Novedades
Esencia
Última modificación: Martes, 12 Junio 2012, Visitas en web: 967
el cielo y el infierno

El cielo y el infierno

Ficha Técnica

  • Título: El cielo y el infierno
  • Autor/a: Patricia Ryan
  • Serie: Fairfax 2
  • Reseña de: Shail

Puntuación

0.0/5 rating (0 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

En el año 1156, sir Roger Foliot, mandatario de una pequeña aldea de Oxfordshire, tiene aterrorizados a vasallos y vecinos por su crueldad con las mujeres y su deseo diabólico y enfermizo. Constance, una joven y bella campesina, harta de buscar protección en brazos de ancianos y párrocos, decide escapar hacia la libertad y dejar atrás la servidumbre que su pobre condición social y sexo le acarrean. Valerosa y dispuesta, el destino la lleva a pedir amparo a Rainulf Fairfax, un casto profesor y sacerdote de Oxford, quien le ofrece su ayuda y hospitalidad. Entre ellos pronto nacerá la amistad, pero también una pasión prohibida, un amor imposible que desbocará sus corazones hasta sus últimas consecuencias.

Patricia Ryan, la reina del romance medieval, nos ofrece tras El hechizo del halcón, un fiel relato histórico, magistralmente elegante y de gran riqueza en detalles.

Valoración personal

La joven campesina Constance Smith desea ser libre pero sir Roger Foliot la desea en su cama así que no le queda más remedio que casarse con un hombre que la proteja. Cuando se queda sola y ante el peligro del odioso Roger decide huir a Oxford una bulliciosa y activa ciudad de estudiantes. Allí se quedará con Rainufl Fairfax un atractivo profesor que no desea nada de ella más que protegerla. Rainufl desea hacerse con la cancillería de la universidad y para ello deberá ser fiel a unos votos que incluye la castidad, pero tener a Constance  a su lado hace que se plantee todo lo que desea en la vida.

El cielo y la tierra de Patricia Ryan es un libro con un argumento de lo más singular. No están los típicos protagonistas medievales ya que ella es una campesina y él un simple profesor de ética, aunque sea primo de la reina Leonor.

Constance es una joven hermosa que se vio obligada a casarse a los dieciséis años con un hombre mayor porque el señor del lugar, sir Roger Foliot se había fijado en ella. Y eso era malo, muy malo porque sir Roger trata cruelmente a sus amantes, usas la violencia con ellas y algunas ni siquiera sobreviven. Cuando su marido muere, se ve obligada a buscar protección y por eso acude al cura del pueblo. Y allí otra vez debe entregar su cuerpo convirtiéndose en la barragana de otro anciano. Su vida es bastante pacífica, con el sacerdote aprende muchísimo y descubre que tiene un don para pintar hermosos manuscritos. Por desgracia hay una brote de escarlatina y el anciano muere y la deja a ella otra vez sola. Incapaz de soportar más su situación se marcha a Oxford y allí se disfraza como un muchacho bajo la protección de Rainufl, un antiguo sacerdote que la cuidó cuando ella estaba enferma.

Constance, o Corliss  es una joven muy sagaz, con toque alegre y descuidado. Es un personaje interesante aunque un poco irreal. Es decir, me cuesta creer que una joven campesina sin educación ni nada pase en unos cuantos años a hablar varios idiomas, la leer con precisión, a dibujar con maestría y a comportarse como una dama. La autora la ha pulido en exceso lo que le resta algo de encanto primitivo.

Rainufl por su parte es un antiguo sacerdote, dejó los hábitos porque sufre una crisis de fe. Dejó su Francia natal para dar clases en Oxford pero allí siente que no sirve para enseñar así que se empeña en ser el nuevo canciller de la joven universidad. Y para logarlo debe ser lo más puro e impoluto posible así que nada de mujeres. Si ha estado once años, los que duraron su estancia en la Iglesia, sin mujeres puede seguir haciéndolo más tiempo. Es un personaje muy interesante, una mezcla peculiar de guerrero (luchó en la Guerra Santa), profesor (es todo un erudito), jefe (pone orden en la ciudad), amigo (protege a los más necesitados) y por fin amante (puede que haya estado sin una mujer durante años pero no ha olvidado nada de sus años de correrías)

La relación entre ellos está muy bien porque cada uno quiere «más o menos» que lo dejen en paz. Corliss se siente atraída por el profesor pero no quiere volver a dejar su cuerpo a los deseos de un hombre solo por conseguir seguridad. Ella quiere valerse por sí misma, y está segura de que es lo bastante inteligente para lograrlo.  Ranufl también se siente atraído por la joven pero tienen un plan, un objetivo y no quiere renunciar a él, aunque los celos por las atenciones que recibe Corliss le quemen por dentro.

Me han gustado como pareja, porque aprenden uno del otro. Ella a ver el amor como algo más que un intercambio de favores, y él porque con ella recupera su fe perdida.

Además de la historia de amor está todo el problema de sir Rogers, un ser despreciable que ha mandado a un asesino sicópata detrás de Corliss para que la busque y se la traiga. Es Piaget un ser sin escrúpulos muy aficionado a los cuchillos y que sabe disfrazarse muy bien. No sabemos hasta el final quién puede ser este hombre: el mendigo, un estudiante, el doctor, o un desconocido que todavía no ha aparecido. Me ha gustado esta trama de intriga que compagina muy bien con la historia de amor principal.

Además de estos dos personajes contamos con varios secundarios muy interesantes. Aparecen los protagonistas de la novela anterior, ya que esta es la segunda entrega de la serie de los hermanso Fairfax, son su hermana y su cuñado que fue amigo de prisión del protagonista. Está un joven caballero que desea el amor de Corliss. Algunos estudiantes que comen gratis siempre que pueden. Una ama de llaves muy discreta. Una joven damisela que se medio enamora de Corliss cuando es un muchacho. Un grupo variopinto que da más realismo a la historia.

La única pega que le pongo es que nunca me termino de creer que una mujer se pueda hacer pasar por hombre de un modo tan fácil. No es cuestión de quitarse el vestido, cortarse el pelo y listo. Ya es un muchacho. Cuando vas por la calle te encuentras a chicas así vestidas y nunca las confundes con hombres. Ni siquiera te planteas que sea una mujer hombruna. Pensar que con ponerse uno pantalón la historia está resulta me parece demasiado fácil. Además en estas novelas la protagonista tiene unos rasgos delicados y sensuales que no pegan para nada con el personaje que pretende ser, va con por ahí con la cara limpia y reluciente. Supongo que será como lo de Superman que con las gafas ya es Clark Kent.  

A parte de este pequeño detalle es un libro que me ha gustado mucho, tiene este toque justo de intriga que te atrapa desde el comienzo, y pese a que Corliss en algún que otro momento puede llegar a ser un tanto repelente y prepontente la novela se lee con verdadero placer.