Booket
Terciopelo
Esencia
Boletin
Fecha de creación: Viernes, 20 Abril 2012, Reseña de: ELFLED, Visitas: 1890
5.0/5 rating (1 votes)
los juegos del hambre

Los Juegos del Hambre

Este mes de Abril llega a los cines de toda España la primera entrega de la serie de Suzanne Collins, «Los juegos del hambre». Suzanne es una de las autoras que han conseguido ver su obra publicada llevada a la gran pantalla para disfrute de ella y de todos los que lo hemos hecho con la versión escrita en papel. Las novelas de Collins que componen la serie (que en esta ocasión recomendamos) están plagadas de inventiva, de una sociedad regida por unas normas que, esperamos, nunca tengamos la desgracia de sufrir.

Esta serie protagonizada por Katniss, Peeta y Gale va a despertar en los lectores que se atrevan con ella una gran cantidad de sentimientos encontrados. Veremos, pese a estar escrita en primera persona, a través de todos y cada uno de los personajes, que se puede pasar del conformismo con lo que te ha tocado en suerte a la más fiera de las rebeldías y el afán por no dejarse pisotear.

No son novelas para pusilánimes ni para blandos de corazón, no son novelas con las que vas a pasar un rato ameno y divertido. Son novelas amargas donde sus personajes libran las más duras batallas. Sólo nos queda avisaros y deciros...

¡Que comiencen LOS JUEGOS DEL HAMBRE!

Valoración personal

Los libros que componen la serie de LOS JUEGOS DEL HAMBRE son, como ya habéis podido comprobar, tres. En cada uno de ellos se relata desde el punto de vista de su protagonista, Katniss, cómo una persona puede enfrentarse a la muerte. Una muerte que no viene dada por una enfermedad, una muerte que no viene precedida de un conflicto bélico en el que las personas puedan caer víctima de las circunstancias... No, qué va. Esa muerte, esperada pero no deseada, viene de un antiguo enfrentamiento, viene del capricho de un solo hombre que lo toma como algo divertido. ¡Ya nos diréis qué tiene de divertido jugar con las vidas humanas!

Sin embargo, la serie que hoy nos ocupa, es una serie que creemos es de las más controvertidas con las que un infante se pueda tropezar. Los juegos del hambre, son a nuestro modo de ver, una de las series más complejas y trabajadas que hemos tenido el placer de leer.

Suzanne Collins ha llevado a cabo un trabajo extraordinario, nos ha regalado la historia de una chica que está dispuesta a salir con vida de la trampa mortal que le han preparado y de una muerte segura que esperan ver millones de espectadores como nosotros hoy día podemos ver Gran Hermano, sentados en nuestro cómodo sofá y, a veces, acompañados de una buena cena. Solo que, en esta ocasión, no se trata de las tonterías típicas de diez, doce o x número de personas que discuten y se enrollan en una cama o un sofá, en esta ocasión somos testigos presenciales de cómo veinticuatro adolescentes de entre 12 y 18 años salen a la arena a combatir por sus vidas. Y lo hacen no porque quieran sino porque se ven obligados a ello. Lo hacen porque matar, es la única forma de poder volver a casa.

Esta serie es emocionante en su crudeza, es tierna en momentos donde la ternura es lo que menos esperas y es, desde luego, dura. Muy dura. A medida que vas avanzando en la historia y conoces a los personajes y éstos se te hacen queridos y cercanos, el dolor te va inundando, la desesperación se aferra en lo más íntimo de quien lee y el inconformismo te insta a rebelarte contra una sociedad antisocial y carente de una de las cosas que, creo, nos hacen llamarnos humanos: la compasión.

Sentimientos a flor de pie y ganas de luchar por la supervivencia hacen de «Los juegos del hambre» una serie, pensamos, indispensable. Chicos y chicas comunes y corrientes, jóvenes como fuimos nosotros o como lo son quienes nos rodean, pero con una voluntad férrea y decididos a conservar la vida... aunque para ello deban acabar con las de otros.

Ponéos en su piel por unas horas, el tiempo que dura su lectura. ¿Qué seríais vosotros capaces de hacer, llegado el momento, por sobrevivir?

¡Que comiencen LOS JUEGOS DEL HAMBRE y...
que la suerte esté siempre, siempre de vuetra parte!

Comparte esta reseña