banner dulceyamargo
  • Lanzamiento: Noviembre 2012
  • Visitas en web: 1789
  • Bienvenidas a la Sala de Conferencias de RH

Autor/a

Connie Jett

Información de la novela

  • Autor/a: Connie Jett
  • Título: Mi colección de secretos
  • Serie: Independiente
  • Orden Serie: -
  • Editorial: Divalentis
  • Época: Actual
  • Principales: Ornella y Felipe
  • Secundarios: Chiara y Edu

Compárteme

Sobre el autor/a

Soy Connie Jett, nací en Argentina pero hace más de diez años que vivo en Europa, entre Italia y España. Soy una joven mamá de esas pesaditas que besuquea a su princesa cada cinco minutos, algo despistada y con muchas ganas de compartir. Me encanta la gente y soy muy sociable. Durante ocho años he vivido en Italia donde tuve la oportunidad de estudiar y trabajar como periodista, ésta experiencia aumentó más mis ganas de curiosear convirtiendo mi vida en una eterna entrevista.

¡Lo confieso! Soy una romanticona perdida, creo en los flechazos de cupido y en el amor en todas sus extensiones. Principalmente amor como motor de vida concedido por la familia y los amigos. Y en fin, detrás de todas estas piruetas también hay una Connie que le encanta escribir, que es una cotilla en busca de historias para entrelazarlas y crear más líos con las palabras.

Ambientación y contexto

«Mi colección de secretos» comienza en Atenas y desde la primera página cogeremos la maleta bien fuerte porque recorremos dos continentes y un sinfín de países.

Aunque la moderna historia de amor de los protagonistas, dos jóvenes universitarios, comenzará en Italia, conociendo a través de unas descripciones detalladas ciudades mágicas, sitios reales y su fabulosa cocina. También, por motivos laborales continuará en España, que es el país natal de Felipe, donde juntos deberán enfrentarse a una familia entrometida, a delirantes compañeros de trabajo y como no, a su atractiva ex novia.

coleccionsecretos amb

Sus personajes principales

 
Ornella
 
 
Felipe
 
coleccionsecretos ella coleccionsecretos el
Ella: Sienna Miller Él: Ashton Kutcher

Soy Ornella y odio mi nombre pues no tiene diminutivo, «Orni» suena fatal, entonces no me queda otra que oírlo sin cesar al completo: Ornella, Ornella y Ornella. Tengo unos veintipico y una súper entrevista de trabajo en la Editorial Mondoro, llevo años esperando esta oportunidad así que os confieso que estoy nerviosísima.
Vivo en Italia hace años, llegué aquí por una beca pero está claro que me enamoré de la ciudad, de la moda, de su comida y de un príncipe azul, llamado Felipe. Él es español o como él prefiere que diga catalán, ya lo oigo corrigiéndome… pues eso, mi chico es el novio más perfecto del mundo mundial (por lo menos para mis ojos y corazón).

Y yo soy Felipe y como bien dice Ornella soy catalán, vivimos en Italia en un mini piso de estudiantes hace cuatro años. Nos conocimos en la universidad.  Yo trabajo en publicidad, pero mi verdadera pasión son los viajes y sí ¡vaaale! el tenis.
Soy el novio oficial de la alocada argentina, y creo que este año nos tocan las debidas presentaciones familiares, ¡miedo me da!

Secundarios a destacar

 
Chiara
 
 
Edu
 
coleccionsecretos sec1 coleccionsecretos sec2
Ella: Olivia Wilde Él: (Desconocido)


Hola a todos, soy Chiara, nací en Italia por error porque me hubiese encantado ser griega, estudio filosofía y todo el mundo cree que soy hippie, pero no, soy una persona concienzuda y prefiero boicotear a las multinacionales, defendiendo a las personas sobre todas las cosas en este mundo frívolo y globalizado. ¡Ok, ok! No me enrollo, soy y seré la gran amiga de Ornella y para siempre. Sé porque lo digo.

¡Soy Edu, se olvidaban de mí! Snif, snif. Pues florezco a mitad de la novela, pero soy más que un simple personaje secundario. Me convierto en un personal shopper cambiando a la protagonista radicalmente.  Además soy el primero que se entera del gran secreto de Ornella y escapo… pero después vuelvo, jiji.

