Última modificación: Miércoles, 02 Abril 2014, Visitas en web: 1307
caricias de saten

Caricias de satén

Ficha Técnica

  • Título: Caricias de satén
  • Autor/a: Loretta Chase
  • Serie: Modistas 2
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

4.0/5 rating 1 vote

Comparte esta reseña

Sinopsis

El duque de Clevedon plantó a su prometida, Clara Fairfax, para casarse con Marcelline Noirot, y el escándalo de su boda ha provocado una drástica reducción de la clientela de la boutique Maison Noirot. Lograr que este alboroto resulte provechosa para las ventas en vez de arruinar el negocio familiar requiere que la joven Sophy utilice todo su ingenio. Pero todo se complica cuando su mejor clienta, que no es otra que la propia Clara, huye de Londres para evitar que la casen por la fuerza con un caza fortunas.

Para salvar la tienda de la quiebra, Sophy pondrá todo su empeño en encontrarla antes que el conde de Longmore, heredero del marqués de Warford, hermano de la fugitiva y el único hombre que la tienta como ningún otro. En una búsqueda desesperada, Sophy descubrirá que el deseo nunca ha sido tan difícil de resistir.

Valoración personal

—Si el amor quiere atraparme, no sólo tendrá que darme una patada en el trasero, sino que tendrá que tirarme al suelo, atarme y darme una paliza para ablandar lo que algunos llamarían mi cerebro.

Pues, chato, prepárate para la paliza de tu vida porque Cupido viene a por ti y no te vas a escapar vivo, je, je, je. Bueno, pero qué digo si Cupido no hace falta para nada, tu solito has caído en las perversas redes del amor solo con mirar los ojos de Sophy.

Aunque lo cierto es que no solamente sus ojos son los que intrigan a Harry, toda ella en sí es un misterio en el que estaría encantado de profundizar, aunque la dama no parece darse cuenta de los estragos que causa en Lord Longmore. Hasta el punto de que este no duda en provocar más de un accidente para quitarse de en medio a cualquier caballero que ose poner los ojos en ella.

Aunque no es de extrañar, y es que las hermanas Noirot causan sensación donde van. Demasiada sensación a fe de Sophy, y no para bien precisamente, sobre todo con la reciente boda de su hermana Marcelline con el duque de Clevedon. Boda que ha dado al traste con los planes de la marquesa de Warford de casar a su hija Clara con el mencionado duque. Lo sucedido no pasaría de un tremendo escándalo si no fuese porque las hermanas Noirot estaban consideradas hasta el momento entre las mejores modistas de Londres y Clara era una de sus mejores clientas.

Cada una de las hermanas tiene una gran habilidad. Marcelline es una artista y diseñadora de gran talento, sus vestidos hacen furor entre las jóvenes. Leonie es el genio financiero, lleva las cuentas con tal precisión que las ganancias parecen doblarse como por arte de magia. Y Sophy es la vendedora, su habilidad ablandando corazones es tal que es capaz de arrancar grandes sumas de dinero de los puños más cerrados, aunque también otra faceta desconocida para el público, es escritora de «El espectáculo matinal», donde informa sobre los acontecimientos y los cotilleos que acontecen en la Alta Sociedad.

Conociendo de buena mano lo que se cuece en los círculos sociales y temiendo quedarse en la ruina ante la falta de clientes, Sophy se ve en la obligación de ayudar a Lord Longmore, el mejor amigo de su cuñado y hermano de la afectada, a arreglar en cierta medida la desastrosa situación. Quizás así puedan calmar la furia de la marquesa y que los clientes no salgan en bandada por la puerta de su establecimiento. Pero la suerte de Clara parece ir de mal en peor, primero es plantada en el altar y luego se ve comprometida por el pretendiente más desaconsejable del mundo. Y si la cosa seguía así, el odio que la marquesa sentía por las hermanas no tendría jamás fin.

Me he divertido de lo lindo con esta historia y me ha provocado más de sonrisa, y no sólo porque Clara parece decidida a provocarle un infarto a su madre llevándole la contraria en todo lo que puede y más, sino porque los diálogos entre los protagonistas cada vez que se encuentran no tienen desperdicio. A Harry sólo le falta babear para que aún sea más evidente que está coladito por Sophy, aunque sus dardos lingüísticos indiquen lo contrario.

Tampoco Sophy es inmune a sus encantos, que mujer no se quedaría embobada ante un espécimen de cabello y ojos oscuros, boca de rictus cínico y un magnífico cuerpo de más de un metro ochenta. Tendría una que estar cegata. Sophy encuentra sólo un defecto en Harry, que no tiene cerebro, je, je, je. Si, para nuestra heroína su gran defecto es que no sabe conectar su cerebro con su boca de manera lo suficientemente inteligente como para decir algo con sentido.

Ella sabe que no debería desear tener nada que ver con él, pues el hombre no sólo es un patán que dista mucho de ser respetable, sino que tiene la nefasta manía de meterse en los asuntos de los demás. Y para colmo es el primogénito de la mujer que quería eliminarlas de la faz de la tierra. Así que no, Sophy estaba demasiado ocupada salvando su negocio para fijarse en él, pero ¡ay! las flechas de Cupido son muy traicioneras y se clavan cuando menos lo esperas.

«Caricias de seda» es una historia ágil, amena y divertida, he disfrutado mucho con ella, pues su autora ha sabido hilar escena tras escena de forma que la atención no decaiga y el lector se mantenga expectante ante lo que ocurrirá a continuación. Con una trama simpática llena de enredos, personajes de lo más variopintos, batallas dialécticas llenas de comicidad y un romance delicioso, esta historia le gana a su predecesora, «Susurros de seda», en ingenio a mi modo de ver y sube el listón para la próxima entrega. Estoy deseando ver con qué nos sorprende la señora Chase en el último episodio de «Las modistas».