Novedades
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1384, Visitas en foro: 156
declaracion de amor

Declaración de amor

Ficha Técnica

  • Título: Declaración de amor
  • Autor/a: Laura Lee Guhrke
  • Serie: Las chicas de Little Russell IV
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

4.0/5 rating (2 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

La alta sociedad londinense puede ser un lugar muy cruel para una joven huérfana que tiene que ganarse la vida trabajando, así que cuando Daisy Merrick pierde su enésimo trabajo, se le ocurre una idea que podría hacer realidad todos sus sueños. Sólo hay un pequeño problema: su éxito depende del hombre más frío, distante e inconmovible que jamás haya conocido.

Sebastian Grant, conde de Avermore, es uno de los escritores más famosos de Inglaterra, pero cuando su creatividad atraviesa una crisis, pasa a ser más conocido por su mala reputación que por su obra. Cuando Daisy se presenta en su puerta para ayudarlo a volver a escribir, Sebastian se niega en redondo a participar en la descabellada propuesta. Aquella pelirroja lo irrita sobremanera, y sabe que sólo hay un modo de detenerla: seduciéndola.

Valoración personal

Mientras leía «Declaración de amor» no pude evitar acordarme de todas las autoras de novela romántica, algunas de ellas amigas, que intentan abrirse camino en el difícil mundo de la escritura. Laura Lee Guhrke expresa de forma certera las esperanzas, miedos e insatisfacciones que puede padecer un escritor. Aunque naturalmente, siendo fiel a su estilo, la autora ha querido expresar estos sentimientos con una nota de humor.

 

Para la joven Daisy Merrick no resulta nada sencillo conservar un trabajo. Su carácter impulsivo, su comportamiento descarado y su incapacidad para controlar lo que sale de sus labios son los culpables de que su vida laboral esté llena de desastres. Como en este preciso momento, en el que se encontraba de nuevo sin trabajo por haber rechazado de la forma menos acertada posible las indeseables atenciones de un adinerado viejo verde. La cuestión es cómo le iba a decir a su hermana Lucy que había perdido de nuevo el empleo…

 

La perspectiva no le resultaba nada alentadora. Ojalá pudiera decirle a Lucy que había vendido una de sus historias, que iba a convertirse en escritora y que no debía preocuparse más por ella. La mente de Daisy divagaba cuando el ómnibus en el que viajaba se detuvo frente a la editorial Marlowe. Una señal del destino sin lugar a dudas. Quizás había llegado el momento de poner en práctica su carácter optimista e intentar realizar sus sueños de una vez por todas. Así que decidida a cumplir su destino, Daisy se dirigió a Ediciones Marlowe.

 

Después de años de ausentismo, el célebre escritor Sebastian Grant vuelve a mostrar un trabajo suyo al gran público. Se trata de una obra de teatro en la que ha puesto todas sus esperanzas para recuperarse de la ruina que lo acecha. Pero sus probabilidades de una recuperación económica y laboral se ven truncadas ante la opinión implacable de un crítico literario del «Social Gazette». Un periódico que pertenece precisamente a la misma editorial que publica sus libros, Ediciones Marlowe.

 

Furioso por lo que considera un ultraje, Sebastian se presenta en el despacho del editor para conseguir una retractación. Y allí se encuentra con el autor de la infame columna: George Lindsay, seudónimo bajo el que se esconde nuestra lenguaraz Daisy. El choque entre ambos es inevitable. Sebastian no acepta los criterios de Daisy para afirmar que la obra es pésima. Una novata como ella no puede dar consejos a un escritor experimentado. Por su parte, Daisy le reprocha no saber aceptar las críticas y aprender de ellas.

 

Un encendido debate literario que le granjeara a Daisy un nuevo encargo: ayudar a Sebastian a escribir la nueva novela que publicará la editorial. Una vez más sus francas observaciones la han llevado al desastre y de una forma absolutamente catastrófica. Para convencer a Sebastian de que acepte su ayuda deberá utilizar los métodos menos ortodoxos imaginables. Sólo si consigue que Sebastian escriba la novela que le debe al señor Marlowe podrá Daisy cumplir su más ansiado sueño: ser una escritora publicada.

 

Como decía, esta novela es casi una guía sobre cómo escribir una novela romántica. La autora utiliza esta historia como excusa para mostrarnos lo que se encuentra detrás de una obra literaria. Las horas delante de una máquina de escribir, las dudas sobre cómo continuar una escena que no encaja, el rumbo que toman los personajes una vez han desarrollado su personalidad en el papel, el miedo a las críticas destructivas, o lo peor que puede sufrir un escritor, la falta de creatividad ante una página en blanco.

 

Precisamente, esto es lo que le sucede a nuestro protagonista. Como escritor, Sebastian es un perfeccionista. Su forma de trabajar es mantener un control sobre la historia al cien por cien (los personajes, la trama, las escenas, el final…); todo tiene que tener sentido y llevar un orden específico. Tal necesidad de control le produce angustia y ansiedad. Unas sensaciones que le condujeron a la etapa más oscura de su carrera. Esta es la causa de que Sebastian se sienta incapaz de volver a escribir. Por este motivo se resiste a trabajar en su última obra.

 

Daisy llega a la vida de Sebastian como un vendaval. Es impulsiva, alegre y optimista. Ella, que no tiene miedo de decir lo que piensa, consigue con sus comentarios enardecer los ánimos de Sebastian en su primer encuentro. A partir de ahí, se convierte casi en una sombra para él, llega incluso a amenazarlo legalmente para conseguir que trabaje con ella. Sebastian no sabe como desembarazarse de ella, por lo que ingenia una forma para convencerla: seducirla. Si la corteja un poco y finge cooperar con el plan seguro que ella se ablanda.

 

Lamentablemente, Daisy se da cuenta de su estratagema. Incapaz de conseguir que Daisy cese en su empeño de obligarlo a escribir, intenta llegar a un acuerdo con ella. Un acuerdo que será la perdición para los dos: un beso cada cien páginas. Con unas reglas a pactar, por supuesto, pero ¿será capaz Sebastian de seguir las normas? Trabajando juntos en sus historias, Daisy y Sebastian crecerán como escritores. Pero además de aprender varias cosas sobre el arte de escribir, experimentaran las delicias del arte de amar.

 

«Declaración de amor» es una historia amena y entretenida. El ritmo de la novela es ágil, siendo muy fácil sumergirte en la historia y dejarte llevar por la forma de ser de los personajes. Sus conversaciones resultan hilarantes y muy instructivas, y las escenas de amor entre ellos, aunque pocas, casi pecaminosas. La alegre, vivaz y soñadora Daisy conseguirá conquistar el corazón del desconfiado, adusto y reservado Sebastian. No hay nada peor que leer una bonita historia de amor y que en la última página termine mal, como admite él mismo, así que me alegro que este escritor irascible haya encontrado su musa y escrito su propio final feliz.

 

«Si Apolo te niega su ayuda,
o las Nueve no están a tu servicio,
no los invoques más, diles adiós a las Musas,
y prueba el efecto del primer beso de amor.»