Novedades
Esencia
Última modificación: Martes, 12 Junio 2012, Visitas en web: 1114
declaracion de amor

Declaración de amor

Ficha Técnica

  • Título: Declaración de amor
  • Autor/a: Ana Ferández
  • Serie: Sin serie
  • Reseña de: Shail

Puntuación

0.0/5 rating (0 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Lady Rheda, la rebelde hija de sir Dougal, está enamorada de sir Edric, uno de los caballeros que recibe entrenamiento en el castillo de su padre. Cada encuentro, cada gesto y cada palabra la hacen pensar que tarde o temprano él pedirá su mano.

Pero un día llega una carta reclamando la presencia de sir Edric en el castillo de su hermano, y éste se ve obligado a partir. Tras unos angustiosos meses sin noticias de su amado, lady Rheda y su familia reciben una invitación para la boda del joven caballero con otra dama.

La muchacha cree morir de dolor, y lo que menos desea en el mundo es presenciar cómo el hombre al que ama se casa con otra mujer. Pero lo peor todavía está por llegar...

Valoración personal

Lady Rhea, la rebelde hija pequeña de lord Dougal está enamorada de sir Edric, uno de los jóvenes caballeros que reciben formación en el castillo de su padre. La joven espera cada encuentro con el caballero, ansiosa de que él pida su mano. Pero un día llega una carta reclamando su presencia en el castillo de su hermano mayor. Lady Rhea le confiesa sus sentimientos y le promete esperar su regreso pero los meses pasan hasta que llega un mensajero al castillo anunciando la boda de su amado con otra mujer. Lady Rhea se siente desesperada por tener que asistir a la ceremonia, ver cómo su amor se casa con otra mujer. Pero lo peor está por llegar.

«Declaración de amor» es una de las apuestas de Editorial Planeta en su sello romántico Zafiro, que solo publica novelas en formato digital. La autora es Ana Fernández y esta es, sino me equivoco- su primera novela publicada.

Es difícil comenzar una crítica cuando cabe la posibilidad de que su autora o el grupo que la apoya la lea. En principio no hay problema si la reseña es favorable pero en este caso no es así.

«Declaración de amor» que me ha costado terminarlo pese a que no es excesivamente largo y la causa es que he sido incapaz de meterme en la historia y en todo su desarrollo.

Primero comentar que la historia no es nada novedosa. Hace años que leo novela romántica,   y me he encontrado con buenos y malos libros, pero nunca uno tan previsible como éste, lo único que me ha sorprendido es comprobar que podía visualizar perfectamente cuál sería el rumbo que tomaría los personajes y la trama nada más leer el primer capítulo.  Generalmente una se hace una idea más o menos clara por donde va a discurrir la historia pero siempre hay algún elemento que sorprende, o que llame la atención y que hace que el libro sea distinto a los demás independientemente de que te guste o no. Pero es esta novela no ha sido así. Es una novela excesivamente previsible en sus personajes y en su discurrir

Otro elemento negativo, al menos para mi gusto, son los personajes, caracterizados a base de machetazos de personajes románticos prototipo. Por una parte está lady Rhea, a la que odié nada más abrir la boca, sentimiento que se fue agudizando a medida que pasaban los capítulos. Es una joven hermosa, pequeña pero de cuerpo perfecto. Evidentemente. Su personalidad es detestable: mandona, con arranques de ira desmedidos, caprichosa, agresiva, maleducada, ignorante, egoísta… Lo que yo no termino de entender es cómo es posible que las autoras consideren que ser un «bicho», en términos de tener un carácter violento y agresivo cuando las cosas no salen como a uno le gusta o no se amoldan a sus deseos y caprichos, es algo que da valor a una protagonista romántica. Quizá sea cosa mía, pero cuando leo una historia me gusta que los personajes se conviertan en amigos, que formen parte de mi vida mientras voy leyendo sus alegrías y pesares. Yo nunca sería amiga de Rhea, es una persona que me crispa los nervios, la destetaría nada más verla.

Por otra parte está Brawdewyn, el hermano mayor de Edric, y señor del castillo. Como «buen»  héroe romántico, es alto, regio, serio, adusto y con cierto atractivo. Le cuesta hablar, mostrar sus sentimientos, aún así nada más ver a Rhea se queda prendado de ella. La autora ha intentado crear una personalidad que contraste con la de la protagonista, pero al final ha conseguido un hombre que pese a su aparente poderío, es un panoli en lo que se refiere a su mujer. Pobre hombre, la verdad es que me da pena, pensar que tiene que estar el resto de su vida con semejante mujer es para apiadarse de él.

Contamos también con los padres de Rhea, está Dougal un hombre que quiere a sus hijos, leal caballero del rey y fiel a su mujer, que por cierto tiene la personalidad de un flan, blandita y sin consistencia, prototipo de mujer llorona y santurrona. Le añadimos a la familia un hermano,  Ceowulf, quien tampoco da mucho de sí porque tiene un amor un tanto cambiante; y unas hermanas, ya casadas, muy sueltas ellas a la hora de hablar de sexo, para horror de su «virginal» madre.

Con estos personajes se entrelaza la historia de amor que evidentemente arranca con un matrimonio no deseado y que lleva a la clásica noche de bodas respetuosa, con arranque de genio «peluqueo» incluido, a una mañana con una maternal criada, a salidas a cabalgar, a comer, a dormir… A no olvidarse del amor de Edric pasados dos días y a gozar como una loca con el adusto marido. Da gusto encontrase a personajes que son fieles a su primer amor «verdadero» pero debe de ser cosa de familia porque al hermano le pasa lo mismo.

El caso es que como los protagonistas tienen una relación que se muestra incapaz de sostener una trama medianamente decente, la autora determina abrir dos subtramas. Por una parte está la de Ceowulf y su comportamiento de adolescente enamorado, que descubre por el camino a una pelirroja escocesa (otro clásico romántico que no puede faltar, una fogosa o un fogoso escocés) de carácter muy liberal. Por otra parte está en malo (algún malo tiene que haber) y que resulta que es Edric, que de la noche a la mañana se ha pasado de ser un galante caballero a un maleante avaricioso y envidioso y todo hostigado por su mujer.

Resumiendo. No me ha gustado la novela porque el argumento es previsible, los personajes planos y sin vida, la ambientación escasa, la trama descafeinada y la manera narrativa simplista. Además la protagonista no me ha gustado nada, es este tipo de mujer que independientemente de la calidad del libro, o de la maestría de la escritora a la hora de contarnos su historia, hace que se me atragante la novela.

Antes de acabar que conste que me compré este libro porque por ahí había unas críticas muy positivas de esta novela. No sé qué novela habrán leído ellas pero en mi caso me han debido de dar la versión mala porque no tiene «momentos tiernos» ni «diálogos chispeantes»… ni nada de nada.

¿La recomendaría? No. Es por el momento el peor libro que he leído este año.