Anécdotas que contar

Una de las primeras cosas que me sucedieron muy graciosas fue en una entrevista de radio dónde dos veces la locutora me llamó Ornella y luego en broma preguntó por Chiara, la inseparable amiga de la protagonista.

Otra historia que al día de hoy me emociona fue en mi primera presentación de la novela en Madrid, y estar de los nervios firmando ejemplares cuando se me acercan prestigiosas autoras españolas para apoyarme y saludarme, ha sido un momento sublime.

coleccionsecretos anec

Alicientes para su lectura

«Mi colección de secretos» es mi primera novela, pertenece al género chick-lit y aunque las etiquetas no me gustan, porque creo que cada libro le llega al lector según su estado de ánimo y la situación particular que vive en ese momento, en esta moderna historia os aseguro personajes que os robaran sonrisas y hasta carcajadas, y a su vez descubriréis que algunas de las peripecias que deberán afrontar os resultaran muy emocionantes  consiguiendo  conmoveros e identificaros con cada uno de ellos.

Es principalmente, una novela romanticona pero no habla sólo de príncipes azules, la historia destaca y figura la evolución de la amistad femenina a  través del tiempo y las alocadas aventuras que deberán vivir.

Un pequeño aperitivo

Aeropuerto de Atenas. 11h.
Mi novio Felipe y yo volvíamos a casa después de unas relajantes vacaciones en una paradisíaca isla griega. Una larga luna de miel anticipada, ya que todavía no estábamos casados. Aún podía sentir el balanceo de mi hamaca de algodón y la brisa del mar sobre mi rostro, despidiendo atardeceres entre copas de vino blanco.
—Cariño, tu pasaporte. Ya nos toca —dijo Felipe interrumpiendo mi reflexión.
—Sí, sí —respondí buscando en mi bolso. Lo revolví todo, tratando de recordar mis órdenes internas: "¡Lo guardaré ahí. Ahí no lo perderé!". Así intento contrarrestar mi innato despiste pero siempre olvido dónde era "ahí" y me vuelvo loca buscando.
—¿Por qué narices me miras así? —insistía Feli a décimas de enfadarse—. ¿Lo has perdido?
Levanté la vista temiendo las miradas de desaprobación de la gente y me pareció entrever a Chiara. "Pero qué estoy pensando, eso es imposible", me repetía mientras guardaba mis cosas. Sin embargo, su presencia se hizo cada vez más nítida y real: desde lejos, Chiara movía su mano, saludándome.
Miré a Felipe con los ojos abiertos como platos, pero él, sin percatarse, me hacía señas de impaciencia para que me acercara.
Al sentir que me sostenían del brazo, volví a girar la vista. Sus ojos verdes penetraron en mí, y sentí una mezcla de terror y alegría.
—Voy al baño —le dije a Felipe, juntando las rodillas como si me estuviera orinando.
—¡No...! —negó con su dedo índice, poniéndome muy mala cara.
Aparté la vista y corrí sin mirar atrás, con el corazón a mil por hora. Abrí la puerta del aseo de un manotazo y me refresqué con un poco de agua en las mejillas, la frente y detrás del cuello. No quería arruinar mi maquillaje puesto que me había costado más de media hora hacer que pareciese delicado y natural, es decir, maquillada pero no excesivamente. El corrector cremoso hacía milagros con mis marcas de varicela, incluso con una que tengo en la nariz. ¡Cuánto la odio! Culpo a mi madre al cien por cien por no habérmelas evitado. Al fin y al cabo yo era sólo una niña. Ella tendría que haber sido más severa a la hora de cuidarme, así no me hubiera arrancado esas costras que tanto picaban, sobre todo en mi cara. ¡Debió atarme las manos!
—Hola, estoy aquí, es inútil que me evites. Y si tu madre te hubiese atado las manos, no sería una madre —me interrumpió Chiara.
―Chiara, ¿qué demonios haces aquí?...

Leave a comment

Please login to leave a comment.