Novedades
Esencia
Última modificación: Domingo, 10 Junio 2012, Visitas en web: 1302, Visitas en foro: 100
delicioso

Delicioso

Ficha Técnica

  • Título: Delicioso
  • Autor/a: Sherry Thomas
  • Serie: Sin serie
  • Reseña de: Nalla

Puntuación

0.0/5 rating (0 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

¿Es posible reconquistar al hombre amado solo cocinándole platos deliciosos? Esta increíble chef lo demostrará con su arte en los fogones.

Verity Durant es la jefa de cocina de la mansión solariega de Somerset, que ahora heredará Stuart, hijo ilegítimo de un aristócrata y abogado de gran prestigio. Cuando Stuart prueba la sopa que Verity le ha preparado, se siente fascinado y turbado a la vez. No recuerda que diez años atrás vivió una apasionada noche de amor con la cocinera, y ahora, Verity ha decidido volver a enamorarlo, incluso a hechizarlo, con sus fabulosas recetas de cocina.

Valoración personal

Me gustan las autoras que innovan, porque de vez en cuando viene bien un soplo de aire fresco en medio de tan rancio abolengo, pero en este caso opino que la autora se ha estancado, con la misma fórmula a base de flash-backs con la que irrumpió en el mercado español, llega nuestras manos el segundo libro de Sherry Thomas, Delicioso, una historia de amor y desesperación donde la tónica sigue en las regresiones al pasado, y en los diez años que transcurren entre ese encuentro inicial y el actual.

Por un lado tenemos al abogado Stuart Somerset, un hombre hecho a sí mismo, que ha ascendido de los barrios bajos de Manchester hasta convertirse en uno de los políticos en alza del Parlamento inglés, hasta el punto de que los mentideros aristocráticos de la época lo convierten en el nuevo habitante del 9 de Downing Street; Por otro, Verity Durant, antiguamente Lady Vera Drake, que por un escándalo de juventud cae en los arrabales londinenses, y que se convierte en la cocinera que todo aristócrata quiere tener en la cocina,

Diez años antes se encuentran y comparten una noche de pasión, que los marca hasta la actualidad, una noche que dejará una huella en sus corazones, hasta el día de hoy.

Bertie Somerset, hermano de Stuart, ha fallecido, legando sus propiedades, entre ellas Farleigh Park al abogado, con ella, Stuart hereda también al servicio, entre quienes está Verity, a través de la cocina de ella, Stuart redescubre un mundo de luz, sensaciones, pasiones, es realmente increíble como Sherry consigue hacer que babeemos con unas simples magdalenas, las carga de un significado que traspasa las páginas, que te hace suspirar por poder saborear una de ellas…

Son curiosas las contrariedades con las que la autora nos cuenta la historia de amor entre Verity y Stuart, por un lado tenemos a unos personajes planos, lejanos al lector, Sherry presenta la historia de sus vidas sencillamente, fríamente, sin justificaciones de ningún tipo, eres tú quien tiene que juzgarlos y aceptarlos, pero al mismo tiempo que nos los presenta desde una perspectiva exterior, también lo hace desde una interior, en todo momento sabes cómo piensan, como sienten, como se enfrentan a sensaciones y sentimientos que no quieren sentir, que rechazan, como luchan contra sí mismos. Por un lado, Delicioso es una novela gris, no hay interacción con el lector, no te identificas con sus protagonistas, pero por otro lado es un arcoiris de texturas, sabores, colores, consigues saborear cada plato, sentir cada sensación, olfatear cada olor, sentir cada comida, eres capaz de imaginarte y vivir el amor que Verity pone en cada plato, cómo ama su cocina, puedes palpar cada invasión que sufre Stuart con cada bocado, la desesperación entre los personajes traspasa las líneas de cada página y te deja un agridulce sabor de boca.

Algo que no acabo de coger el punto, es que los personajes no se encuentran hasta casi el final del libro (pág. 200 de 300 que tiene la novela), vives la historia de amor a través de la comida, y lo que ésta hace sentir, Quizás Sherry ha sido demasiado descriptiva, convirtiendo a "Delicioso" en una novela corta, pero pesada, densa, ha mantenido la misma línea argumental que con Acuerdos privados, y no ha innovado en absolutamente nada, nos ofrece una historia de amor atípica, con una fórmula ya usada en el mercado, no ofrece nada nuevo, y eso hace que la novela desmerezca un poco. Quizás ello se debe a la acusada presentación de las rígidas normas que dominaban a la sociedad de la época, y en eso Sherry ha estado brillante, consigue que viajes en el tiempo y experimentes la rigidez y estrechez de miras del Londres del siglo XIX.

Creo que merecen un punto y aparte los personajes del secretario y la prometida de Stuart, relación altamente secundaria, que la autora deja claro en todo momento que ese es su lugar, pero que consiguen darle un toque de frescura a un libro que lo necesita. También destacaría los diálogos entre los protagonistas de las historias de amor principales y secundarias, me ha encantado, la historia de Cenicienta, y las sinfonías frente a los conciertos, es un punto divertido y tierno que le da un toque a la novela.

Ahora que ya he leído Delicioso, vista en perspectiva, no puedo decir si me ha gustado o no, la catalogaría en un punto intermedio, es una historia atípica (la autora tiene fijación por los flashbacks y por los intervalos de diez años), que es fría pero al mismo tiempo caliente, un libro con unos personajes altamente complejos, con los que no te sientes identificada, cuyos actos no llegas a comprender del todo (especialmente con Verity), que no traspasan la línea argumental, y que no quieres juzgar porque seguramente saldrían perdiendo; pero que por otro lado, hacen que ames la cocina, que ruegues, aunque sepas que es imposible, por poder probar alguno de los platos que salen de las cocinas de Farleigh Park