas son irresistibles para él.

¿Queréis saber qué apuesta? Pues a mi parecer, la más arriesgada de todas pero creo que no la desvelaré, dejaré que la busquéis entre las páginas de esta estupenda historia y no revelaré el secreto de lo que hacen tan especial este nuevo libro de los ya tan queridos Huxtable.

Seguiré al pendiente de las próximas entregas, estaré ansiosa por vislumbrar finalmente la historia del Huxtable que más me intriga, Con, quien también en Sedúceme juega un papel trascendental en su intento de mantener a Katherine fuera del camino del mayor sinvergüenza que Londres conoce, por muy amigo suyo que sea.

Si tuviese que quedarme con una escena del libro destacaría la reunión entre el cuñado de Katherine (marido de Nessa), el hermano, y por supuesto Con, donde discuten quién será el primero en dar una buena paliza al canalla de Felton.

Y si tuviese que destacar una frase, destacaría esta:

«No será tan malo si no permitimos que lo sea. Aunque las experiencias de la alta sociedad y la preocupación por nuestras familias nos obliguen a casarnos, señorita Huxtable, no pueden obligarnos a ser desdichados para siempre. Solo nosotros tenemos ese poder. No lo permitamos. Hagámonos felices el uno al otro»

Entra en juego, arriésgate a apostar… seguro que ganas.